Marruecos ya exporta mascarillas a España, Francia, Italia y Alemania

Existen 40 fábricas de textil que producen diez millones diarios de mascarillas desechables
Trabajadoras de una fábrica empaquetan máscaras de protección

AFP/ FADEL SENNA  -   Trabajadoras de una fábrica empaquetan máscaras de protección desechables a lo largo de una línea de producción en Casablanca, Marruecos

Un total de 16 empresas basadas en Marruecos han empezado a exportar su producción de mascarillas reutilizables para protegerse del coronavirus a España, Francia, Italia y Alemania, informó hoy a Efe una fuente del Ministerio marroquí de Industria y Comercio.

Estas compañías, para tener la autorización preceptiva de exportación, tienen que demostrar que venden la mitad de su producción en el mercado local -donde el porte de mascarilla es obligatorio en todo desplazamiento-, y además utilizar en el proceso de fabricación materia prima importada. La fuente precisó que la exportación comenzó de forma gradual desde el pasado 10 de mayo, pero no reveló su volumen.

Existen en Marruecos 40 fábricas de textil que producen diez millones diarios de mascarillas desechables, más otras 73 unidades y cooperativas que fabrican las mascarillas lavables y reutilizables.

Esta reconversión de las fábricas ha permitido paliar relativamente la crisis del sector textil, que en el pasado mes de abril sufrió una caída en sus exportaciones del 86% (con respecto a abril de 2019), según reveló ayer ante el parlamento el ministro de Industria y Comercio Exterior, Moulay Hafed Alami.

En el marco de sus medidas de lucha contra el coronavirus, las autoridades marroquíes decretaron el pasado 7 de abril la obligatoriedad de llevar una mascarilla para todo desplazamiento en el exterior, y cualquier infracción a esta medida se puede sancionar por penas de hasta 3 meses de cárcel y una multa de hasta 1.300 dirhams (110 euros).

Desde entonces, el país magrebí ha intensificado la fabricación de las mascarillas, cuya producción, controlada estrictamente por el Estado en todas sus fases, le ha permitido satisfacer la demanda interna.