Marruecos y Argelia protagonizan una carrera armamentística ante el aumento de las tensiones

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, viaja a Marruecos siendo este el primer viaje histórico que se produce entre los dos países en este sector
paso-frontera-argelia-marruecos

PHOTO/ARCHIVO  -   Paso fronterizo entre Argelia y Marruecos

El Norte de África se rearma. Las tensiones desencadenadas por Argelia tras anunciar la ruptura diplomática unilateral con Marruecos han elevado la tensión en la zona y han propiciado que estos dos países hayan comenzado una carrera armamentística. A pesar de que el reino alauí quiere mantenerse alejado de cualquier posible conflicto, los continuos encuentros entre Argelia y Rusia, junto con las operaciones militares ejecutadas de manera conjunta, han hecho que Marruecos reaccione.

Si bien Argelia ha tomado parte en la participación de distintas operaciones con Rusia, sobre todo tras la inminente retirada de las tropas francesas en Malí, ahora Marruecos quiere aprovecharse de la buena relación que mantiene con Estados Unidos para trabajar y fortalecer su defensa. En esta estrategia Marruecos pretende adquirir el sistema de misiles tierra-aire estadounidense, el MIM-104 Patriot, con el objetivo de defender enclaves estratégicos del país. 

sistema-patriot-estados-unidos
PHOTO/AP  -   Sistema de defensa de misiles Patriot de EEUU

Además de la adquisición de este tipo de misiles y sirviéndose de las relaciones que actualmente Marruecos está construyendo con Israel, Rabat se ha interesado por una posible compra del sistema de defensa israelí, el Iron Dome. De hecho, el ministro israelí de Defensa, Benny Gantz, ha viajado a Rabat para reunirse con su homólogo marroquí, siendo esta la primera visita de un ministro de Defensa israelí al reino.

De acuerdo con fuentes diplomáticas recogidas por AFP el fin de la visita responde a la necesidad de “establecer la piedra angular de las futuras relaciones de seguridad entre Israel y Marruecos”. Con este encuentro se espera que ambos firmen un acuerdo con el que se pretende demostrar el cambio de paradigma actual ya que según las fuentes “hasta ahora había algo de cooperación, pero aquí realmente la vamos a formalizar”, siendo esta “una declaración pública de nuestro compromiso de establecer relaciones a largo plazo”. 

ministro-defensa-israel-benny-gantz
PHOTO/ABRIR SULTAN/REUTERS - El Ministro de Defensa israelí Benny Gantz

Con esta reunión se espera que se efectúe la adquisición del sistema Dome, un sistema que se exhibió en la Exposición y Conferencia Internacional de Defensa (IFEX). Esta estructura defensiva no sólo ha sido demandada por Marruecos ya que un total de 27 países, entre los que también estarían incluidos Emiratos Árabes, también han expresado sus deseos por adquirirlo.

La construcción de las relaciones diplomáticas entre Israel y Marruecos se remonta a la década de los 90 cuando el entonces rey de Marruecos, Hassan II, decidió estrechar los lazos con Tel Aviv como un instrumento para la estabilización del país y de su seguridad. Marruecos cuenta con una importante comunidad sefardí y siguen siendo influyentes en el país lo que propició el comienzo de una construcción diplomática. Sin embargo, con el estallido de la segunda intifada a principios del 2000, Marruecos puso fin al acercamiento con Israel. 

vuelo-israel-marruecos
PHOTO/ ARCHIVO- Vuelo directo entre Israel y Marruecos

Casi 20 años han transcurrido hasta que hemos podido presenciar un nuevo acercamiento entre los dos países tras la firma de los Acuerdos de Abraham. Este pacto daba inicio un proceso de normalización de las relaciones entre países árabes como Emiratos Árabes Unidos, con Israel, un acercamiento histórico que trató de aparcar las diferencias culturales y religiosas para dar paso a la cooperación.

Desde esta normalización Marruecos e Israel han estado cooperando en terrenos como el militar tras la obtención de diferentes drones israelíes, así como en la propia cooperación comercial. Esto trajo consigo la aprobación de los primeros vuelos directos que unían ambos países. Asimismo, el mes pasado conocíamos el nombramiento del nuevo embajador de Israel en Marruecos, David Govrin, aumentando, de esta forma, el nivel de representación en el reino. 

brigadas-marroquies
PHOTO/ ARCHIVO - Brigadas marroquíes

Al mismo tiempo, Washington reconocía la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, un ejercicio muy significativo debido a que la cuestión del Sáhara sigue siendo un punto caliente que aun no cuenta con una solución tangible.

Esta postura por parte de Estados Unidos no ha hecho más que intensificarse. El secretario de Estados estadounidense, Anthony Blinken, hace tan sólo unos días que reiteró su apoyo a Marruecos tras declarar que la postura del reino sobre el Sáhara Occidental es parte de un plan “serio, realista y creíble”. 

ejercito-argelino-rusia
PHOTO/REUTERS - Una foto de archivo muestra soldados argelinos haciendo guardia en la planta de gas de Tiguentourine en In Amenas, a 1600 km al sureste de Argel

Además, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, señaló que “el plan de autonomía de Marruecos incluye un enfoque que puede satisfacer las aspiraciones de la gente del Sáhara”. Según apuntan observadores internacionales, el acercamiento que han protagonizado diferentes países con Marruecos responde al aperturismo diplomático que ha librado el reino “a partir del reconocimiento del Sáhara Occidental”. Junto a esto, Marruecos ha tratado de estrechar las alianzas económicas tanto en África como en Europa, además de Estados Unidos.

Por otra parte, el acercamiento que está protagonizando Marruecos con los países citados ha suscitado la aprensión de Argelia. Así, Argel estaría redoblando sus esfuerzos por adquirir el nuevo sistema antimisiles ruso S-500, del que se espera que entre en servicio este año. 

misiles-s-400-rusia
REUTERS/VITALY NEVAR  -   Sistema de misiles tierra-aire S-400 "Triumph" después de su despliegue en una base militar en las afueras de la ciudad de Gvardeysk, cerca de Kaliningrado, Rusia, el 11 de marzo de 2019

Sin embargo, a pesar del acercamiento de Argel con Moscú, no se descarta una posible objeción de los líderes militares rusos a que Argelia pueda adquirir los S-500 después de que Argelia diese el visto bueno a la presencia de mercenarios rusos de Wagner en Malí.

En esta línea, Argelia se ha erigido como el tercer importador de armas rusas en el mundo, con la adquisición de al menos el 60% de armamento ruso. Además, en la actualidad cuenta con 6 submarinos de fabricación rusa y el sistema de antimisiles ruso S-400, siendo el arsenal ruso uno de los principales pilares de las fuerzas armadas argelinas.