Marruecos supera los cuatro millones de vacunados

El país norteafricano avanza en la campaña de vacunación y toma medidas para evitar las nuevas variantes
Una mujer con una mascarilla para evitar la propagación del coronavirus pasa por delante de un vivac donde se realizan ensayos clínicos de vacunas contra el covid-19, en Rabat, Marruecos

PHOTO/AP  -   Una mujer con una mascarilla para evitar la propagación del coronavirus, en Rabat, Marruecos

La campaña de vacunación frente a la COVID-19 de Marruecos cuenta con más de cuatro millones de vacunados desde su comienzo a finales de enero, según anunció el Ministerio de Salud el martes. Las vacunas administradas son AstraZeneca y la vacuna china Sinopharm, aunque según fuentes locales, el país pretende ampliar el suministro con la nueva vacuna estadounidense Johnson & Johnson, y la vacuna rusa, Sputnik V. El objetivo de esta campaña es inmunizar a los mayores de 18 años, alrededor de 25 millones de personas, “con el fin de volver gradualmente a la vida normal”. Desde el inicio de la campaña y al igual que en otros países, se han establecido grupos prioritarios para la vacunación: las personas mayores de 65 años, el personal sanitario, la Policía y los docentes.

Un trabajador médico sostiene un frasco de la vacuna británica-sueca AstraZeneca/Oxford AFP/MIGUEL MEDINA
AFP/MIGUEL MEDINA-Una trabajadora médica sostiene un frasco de la vacuna británica-sueca AstraZeneca/Oxford

A principios de febrero Marruecos ya registraba más de un millón de personas, en concreto 1.112.103, con la primera dosis de la vacuna administrada, de esta forma se convirtió en el país de África más avanzado en la campaña de vacunación.

En cuanto a las medidas adoptadas, Marruecos prorrogará el estado de alarma vigente desde marzo de 2020, hasta el 10 de abril, y el toque de queda nocturno hasta mediados de marzo. El cierre de cafés, y comercios está establecido a las 20h y el toque de queda nocturno desde las 21h hasta las 6h, salvo casos excepcionales. Las fronteras del país siguen cerradas, aunque operan vuelos regulares. Aun así, el país ha adoptado diversas nuevas medidas para evitar la nueva variante de la COVID-19, que suponen la cancelación de vuelos con Grecia, Líbano, Kuwait, Finlandia, Noruega y Polonia. Pueden ingresar en el país los ciudadanos del país, las personas extranjeras residentes en el país, personas por motivos comerciales con invitación de empresas marroquíes, u otros viajeros que presenten reserva de hotel. Además, todas las personas excepto menores de 11 años tendrán que presentar una prueba PCR negativa efectuada 72 horas antes.

Una enfermera marroquí administra la vacuna Oxford AstraZeneca COVID-19 a un trabajador sanitario, en el segundo día de la campaña de vacunación, en el Hospital Cheikh Khalifa en Casablanca, Marruecos, el 30 de enero de 2021 PHOTO/AP
PHOTO/AP-Un médico sostiene un paquete de vacunas Sputnik V

Desde el primer caso reportado en marzo de 2020 Marruecos suma un total de 486.833 contagios registrados, incluidas 8.695 muertes, según los datos registrados en el boletín diario del Ministerio. Los últimos datos registrados el 9 de marzo recogen un total de 508 nuevos casos y 12 muertes.

La crisis provocada por la pandemia también está golpeando a la economía del reino alauí. Así, se incrementó la tasa de paro en 2020 hasta un 11,9 %, frente al 9,2 % de 2019. Una crisis que se ha visto agravada por varias temporadas de sequía en el país que afectan a distintos sectores.