Marruecos vuelve a confinar tres ciudades tras el aumento de casos de la COVID-19

Tánger, Asilah y Fez son las urbes afectadas
Oficiales de la Policía patrullan en Marruecos en plena pandemia del coronavirus

REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL  -   Oficiales de la Policía patrullan en Marruecos en plena pandemia del coronavirus

El Gobierno de Marruecos ordenó la vuelta al confinamiento a partir de mañana miércoles de las ciudades de Tánger, Asilah y Fez (en el norte y sur del país), tras un rebrote de los casos de la COVID-19.

En un comunicado conjunto del Ministerio de Interior y Sanidad, estas restricciones se tomaron tras registrar "un número creciente" en el número de contagios y de fallecidos.

Las nuevas medidas implican la prohibición de aglomeraciones en estas ciudades, el cierre de las playas, los parques, las salas de juego y gimnasios, así como reducir la capacidad del transporte público a un 50%.

Se cerrarán también a partir de las 22.00 horas todos los comercios de proximidad, cafés y restaurantes; también será obligatorio disponer de un permiso excepcional para desplazarse desde o hacia las tres ciudades.

Ante el aumento de casos en Fez (que ha registrado 140 casos en los últimos 24 horas) las autoridades sanitarias han decidido establecer un hospital de campaña con una capacidad de 1.200 camas.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad, se han registrado un total de 1.021 de nuevos contagios en los pasados 24 horas en todo el país, y 16 nuevos fallecidos.

El número acumulado de casos se ha situado en 27.217, entre los que hay 417 muertos; con una incidencia de 75 casos por 100.000 habitantes.