PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos: reelegido como miembro en el Consejo de Paz de la Unión Africana

En la 40ª sesión del Consejo Ejecutivo el reino alauí ha vuelto a ser elegido con una votación de dos tercios, reafirmando así su presencia como país comprometido con la paz
africa-union-africana

PHOTO/AP  -   Sesión de Cumbre de la Unión Africana (UA) en la sede de Addis Abeba

Marruecos volverá a formar parte del Consejo de Paz y Seguridad, el órgano supremo encargado de la toma de decisiones de la Unión Africana. En la sesión de votación del Consejo Ejecutivo, el reino alauí obtuvo dos tercios de los votos convirtiéndose, de esta forma, en miembro del consejo por un nuevo periodo de tres años. 
Esta decisión confirma la confianza puesta sobre Rabat entre sus pares africanos, una confianza con la que se tratara de trabajar de forma conjunta para seguir construyendo los pasos a favor de “la paz y la estabilidad”.

Además, esta segunda reelección evidencia la creciente influencia que esta protagonizando Marruecos en el continente africano como potencia regional en ámbitos muy significativos como es el diplomático. Desde que Marruecos fuese elegido en el mismo Consejo en el año 2018, el reino alauí ha fomentado una ardua diplomacia con países como Israel, fruto de los Acuerdos de Abraham, además de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y países latinoamericanos. 

acuerdo-israel-marruecos
FOTO/ Archivo - Acuerdo de cooperación entre Israel y Marruecos 

Asimismo, la reelección demuestra el papel de Marruecos como país comprometido con los principales desafíos que encara ahora el continente africano: la lucha contra el cambio climático, la lucha antiterrorista, el extremismo violento y la resolución pacifica de los conflictos.

Esta sesión se ha producido en el marco de la 40ª sesión ordinaria del consejo ejecutivo, en la sede en Addis Abeba, la capital de Etiopía. Como representación de la delegación marroquí, el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, encabezó la representación del reino y recordó la contribución de Marruecos a “la mejora de los métodos de trabajo y al establecimiento de buenas prácticas”. 

nasser-bourita-marruecos
AFP/FADEL SENNA  -   Nasser Bourita, Ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos

Junto a esto, durante el desarrollo de la sesión, Marruecos recordó su firme compromiso con la erradicación de la pandemia de la COVID-19. Bourita reafirmó su papel en consonancia con el “principio de solidaridad activa”.

En esta línea, el ministro afirmó la ambición marroquí por “crear una África integrada y una visión colectiva a todos los niveles, incluido el político y el económico. Una África unida y solidaria”. Como consecuencia de la pandemia, Bourita señaló que la COVID ha evidenciado que "sin seguridad sanitaria no hay seguridad mundial" lo que conlleva que “todos los sectores estén en peligro”. 

marruecos-vacunacion
FOTO/ Archivo - Vacunación en Marruecos

Así, reafirmó el apoyo de Marruecos “al Centro de Control y Prevención de Enfermedades de la Unión Africana (CDC Afrique)” y elogió “el enorme trabajo realizado por el Equipo de Trabajo para la Adquisición de Vacunas en África (AVATT) para conseguir millones de dosis de vacunas para nuestro continente”.

Para finalizar subrayó la responsabilidad de la Unión Africana por “desarrollar una visión común” y por “interactuar con sus socios para alcanzar los desafíos socioeconómicos generados por la pandemia”.

Una herramienta para la resolución de conflictos

Marruecos junto con otros 14 miembros y como nuevos integrantes del Consejo de Paz, tendrán la misión de promover tanto la prevención como la resolución y la gestión de los conflictos actuales que asolan a algunos países africanos. 

campamento-camerun-refugiados
AP/ANDREW HARNIK  -   Campamento de refugiados de Minawao en el norte de Camerún

De esta forma, el Consejo tendrá como fin tratar de aportar soluciones en un contexto en el cual el continente está siendo golpeado por diferentes episodios violentos, entre los que se encuentras una sucesión de golpe de Estados que han inestabilizado la seguridad regional. Es el caso de Estados como Guinea Conakri, Níger, Burkina Faso, Sudán y el más reciente en Guinea Bissau.

Además de estos episodios violentos, el Consejo deberá afrontar una serie de desafíos que han surgido como consecuencia de la inestabilidad. La pobreza, la crisis humanitaria, el terrorismo, el desafío medioambiental y la inestabilidad política son temas que estarán sobre la mesa del Consejo y que este deberá abordar con el fin de preservar la paz en un momento convulso y desafiante.