Mata Moussem: La gloria de los jinetes de Marruecos y el sueño de una mujer

Estamos en Marruecos, a mitad de camino entre Tánger y Larache, una zona bendecida por la luz que despliegan abanicos de cielo entre las verdes colinas
El festival Mata Moussem

ALEXANDRA SEEGERS  -   El festival Mata Moussem

Fotografía: Alexandra Seegers

Al llegar al poblado de Zniyed, mástiles y banderas anuncian el Noveno Moussem Mata, bajo el Alto Patronazgo de Su Majestad el Rey Mohamed VI. La carretera se torna camino para adentrarse en el corazón del valle. Una explanada inmensa recibe al visitante. Caballerizas en jaimas gigantes y toda una panorámica de jinetes cabalgando en grupo constatan el sentido de la fiesta. Mata es un festival ecuestre donde no existen las monturas. 

Festival Mata Moussem

Cabalgar a pelo para conseguir un señuelo es un reto singular y ancestral típico de países asiáticos como Mongolia, Azerbaijan o Kazakhstan. La palabra Mata significa un poco de todos los ingredientes de esta fiesta: montar a pelo, muñeca, competición, todo junto... Esto es Mata: más de cien jinetes sin montura, llegados de las tribus de la región, cabalgando durante días preparando la gran carrera en lid por una muñeca de trapo. ¨Dame la mata¨, dicen entre ellos en su galope. Nada hay más importante en estas tierras que el caballo, no hay mayor gloria que ser jinete en Mata ni mejor premio que capturar la muñeca confeccionada por las mujeres de Beni Arous.

Festival Mata Moussem

Pero la muñeca, que en el pasado suponía en su conquista el casamiento del ganador con la mujer querida, ahora es algo más que el testigo de un premio que se mide en trigo y dinero. Ahora la muñeca es co-protagonista y la mujer ha tomado también junto a los hombres las riendas del evento. Entre los 200 jinetes galopa una mujer, una amazona árabe sumamente respetada por sus compañeros: Zohra, toda una estrella que se ha ganado el puesto gracias al sueño y la visión de Nabila Baraka, la presidenta de la Asociación Alamiya Laaroussia por la Acción Cultural y Social. 

Festival Mata Moussem

La familia Baraka mantiene el legado de esta tradición ancestral que en los años 70 cayó en el olvido por culpa de la modernidad pero que, afortunadamente, desde hace ya 9 años está instaurado como Moussem, un Festival Internacional que como subraya su director, Nabil Baraka, ha logrado ser nominado como Patrimonio Cultural y Mundial por la UNESCO. 

Festival Mata Moussem

El patriarca familiar, Abdeladi Baraka, es el anfitrión de este gran evento. Decano de Chorfa Alamin -maestro de sufí en el mundo árabe incluyendo Asia e Indonesia- estudió en el Ramiro de Maeztu de Madrid, y cursó la carrera de Derecho en España, donde ha sido homenajeado recientemente por sus colegas y por el Rey emérito, Don Juan Carlos, con la medalla al Mérito Civil. Es un hombre muy ilustrado y uno de los grandes de Marruecos, con fuertes lazos con sus reyes marroquíes coetáneos. Quizás por todo ello, este Festival ensambla toda una tradición con lo más auténtico del pueblo, con los valores de un país, y con la visión de futuro de un gran proyecto para la región.

Festival Mata Moussem

Este año, al celebrarse el Ramadán en mayo, el Festival ha tocado los albores del verano y han sido miles las personas que se han acercado para disfrutar de la gran fiesta en la que no falta una feria de productos agrícolas y un festival de música con los grupos más famosos de Marruecos. Sin duda, Mata Moussem es la gran fiesta ecuestre del Norte de Marruecos.     

Festival Mata Moussem

 

“Mata es una tradición ancestral ecuestre, pero también conlleva valores de apertura y de amor que no se deben perder”

Entrevista a Nabil Baraka, presidente del Festival Mata, por Javier Fernández Arribas

El festival ecuestre Mata es una tradición ancestral propia de una zona determinada, la de Boulaizen Bashish, la cual simboliza un canto místico del mundo musulmán y sufí. Nabil Baraka, presidente de dicho certamen, concede una entrevista a Atalayar para ofrecer una visión amplia y completa del festival y sobre otras cuestiones de la actualidad que afectan a su país, Marruecos, a España y a su entorno.

Festival Mata Moussem

¿Qué significa la celebración del festival Mata? ¿Por qué es tan importante que se celebre este acontecimiento aquí en Tánger?

Mata es toda una tradición ancestral en una zona específica, que es la zona de Boulaizen Bashish, que es ante todo un gran canto místico del mundo sufí y musulmán. El sufismo es, ante todo, la manera de vivir un islam basado en el amor y la tolerancia. Mata es un deporte, una tradición ancestral ecuestre, pero también conlleva esos valores de apertura, de cariño, de amor que no debemos perder. Mata es esta apertura hacia el mundo y este puente entre las diferentes culturas. Como España y Marruecos son vecinos, nosotros desde Mata queremos aportar y contribuir a ser un puente de este intercambio cultural y de estos valores de tolerancia y de entendimiento a través de la cultura. Mata es un deporte que tiene más de cuatro siglos. Aquí, los maravillosos jinetes montan a caballo a pelo y representan diferentes aldeas de las montañas del norte de Marruecos, donde se pelean por una muñeca vestida de mujer, casada.

Como si fuera el traje de novia...

Exacto. El traje de novia. En realidad, este traje, el papel de la mujer en el deporte de Mata representa, ante todo, defender a la mujer como madre, como la persona más importante de la familia; pero, además de defender a la mujer, representa, en realidad, el vencedor, que es un jinete; por supuesto, el campeón, que se supone que es el hombre más visto por las mujeres de las aldeas y que saben que es el ganador. Es un juego de técnica donde el coraje es muy importante, y donde el honor es importante también. La competición suele ser dura, muy dura.

Llama la atención, el año pasado usted ya lo destacó, el que haya una mujer entre esos jinetes; dentro de lo que es, quizás, un juego más de hombres que otra cosa. Tenemos una mujer jinete que, además, es muy respetada y apreciada.

En realidad, es algo más que respetada. Ellos la tratan como un hombre. Es un deporte duro, saben que es duro y son duros muchas veces con ella, pero la respetan por eso, la respetan porque se hace respetar. El deporte Mata está abierto a todo el mundo. No es un deporte machista, es un deporte abierto a todos los que saben montar.

Festival Mata Moussem

Además, es una transmisión de costumbres de unas generaciones a otras. 

El deber de la fundación es hacer que Mata pueda ser transmitido a estas jóvenes generaciones. Lo estamos viendo, estamos felices por eso. Creo que es un logro importante, no perder las tradiciones ecuestres, sabiendo que, hoy en día, todo el mundo está en WhatsApp, en Facebook. Pero se utiliza esa riqueza del patrimonio marroquí con los instrumentos tecnológicos de los nuevos medios de comunicación. Ellos lo utilizan también para hacer conocer su deporte. 

Y, además, estamos viendo un norte de Marruecos con un desarrollo muy importante. Toda esta región, con el plan Metropole y otras iniciativas, está teniendo un auge muy importante, ¿no?

Absolutamente. Va a hacer 20 años que subió al trono Mohamed VI y el norte de Marruecos, y Marruecos en general, están teniendo un crecimiento importantísimo. Tánger se ha convertido en la segunda zona económica de Marruecos, sobre todo desde el punto de vista industrial y turístico. Se han hecho infraestructuras importantísimas. Económicamente, hay muchas inversiones, muchas de ellas entre Marruecos y España, que es el primer inversor en el país. Nosotros estamos muy cerca de la cultura española, consideramos que Al Ándalus nos ha unido a través de muchas cosas. Además de que, históricamente, podemos decir que Al Ándalus ha dado al mundo, además del álgebra, de la matemática y de la ciencia, algo importantísimo, que es el sufismo. El sufismo procede de España, en este intercambio cultural que había con los filósofos musulmanes, judíos y cristianos. 

Además, en un momento donde es, desde mi punto de vista, muy importante que prevalezca el sufismo por encima de otras tendencias extremistas que luego comportan cierta islamofobia en Europa, o cierto criterio de opinión que demoniza lo que es el islam, cuando el islam es una religión de paz.

Absolutamente. Todas las formas de radicalismo son negativas e ilógicas.  En general, el ser humano respetado, que vive con paz interior y que tiene una dinámica positiva, lo que quiere es ser libre. Y el sufismo, en el islam, es la libertad.

Festival Mata Moussem

Y eso, compaginado con una inversión para dar una salida, un futuro, a toda esa juventud y que no sea tentada por esos grupos radicales que luego los meten en el terrorismo.

Totalmente. Lo que ha ocurrido es que muchos movimientos radicales han conseguido en algunos países musulmanes hacer adeptos a un islam radical, y yo diría más que a un islam radical: a un islam que no es justo. La esencia del islam es la paz, la tolerancia, el amor, y el sufismo lo representa. Marruecos es un país que tiene esos valores, que conlleva esos valores de islam de paz, de islam moderado. Marruecos es considerado en el mundo musulmán el país del sufismo, el país de los santos. Marruecos tiene al Comendador de los Creyentes, el rey Mohamed VI, que conlleva estos valores. Comandar a los creyentes es proteger a todas las religiones, a todas las personas y sus creencias en el país. Entonces, Marruecos sí que tiene estos valores porque los hemos tolerado, hemos crecido en esos valores y, gracias a Dios, se han mantenido. 

Ha mencionado los 20 años del reinado de Mohamed VI, ¿qué balance hace de esos 20 años?

Creo que el balance es más que positivo. Primero, Marruecos es un país que tiene como única riqueza sus hombres. El rey Mohamed VI ha conseguido, con pocos medios, hacer pasar a Marruecos a una era moderna donde hay crecimiento económico, donde hay más trabajo, donde hay una clase media más rica y avances en diferentes sectores del país.

Incluso la alta velocidad, que es un avance considerable...

Justamente. Hoy en día, tenemos un Tánger-Rabat en una hora y cuarto; en 2021, será Tánger-Casablanca en hora y media, ahora son dos horas y cinco… Esto ha revolucionado el norte de Marruecos. La gente viaja más, dentro de Marruecos y fuera. Marruecos es un país, sin duda, interesantísimo para las inversiones, con un cuadro jurídico serio, con una administración seria. Creo que es, hoy en día, el ‘hub’ de África.

Festival Mata Moussem

Se dan pasos para superar ciertos problemas. El parlamento marroquí aprobó el bereber como idioma. Además, las reivindicaciones sociales de los habitantes de esta región eran hospitales, escuelas… ¿Se están dando pasos para solucionarlo?

Absolutamente. Yo soy también miembro de una comisión. He participado junto con el movimiento social, que no es secesionista. Hemos estado con muchos jóvenes del movimiento social de Herak. El reconocimiento de la lengua bereber, lo que es el reconocimiento constitucional ya estaba, es más un tema de que esté escrito en el dirham. Yo creo que hemos superado estas diferencias que habían podido ser manipuladas por algunos para desequilibrar el movimiento social del Herak, donde se piden más infraestructuras y avances. Creo que ha habido una falta de ‘management’ de parte del Gobierno y ha habido ministros que han sido cambiados, cesados de sus funciones. Nosotros aspiramos a que toda la dinámica de la economía del Rif vuelva. Habían pasado un momento de crisis importante, porque la zona del Rif en un momento dado no tenía este crecimiento. Yo creo que se va a lograr.

Respecto a Argelia, si se produce una cierta apertura, ¿puede hacer que, por ejemplo, el conflicto del Sáhara se pueda solucionar? ¿Se puede abrir la frontera entre Argelia y Marruecos, que tanto beneficiaría a los dos países?

Eso esperamos. Espero que los marroquíes aspiren a que el pueblo argelino salga con una consolidación y con una libertad democrática. Yo creo que el pueblo argelino es consciente de que la dictadura militar ha terminado o se está terminando; un país tan rico, con gas y petróleo, no ha podido dar al pueblo argelino un crecimiento y un bienestar en el país. Creo que el pueblo está movilizado y nosotros, desde aquí, estamos seguros de que el Magreb será rápidamente una región económica donde los intercambios económicos serán importantes y atractiva para la inversión en general.

Y todos coinciden en que el futuro del Sáhara es el futuro dentro de la autonomía bajo soberanía de Marruecos.

Absolutamente. creo que los que conocen bien la historia del norte de Marruecos y del sur entienden que, la casualidad de que estemos aquí sentados aquí debajo del santo Moulay Abdeslam, Mashish, las tribus más importantes del sur de Marruecos, del Sáhara, son todos descendientes de Moulay Abdeslam que está aquí arriba. Son descendientes en la sangre. Ellos vienen cada año a la peregrinación, su abuelo es el fundador del Reino de Marruecos. No solamente son marroquíes, sino que son fundadores del Reino de Marruecos. Yo creo que ese es un aspecto que, históricamente, la gente no conoce. Sabemos que el Ejército argelino utiliza la táctica de que el enemigo del exterior es Marruecos y que el enemigo del interior son los bereberes, pero, de todas formas: sí, Marruecos está en su país. Los saharauis están en su país. Nosotros pedimos que todos los prisioneros en Tinduf puedan ser liberados y que puedan volver a vivir en su tierra.

Festival Mata Moussem

¿Cómo se pueden mejorar las relaciones con Europa? España, además de Francia, puede jugar un papel importante en favor de esas relaciones.

Nosotros aspiramos a ser algún día Europa. Entrar en la Comunidad Europea es una aspiración de la que ya hemos hablado. Debemos entender que las relaciones económicas entre los países tienen que ser equilibradas, siempre que se respeten las tradiciones y las costumbres de los países. Yo creo que Europa puede aportar mucho a Marruecos en más ayudas a infraestructuras y ser consciente de que Marruecos está jugando un papel importante al frenar la inmigración. Marruecos está aportando mucho y contribuyendo a preparar una juventud africana. Yo creo que todos tendremos beneficios al hacer que África sea una región con un éxito económico, que será rentable para todos y para Europa. Europa es lo más próximo que tenemos.

Marruecos ejerciendo una especie de liderazgo en África que España también puede aprovechar para entrar de la mano de Marruecos, igual que Marruecos puede entrar en América Latina de la mano de España.

Totalmente. Eso sería un logro maravilloso. Creo que eso España y los inversores españoles deben entenderlo más; la entrada a África es a través de Marruecos haciendo un ‘partnership’ entre Marruecos y España e ir juntos a África.

Y un Marruecos que regulariza también inmigración, que eso se conoce poco. 

Marruecos es de los únicos países que ha dado la regulación a todos los ‘simpapeles’. Los africanos tienen hoy en día la carta de residencia, tienen derecho a trabajar y hay más de 20.000 africanos que trabajan en empresas marroquíes en diferentes sectores. Están muchos integrados, menos los que aspiran a ir a una Europa donde se supone que hay trabajo más rentable.