PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos y China, dos nuevos aliados muy cercanos

La “Nueva Ruta de la Seda” comprometerá al país asiático a invertir en el Reino a través del establecimiento de empresas en la región
Banderas de China y Marruecos

 -  

Las alianzas de Marruecos están en expansión y parece que China se está convirtiendo en un buen aliado para el país alauí. Las dos naciones se encuentran cerrando acuerdos económicos que significa un fortalecimiento de las relaciones. La Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, una de las delegaciones asiáticas y bajo el liderazgo de Ning Jizhe, se ha reunido con Nasser Bourita, el ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Cooperación Africana y Expatriados, a través de una videoconferencia en la que han firmado varios acuerdos económicos.

Según informa la agencia EFE, las dos regiones han firmado un convenio en el marco de la implementación de la iniciativa china de su nuevo proyecto conocido como “La Nueva Ruta de la Seda” – Belt and Road Iniative (BRI), en inglés-. La firma de estos convenios traerá consecuencias positivas para los dos países, y su principal objetivo es reforzar la cooperación económica y los intercambios comerciales entre ambos países y dará prioridad a la construcción de puertos, ferrocarriles y aeropuertos que sean autosostenibles.

“Aprovecho esta oportunidad para extender mis felicitaciones al Partido Comunista Chino con motivo de la celebración de su centenario. No es casualidad la firma del “Plan de Aplicación Conjunta para la Nueva Ruta de la Seda”. Entre el Reino de Marruecos y la República Popular China intervienen como una de las primeras, sino la primera, actividad diplomática de 2022”, dijo Bourita al comenzar la llamada. 

Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores del Reino de Marruecos
Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores del Reino de Marruecos

El acuerdo tiene la misión de promover el acceso a la financiación china prevista por el nuevo proyecto, que facilitará el comercio de Marruecos y, además, se llevarán a cabo grandes ideas y planes dentro de las propias fronteras del país magrebí. Marruecos así, tendrá acceso a los fondos que China ha destinado para la financiación del plan y el Reino podrá utilizarlo. Por otra parte, el Gobierno marroquí también ha acordado comprometerse a apoyar a las grandes empresas chinas que se instalarán e invertirán en territorio marroquí. Principalmente, estas firmas se encuentran en el ámbito automovilístico, aeronáutico, tecnológico, comercio electrónico, y en las industrias agrícolas y textiles. 

También, el convenio obliga a las dos partes a reforzar su cooperación para realizar investigaciones que atraigan mejores en los sectores de la tecnología, energía, agrícola y en los asuntos que derivan de la formación profesional en los empleos. 

Durante la intervención, los dos delegados representantes de las naciones reforzaron aún más la situación de confianza entre los países, además de dedicarse buenas palabras entre ellos. El ministro marroquí recalcó que la consolidación con China es una de las prioridades del Gobierno. Además, felicitó las buenas relaciones que han permitido que en los últimos cinco años los intercambios comerciales hayan crecido en un 50%, ya que en 2016 se movían entre los 4.000 millones de dólares, y en 2021 la suma creció a 6.000 millones. Asimismo, Bourita señaló que el turismo chino en el Reino había crecido con el tiempo, llegando a realizar una exención de visados a la población china en 2016 de más de 200.000 turistas. 

Xi Jinping y Mohamed VI
Mohamed VI y Xi Jinping

Por la parte de la delegación asiática, Jizhe recordó que la relación económica entre los dos países es muy buena, subrayando que las inversiones chinas directas hacia el Reino han alcanzado la cifra de 380 millones de dólares, que en un principio se han destinado a cubrir proyectos de infraestructuras, telecomunicaciones, y al sector de la pesca y las actividades de este. También insistió en la necesidad de reforzar la comunicación y de activar el plan ya para que se diera prioridad a sectores como las infraestructuras, el comercio, la industria, las inversiones, agricultura, energía, educación, cultura, entre otros. 

“En primer lugar, profundizaremos y perfeccionaremos nuestro mecanismo de comunicación. Necesitamos una comunicación más estrecha y hacer pleno uso de las plataformas de comunicación existentes. Podríamos establecer una rutina de consulta regular para comunicar las dificultades, obstáculos y cuellos de botella que enfrentamos en la implementación de este plan. Debemos asegurarnos de que el plan se aplique de manera eficaz y eficiente”, afirmó Jizhe.

El proyecto de la “Nueva Ruta de La Seda” se lanzó en 2013, y hoy en día cuenta con la participación de alrededor de 140 países, que impulsan la conexión y la cooperación a escala transcontinental. Marruecos se sumó a la idea en 2017 y con los nuevos acuerdos reitera su compromiso.

La relación entre las dos naciones está mejor que nunca, y, durante el último año, se han podido conocer noticias acerca de esto, además del aumento de empresas chinas dentro del territorio marroquí y la firma de varios proyectos.