PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos y España culpan a las mafias traficantes de personas de la tragedia de Melilla

Ascienden a 23 los migrantes fallecidos en el asalto a la valla
REUTERS/JESÚS BLASCO DE AVELLANEDA  -   Fotografía de archivo. Migrantes africanos sentados en la cima de una valla fronteriza durante un intento de cruzar a territorios españoles, entre Marruecos y el enclave norteafricano de Melilla

REUTERS/JESÚS BLASCO DE AVELLANEDA  -   Fotografía de archivo. Migrantes africanos durante un intento de cruzar a territorios españoles, entre Marruecos y el enclave norteafricano de Melilla

Rabat y Madrid llegan a una conclusión común respecto al intento de miles de migrantes, en su mayoría subsaharianos, de cruzar la frontera hispano-marroquí el pasado viernes. Ambos países culpan a las mafias traficantes de personas de empujar a los migrantes a desafiar a los agentes de seguridad marroquíes y españoles y asaltar violentamente la valla de Melilla.

El portavoz del Gobierno marroquí, Mustafa Baitas, condenó el suceso, calificándolo de “actos” y “maniobras” realizadas por redes de contrabando, organizaciones ilegales que “venden ilusiones a las personas para empujarlas a a situaciones de consecuencias no calculadas”, según recoge Al-Ain. 

Debido a la gravedad del asunto, Baitas ha instado a las autoridades a no ser indulgente con estas organizaciones, ya que, de acuerdo con el portavoz, estos hechos “pretenden confundir las prácticas migratorias de Marruecos, en las que se adopta un enfoque humanitario”

La mañana del viernes, unos 2.000 migrantes asaltaron la valla que separa las ciudades de Nador (Marruecos) y Melilla (España). A consecuencia de una avalancha, 23 personas murieron según informó Marruecos. También resultaron heridos miembros de las fuerzas de seguridad españoles y marroquíes.

De acuerdo con las autoridades de Nador, 140 agentes de las fuerzas públicas resultaron heridos, incluidos 5 de gravedad. Asimismo, la ciudad del norte de Marruecos aseguró que todos los heridos, ya sean fuerzas de seguridad o migrantes, fueron trasladados al Hospital Al-Hassani y al Centro Hospitalario Universitario de Oujda para recibir “ayuda y el tratamiento necesario”. 

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha calificado el suceso como un “ataque a la integridad territorial” del país. El líder español, al igual que Rabat, culpa a las mafias que trafican con seres humanos. 

Sánchez también ha destacado la “cooperación excepcional” entre la gendarmería marroquí y las fuerzas y cuerpos de seguridad españoles “para repeler este asalto tan violento”. Tal y como indica Al-Arab, esta coordinación es fruto de un acuerdo alcanzado en Madrid este mes entre el ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, y su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit. 

El periódico árabe también recuerda que durante el primer trimestre de este año, las autoridades marroquíes han frustrado más de 14.700 intentos de inmigración ilegal y desmantelaron 52 redes de tráfico de personas.

Desde hace años, miles de migrantes han tratado de cruzar a Melilla y a Ceuta, las únicas fronteras terrestres de la Unión Europea con el continente africano. El último episodio grave ocurrió en mayo de 2021, cuando unas 8.000 personas saltaron la valla de Ceuta en medio de la crisis diplomática entre Marruecos y España.