Marruecos se convierte en el líder africano del ensamblaje de vehículos

 -  

Por Dunia Gattiui
Foto: Marruecos se ha convertido en el segundo productor de vehículos del continente africano después de África del Sur. 
 
Marruecos se ha convertido en el líder africano del ensamblaje de vehículos. Después de África del Sur, Marruecos es la segunda plataforma africana de producción de vehículos. Según previsiones optimistas, en 2017, Marruecos ocupará el puesto número 19 en el ranking mundial de la industria de la automoción. Estará más o menos situado al mismo nivel que potencias emergentes como Turquía, Brasil, México y Argentina o que  un país de la Unión Europea (UE) como Rumanía, según un estudio  realizado por el Oxford Business Group (OBG). Este estudio muestra que la industria del automóvil en Marruecos ha registrado un progreso considerable en los últimos dos  años, sobre todo desde la entrada en producción de la planta de Renault en Tánger, en 2012. La primera empresa automovilística francesa, que se alió con la japonesa Nissan, produce 340.000 vehículos al año en las plantas de Tánger y Casablanca. Las exportaciones marroquíes en el sector del automóvil crecieron un 23% en 2013, frente a un 14,2% en 2012, y el volumen de negocio superó los 3.000 millones de euros. El automóvil representa el 13,6% de las exportaciones marroquíes. Con sus fábricas de Casablanca y Tánger,  Renault domina el mercado del automóvil en Marruecos. En 2013, con 47.000 vehículos vendidos,  Renault consiguió una cuota de mercado en Marruecos  del 39%.
 
Nuevos mercados
El gran problema de la industria del automóvil en Marruecos es encontrar nuevos mercados internacionales, porque el nacional no es suficiente para los negocios. En este sentido, Renault-Marruecos tiene una cartera de pedidos orientada hacia el exterior y los responsables de la multinacional francesa en el país magrebí apuestan claramente por los acuerdos de asociación y libre comercio que Rabat firmó desde 2005 con otros Estados de la región, como Túnez, Egipto y Jordania. El mercado argelino también es atractivo para Renault, y por eso los responsables de la compañía abogan por la apertura de la frontera terrestre entre Marruecos y Argelia. Renault tiene una fábrica de ensamblaje de vehículos en la ciudad argelina de Orán cuyo nivel de producción es menor que el de la planta de Tánger. Por otra parte, en Túnez, las industrias mecánicas y eléctricas sufrieron una caída drástica de sus inversiones en el primer semestre del año 2014. Las empresas que más sufrieron esta caída son las que dirigen su producción a la exportación. Según datos de la Agencia de Promoción de la Industria y la Innovación (API) publicados por la web ‘African Manager’, las inversiones en los citados sectores industriales registraron una caída del 33,4%. La caída para las empresas exportadoras fue del 54,2%. En el caso de las industrias agroalimentarias exportadoras, la caída alcanzó el 51,3% y en el textil, el 37,6%.