Marruecos registra por primera vez más de 100 millones de pagos electrónicos

El director del CMI afirma que el comercio electrónico está en auge en el país magrebí
Tarjetas de crédito de Mastercard Inc

PHOTO/REUTERS  -   Tarjetas de crédito de Mastercard Inc

El Centro Monetario Marroquí (CMI) ha anunciado que se han batido récords en Marruecos. Ismail Bellali, director general del centro, ha afirmado que se registró hace unos días, y por primera vez en la historia del país alauí, más de 100 millones de pagos por vía electrónica. Bellali afirmó que estos pagos se han realizado a través de tarjetas bancarias marroquíes y extranjeras. Además, la mayoría de estos se han realizado a través de sitios webs de negocios que están en línea con el CMI. 

Este hecho es una muy buena noticia para el Reino, que puede ayudar a atraer más comerciantes y clientes que pueden utilizar este comercio electrónico para la realización de transacciones, compras y demás movimientos bancarios, de una manera y muy segura. 

La actividad de pagar por internet y usar, primordialmente, la tarjeta de crédito o débito ha experimentado un notable crecimiento en 2021 y 2020 en comparación con otros años. El Centro Interbancario de Banca Electrónica afirma que durante 2020 ha habido un incremento de más del 19% en el número de operaciones, llegando a lograr hasta 325 millones. Por otra parte, se ha recaudado 275.000 millones de dirhams gracias a estas operaciones. 

Tarjeta de crédito
PHOTO/ARCHIVO - Tarjeta de crédito

La actividad de pagar por medio de tarjetas y el comercio en internet ha crecido de manera muy fuerte en la nación. El CMI señala que “hemos pasado así de un ratio contactless del 9,2% en número y del 3,7% en importe durante el periodo de los 9 primeros meses de 2020, a una tasa del 32,5% en número y del 15% en importe, durante el periodo de los 9 primeros meses de 2021”. También el mismo informe afirma que “el número de tarjetas bancarias emitidas por emisores marroquíes ha superado el umbral de 18 millones de tarjetas bancarias en circulación, incluidas casi 10 millones de tarjetas con funcionalidad sin contacto”

Desde que empezó la pandemia en marzo de 2020, el uso de tarjetas como pago ha crecido notablemente, tanto que incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó usar este método para evitar la manipulación de dinero y así, frenar las posibles transmisiones de coronavirus. Por ende, los comercios se han tenido que adaptar a esta nueva manera de pagar, además de afirmar que ya se puede pagar cualquier cosa si dispones de un móvil o una tarjeta. Este hecho también ha obligado a que las personas utilicen la vía de internet para realizar sus compras, incluso a los que no se fiaban. La compra vía internet también ofrece una inmediatez y seguridad en los pedidos, que ha obligado a que los usuarios utilicen esta forma, aparte de la comodidad que significa no tener que trasladarse para realizar una compra. Durante el confinamiento, y a nivel mundial, creció la compra de productos frescos de forma online, sobretodo en los meses de confinamiento. Además, las empresas y los empresarios han visto esta oportunidad para hacer una nueva forma de negocio que ya hace que incluso haya tiendas online a través de la red social de WhatsApp y puedas comprar algo a través de un mensaje o de una llamada.

Tarjetas de crédito Visa
AP/JENNY KANE - Tarjetas de crédito Visa

“Las circunstancias de la pandemia han llevado a las personas y a comerciantes a adoptar este método de pago más rápido de lo que hubiera sido en tiempos normales sin una pandemia. La crisis sanitaria ha tenido, por tanto, el efecto de un acelerador. A menudo, cuando los clientes quieren pagar en una tienda, encontramos que los comerciantes preguntan regularmente si la tarjeta de crédito tiene este método de pago”, afirmó Ismail Bellali. 

Este también afirma que este hábito se va a quedar para siempre, ya además de la pandemia por los nuevos avances tecnológicos y ha señalado que se alcanzará una tasa de entre el 80 al 85% por medio de pago contactless en un futuro cercano. 

Por último, el CMI señala que este tipo de pagos se distribuyen en sectores básicos de la sociedad y afirman que los que más tienen actividad son la distribución masiva, con un 25,2%, el sector de la ropa, que acumula un 10,6%; el de los hoteles que tiene un 7,2%; estaciones con un 7%; restaurantes en los que el 6,2% paga con tarjeta, entre otros.