Marruecos: un país cada día más africanista

El reino marroquí recibe cada vez más apoyos en la cuestión del Sáhara Occidental
Sáhara

 -   Sáhara

Durante esta pasada semana, se han producido varios acontecimientos que suponen un acercamiento sin precedentes entre Marruecos y varios países africanos, así como una victoria diplomática con respecto a la soberanía del Sáhara Occidental. En primer lugar, se han inaugurado esta semana tres Embajadas africanas en Marruecos, la de Las Comoras, Eswatini (antigua Suazilandia) y Zambia.

En segundo lugar, se han firmado varios acuerdos con países africanos, seis acuerdos de cooperación con Chad, cuatro acuerdos de cooperación con Malawi y tres acuerdos con la República Centroafricana. El contenido de los acuerdos varía de pendiendo del país, pero en los tres casos los acuerdos de cooperación tienen el objetivo de fortalecer las relaciones en distintos sectores, cruciales para los países africanos, como son la economía, la agricultura, el turismo, la energía y la ciencia. El caso de Malawi es destacable ya que hasta hace dos años este país reconocía al Frente Polisario como la autoridad del Sáhara Occidental, siguiendo las dinámicas de Sudáfrica, y ahora apoya claramente la soberanía marroquí del Sáhara.

En tercer lugar, se han inaugurado también esta semana tres Consulados Generales en Dajla (Sáhara), el de Burkina Faso, el de Guinea Bissau y el de Guinea Ecuatorial y dos en El Aaiún, el de Eswatini y el de Zambia. A estos Consulados se le suman una serie de representaciones diplomáticas que se han abierto también durante este último año en el Sáhara Occidental: el Consulado de Gambia (7 de enero), Guinea Conakry (17 de enero), Yibuti (28 de febrero) y Liberia (12 de marzo) también en Dajla y los Consulados abiertos por Las Comoras, que fue el primero oficial en diciembre del año pasado, Gabón (17 de enero), la República Centroafricana (23 de enero), Santo Tomé y Príncipe (23 de enero), Costa de Marfil (18 de febrero) y Burundi (28 de febrero) en El Aaiún. Estos quince consulados africanos abiertos este último año en estas dos ciudades demuestran el apoyo a Marruecos en la cuestión del Sáhara Occidental. A esta lista de países hay que añadir Senegal, que fue uno de los primeros países en abrir un Consulado en territorio del Sáhara, aunque dicho Consulado es honorario, por lo que es un gesto diplomático y no ejerce las funciones de consulado. 

Estos acercamientos diplomáticos demuestran lo lejos que queda la mala relación de Marruecos con los países de la Unión Africana antes de su reintegración en 2017. Es necesario recordar también que la República Árabe Saḥariana Democrática está reconocida como Estado miembro de la Unión Africana, por lo que el hecho de que 16 países hayan abierto un Consulado ante Marruecos en el territorio del Sáhara es un cambio importante en el comportamiento de estos países africanos. A pesar de las quejas de Argelia cada vez que se ha abierto un consulado en el territorio disputado del Sáhara, no ha tenido ninguna repercusión a nivel internacional, a pesar de que, según Argelia, estas decisiones suponen una violación de las decisiones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General de Naciones Unidas. El otro país que tradicionalmente ha apoyado al Frente Polisario aparte de Argelia ha sido Sudáfrica. Durante estos meses de discusión en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Sudáfrica como miembro no permanente ha insistido enormemente para que en la resolución que va a salir el miércoles 28 de octubre sobre el conflicto del Sáhara Occidental, se incluya la exigencia de un referéndum de autodeterminación. A la víspera de la resolución sobre el Sáhara Occidental, no parece probable que se vaya a incluir esa cláusula. 

El objetivo principal de la resolución que se adoptará mañana es la renovación de la Misión de Naciones Unidas (MINURSO), y las especificidades de sus capacidades y limitaciones, no resolver el conflicto del Sáhara Occidental. En la resolución se adoptará igualmente el informe de António Guterres sobre la situación del Sáhara, y se incidirá al igual que en las otras resoluciones a que las partes alcancen una solución pacífica. Aun así, el hecho de que cada día haya más países africanos que apoyen la “marrocanidad” del Sáhara, con los gestos diplomáticos previamente mencionados, supone una victoria más para Marruecos, que cuenta con la mayoría de los apoyos internacionales. Además de Sudáfrica, el Frente Polisario sigue contando con el reconocimiento de varios países africanos, entre ellos, Nigeria, Zimbabue, Botsuana, Angola, Sierra Leona y Namibia. Los reconocimientos, sin embargo, cada año disminuyen, siendo el último en dejar de recocer al Frente Polisario, el Reino de Lesoto en diciembre de 2019. Por otro lado, desde 2011 no ha habido ningún país que haya anunciado el reconocimiento.