Marruecos y el Frente Polisario discuten en la CNN sobre quién rompió antes el alto el fuego

Los representantes permanentes de la ONU de Marruecos y el Frente Polisario ofrecen distitnas entrevistas en la CNN donde se acusan mutuamente de romper el alto el fuego
CNN Sahara

CNN  -   Imágenes de la entrevista a Omar Hilale en el programa británico International Connect the World

Durante el programa británico de ayer International Connect the World de la cadena CNN, Rebeca Anderson entrevistó a los distintos representantes permanentes de las Naciones Unidas tanto de Marruecos, Omar Hilale, como del Frente Polisario, Sidi Omar.

El viernes 6 de noviembre, coincidiendo con el 45 aniversario de la Marcha Verde, manifestantes saharauis cortaron el paso que existe entre Marruecos y Mauritania en la zona desmilitarizada de Guerguerat, considerada parte del territorio liberado del Sáhara Occidental.

Este tipo de manifestaciones se repiten anualmente a lo largo de estas fechas para recordar a Reino alauí y a la comunidad internacional que el conflicto entre Marruecos y el Frente Polisario todavía no está resuelto.

El Frente Polisario quiere recordar que, a pesar de que Marruecos administre las llamadas “provincias del sur”, hay más de 170.000 personas refugiadas esperando una solución diplomática en los campos de refugiados de Tindouf en Argelia.

Este conflicto está siendo vigilado por la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO), que desde 2010, tras la negativa de Marruecos de aceptar ningún censo para la votación, se ha quedado vigilando el respeto de los derechos humanos dentro de las provincias controladas por Marruecos.

Omar Halali
CNN - Imágenes de la entrevista a Omar Hilale en el programa británico International Connect the World

Durante este año 2020, las manifestaciones han llegado más allá. El corte de la carretera impedía el movimiento comercial de los camiones desde Marruecos a Mauritania y viceversa. Por ello, Marruecos movilizó a su ejército hacia Gueguerat para despejar la zona de manifestantes. Esto ha sido considerado por el Frente Polisario como una ruptura del alto el fuego firmado en 1991 y, desde entonces, el ejército saharaui ha estado atacando distintas posiciones de defensa marroquís.

Las peticiones del Frente Polisario siguen siendo las mismas que hace 29 años: celebrar un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui. Ayer, en la entrevista de la CNN, el representante marroquí para la ONU, Omar Hilale, afirmó que “el referéndum de autodeterminación del Sáhara Occidental ha estado muerto y enterrado por muchos años y no hay manera de revivir la muerte”.

Desde Nueva York, Hilale ha recordado que la propia MINURSO ha hecho dos llamadas al Frente Polisario para pedirles que paren los enfrentamientos: “desde las Naciones Unidas les han pedido que frenen la ofensiva, que despejen Guerguerat y que mantengan el statu de ‘zona desmilitarizada’ de esta área”.

De momento, Marruecos está esperando a que el Frente Polisario haga caso a la ONU, “Marruecos ha decidido no contestar al fuego del Frente Polisario a lo largo de estos diez días de enfrentamiento porque es el momento de la diplomacia, vamos a esperar a que el Frente Polisario haga caso a las dos llamadas que le han hecho las Naciones Unidas”, ha explicado Hilale a la periodista británica después de confirmar que no ha habido civiles heridos.

Sidi Omar ONU
CNN - Imágenes de la entrevista a Sidi Omar en el programa británico International Connect the World

Por otra parte, el representante del Frente Polisario en las Naciones Unidas, Sidi Omar, ha explicado en otra entrevista para la CNN que “llevamos 45 años intentando presionar a Marruecos para que se siente a negociar con nosotros. Acabar con el alto el fuego era la única opción para llamarles a sentarse en la mesa y volver a tratar el tema del referéndum”, incidía el representante saharaui.

Desde el alto el fuego en 1991 el pueblo saharaui y el Frente Polisario han abogado por la vía diplomática. Pero desde 2008, cuando se empezó a desvanecer la esperanza de celebrar un referéndum, los rumores y comentarios de una vuelta al enfrentamiento armado han sido cada vez más fuertes.

“Llevamos casi 30 años esperando por el referéndum, hemos mantenido una posición pacífica frente a la ocupación marroquí y ya no tenemos más opciones. Queremos que Marruecos deje de ocupar nuestro territorio y nos deje libertad para desarrollar nuestro país, el Sáhara Occidental”, ha reiterado Omar.

En contestación a estas declaraciones, el representante marroquí de la ONU ha acusado al Frente Polisario de crear propaganda constantemente. En principio, para Marruecos, no se ha roto el alto el fuego. “No encontrarás ninguna declaración por parte de Marruecos que considere que se ha roto el alto el fuego, el Frente Polisario tiene que atenerse al proceso político auspiciado por las Naciones Unidas”, ha explicado Hilale a la CNN.

“¿Cuál es la solución política que ofrece Marruecos a este conflicto?”, ha preguntado Anderson justo después de la negativa del representante marroquí a aceptar que haya enfrentamientos armados. “Solo hay una única solución política: la autonomía del Sáhara como parte de Marruecos. Esta solución se propuso en 2008 como una resolución seria y ha sido discutida encima de la mesa en varias ocasiones”, ha respondido Hilale.

Entrevista Marruecos CNN
CNN - Imágenes de la entrevista a Omar Hilale en el programa británico International Connect the World

Pero esta posibilidad no ha sido aceptara por el Frente Polisario que quiere formar su propio Estado independiente de Marruecos. “Fuera de esta posibilidad política no existe nada”, reitera Halali. “Cuando una de las partes rompe el alto el fuego y comienza a disparar, ya no tiene cabida en la mesa de negociaciones”, insiste el representante marroquí.

Finalmente, hablando del rey Mohamed VI, Halali ha reconocido que “Marruecos reanudará las operaciones militares en la zona de amortiguación para contestar al Frente Polisario”, pero sus intenciones son reanudar el proceso político, así lo ha reiterado en numerosas ocasiones el monarca alauí desde hace dos semanas. “No iremos a la guerra, pero vamos a defender a nuestros civiles y nuestro territorio”, ha concluido el representante marroquí.

La guerra del Sáhara Occidental se desencadenó cuando en 1975 España se retiró del territorio como potencia colonizadora. En un principio la administración del territorio iba a ser para el pueblo saharaui, siguiendo los pasos de los procesos de descolonización que se habían sucedido en todo el continente africano. 

Pero el Gobierno español, ante el rechazo a los movimientos independentistas saharauis que habían atentado contra la administración durante los últimos años de colonización, hizo un pacto con Marruecos y Mauritania para dividir el territorio y ceder el espacio a éstos países vecinos. Este pacto es conocido como los Acuerdos Tripartitos de Madrid.

La noticia del reparto del Sáhara Occidental no gustó al Frente Polisario que inició una guerra contra Marruecos y Mauritania en 1975. El vecino del sur mauritano se retiró en 1979 y Marruecos y el Frente Polisario terminaron firmando un alto el fuego en 1991. Para entonces, Marruecos había construido un muro de más de 2.700 kilómetros que dividía el frente de guerra en dos.

Ejército Saharaui
CNN - Imágenes del Ejército saharaui desplegado en Guerguerat durante la entrevista a Omar Hilale en el programa británico International Connect the World

Desde entonces ambas partes se han sentado para negociar una resolución pacífica. Las conversaciones han quedado estancadas ya que Marruecos se niega a celebrar un referéndum de autodeterminación y el Frente Polisario no acepta la idea de ser una autonomía marroquí. 

España, ex potencia colonizadora del territorio, ha dejado en manos de las Naciones Unidas cualquier tipo de resolución que pueda llevarse a cabo, aunque el Frente Polisario no se cansa de repetir que “a ojos de la legislación internacional, España sigue siendo la potencia administradora del Sáhara Occidental ahora ocupado por Marruecos”. 

La ministra de Exteriores Arantxa González Laya ha repetido estas semanas a los medios de comunicación que serán las Naciones Unidas las encargadas de poner fin a este conflicto y que España tiene poco que decir en todo este asunto.

Mientras tanto ya han pasado 45 años en los que la comunidad internacional apoya principalmente a Marruecos, poseedor de gran influencia comercial y de defensa en la zona del Sahel que conecta con Europa a través del Mediterráneo.