Marruecos se prepara para inaugurar el Gran Teatro de Rabat

Será el mayor teatro del mundo árabe y de África, añadiendo una nueva dimensión a la capital oficial de Marruecos
El Gran Teatro de Rabat está situado a orillas del río Bouregreg en Marruecos

PHOTO/Zaha Hadid Architects  -   El Gran Teatro de Rabat está situado a orillas del río Bouregreg en Marruecos

El teatro forma parte del Proyecto de Desarrollo del Valle de Bouregreg iniciado por el rey Mohammed VI en enero de 2006 como un ambicioso programa nacional de desarrollo cultural para la reinvención artística y cultural. Cercano a las inmediaciones del Mausoleo de Mohammed V y de la Torre Hassan, su objetivo es transformar el paisaje urbano a ambos lados del río Bouregreg. Con 47.000 metros cuadrados, será el mayor teatro del mundo árabe y de África.  

Diseñado por la famosa arquitecta iraquí Zaha Hadid, una de las principales figuras del urbanismo contemporáneo, y continuado tras su muerte, por el gran arquitecto marroquí Omar Alaoui, este edificio de diseño futurista está dotado de infraestructuras de calidad que darán cabida a un gran número de personas, de eventos culturales y artísticos. Concebido para fomentar todas las formas de expresión creativa, tanto las que están en armonía con el patrimonio secular de la ciudad de Rabat como las que están en consonancia con el gusto moderno, en sus muchos y variados estilos y géneros. 

El equipo del proyecto lo compara con una isla flotante. "La arquitectura de Zaha Hadid es fluida, orgánica…ella quería dar la impresión de que surge directamente del suelo y se integra en el sitio. Con este espíritu hemos creado estanques de agua alrededor del teatro", comenta Omar Alaoui, arquitecto asociado del proyecto. "Nos inspiramos en los teatros antiguos, al estilo italiano, aunque la arquitectura de la GTR es muy moderna. Al construirlo verticalmente, queríamos que los espectadores estuvieran lo más cerca posible del escenario", explica Omar Alaoui. 

El audiorio principal
PHOTO/Zaha Hadid Architects - El auditorio principal

El proyecto de construcción de esta obra, que se inscribe en la política de dotar a las distintas ciudades del Reino de infraestructuras culturales, refleja la voluntad real de dotar a Rabat de un teatro que elevará a esta ciudad al rango de las grandes metrópolis del mundo. Este proyecto quiere otorgar un lugar destacado a la cultura, en particular reafirmando el compromiso de los poderes públicos de prestar, por los medios adecuados, su apoyo al desarrollo de la creación cultural y artística, y de ampliar y generalizar la participación de los jóvenes en el desarrollo cultural y facilitar su acceso a la cultura, creando al mismo tiempo condiciones propicias para el pleno despliegue de su potencial creativo.

El Gran Teatro de Rabat tiene por objeto aportar una nueva vida cultural a la ciudad e incluye una sección dedicada a la revitalización artística y al entretenimiento que acogerá los principales acontecimientos artísticos y culturales nacionales e internacionales. El espacio acogerá representaciones teatrales y espectáculos de ópera en su gran sala de 2.000 plazas, que cuenta con servicios audiovisuales de última generación. Incluirá un gran teatro al aire libre que se espera que acoja a 7.000 visitantes para festivales, actividades culturales y artísticas. También incluirá una segunda sala con unos 520 asientos, además de una serie de servicios especiales y equipos externos como aparcamiento para coches, espacios verdes, un restaurante con vistas panorámicas, tiendas, cafeterías y una librería.

El Gran Teatro de Rabat forma parte de una generación de grandes teatros que surgieron por primera vez con la inauguración del Teatro Mohammed VI en julio de 2014 en Oujda
PHOTO/Zaha Hadid Architects - El Gran Teatro de Rabat forma parte de una generación de grandes teatros que surgieron por primera vez con la inauguración del Teatro Mohammed VI en julio de 2014 en Oujda

El Gran Teatro de Rabat forma parte de una generación de grandes teatros que surgió por primera vez con la inauguración del Teatro Mohammed VI en julio de 2014 en Oujda. Además del Gran Teatro de Rabat y del Teatro Mohammed VI, se encuentran el Gran Teatro de Casablanca, el complejo cultural de Fez y el complejo cultural de Tánger. Todos estos espacios se crearon como parte de los esfuerzos de Marruecos para poner de relieve el papel de la cultura en el logro del desarrollo.

El Gran Teatro de Rabat, que promete así ser un nuevo icono cultural, constituirá sin duda alguna un hito arquitectónico y urbanístico a escala internacional, sobre todo porque este proyecto se beneficia de una situación geográfica notable que combina una historia prestigiosa y un paisaje excepcional con monumentos que atestiguan el pasado glorioso de las ciudades gemelas de Rabat y Salé.