Marruecos suspende todas las celebraciones previstas para la Fiesta del Trono por el coronavirus

Los actos que reemplazarán a las festividades tradicionales serán un discurso que dirigirá el rey Mohammed VI al pueblo alauí el 29 de julio y una recepción oficial
Fotografía de archivo. El Rey Mohammed VI, preside una recepción en Tánger con motivo del Día del Trono, el 30 de julio de 2019

PHOTO/MAP  -   Fotografía de archivo. El Rey Mohammed VI, preside una recepción en Tánger con motivo del Día del Trono, el 30 de julio de 2019

El Ministerio de la Casa Real, del Protocolo y de la Cancillería ha anunciado que se ha decidido aplazar “todas las actividades, festividades y ceremonias previstas con motivo de la celebración del 21º aniversario de la accesión de Su Majestad el Rey Mohammed VI, que Dios Le asista, al Trono de Sus Gloriosos Antepasados”, por la situación generada por la pandemia de la COVID-19 en el país, con significativos rebrotes que han obligado a las autoridades a volver a confinar importantes núcleos de población, como la ciudad de Tánger, con un millón de habitantes. Hasta la fecha, el Reino ha registrado 16.181 contagios, 258 muertes y 13.666 pacientes recuperados, de acuerdo con Worldometers, organización encargada de la evolución de la pandemia en todo el mundo.

Según ha informado la agencia marroquí de prensa, MAP, “en este contexto, se decidió aplazar la ceremonia de recepción que preside SM el Rey en esta gloriosa ocasión, la ceremonia de prestación de juramento de los oficiales graduados en las diferentes escuelas e institutos militares, paramilitares y civiles, la ceremonia de pleitesía a Amir Al Muminin, que Dios Le preserve, la procesión de antorchas organizada por la Guardia Real, así como todos los desfiles y eventos a los que tradicionalmente asiste un gran número de ciudadanos”.

Los actos que reemplazarán a las festividades tradicionales serán un discurso que dirigirá el rey Mohammed VI al pueblo alauí el 29 de julio a las 21:00 hora local, y que será retransmitido por la radio y por la televisión; y una recepción que tendrá lugar el 30 de julio y que será presidida por el monarca a título simbólico. 

Esta celebración de carácter anual conmemora la entronización del soberano reinante. En la actualidad, este evento se produce cada 30 de julio, fecha en la que el actual rey, Mohamed VI, accedió al reinado. La primera fiesta de este tipo se celebró el 18 de noviembre de 1933 durante el sexto año del reinado del tatarabuelo del actual rey, el sultán Mohamed Yüsuf. Un año después los franceses permitieron la celebración de esta festividad, que se ha convertido en un símbolo de los lazos emocionales que unen a la monarquía y su pueblo. 

Es la primera vez en el reinado de Mohamed VI que se suspende la Fiesta del Trono. No obstante, no es la única medida adoptada para evitar la propagación del coronavirus, ya que, desde el comienzo de la pandemia, el Reino ha tenido que tomar una serie de medidas como el cierre de todas las mezquitas del país.  

El monarca fue operado el pasado mes de junio del corazón “con un completo éxito”, según un comunicado emitido por su equipo medico y la agencia MAP. El rey se tuvo que someter a esta operación tras sufrir una recaída en la arritmia que padece al menos desde 2018. La intervención consistió en una “ablación complementaria por radiofrecuencia” que logró “una restauración del ritmo cardíaco normal”, según la nota oficial. La Fiesta del Trono iba a ser la primera aparición en público de Mohamed VI después de haber sido operado. Sin embargo, la pandemia provocada por el coronavirus ha obligado al monarca a atrasar este momento y a celebrar su aniversario en el trono a través de un discurso televisado. 

Además de cancelar este tipo de eventos multitudinarios, el ministerio de Interior de Marruecos ha ordenado este miércoles el cierre temporal de más de 500 fábricas por no cumplir con las medidas sanitarias impuestas por el Ejecutivo para reducir el impacto de la COVID-19.