Merkel: el fin de una era

Después de 16 años dirigiendo Alemania y el continente europeo, Angela Merkel dejará la política tras las elecciones alemanas de septiembre
atalayar_angela merkel

 -  

Angela Merkel no solo ha sido un referente político en Alemania, si no también en la Unión Europea. Desde el 2005, Merkel ha ocupado la cancillería alemana y ha mostrado un importante liderazgo en todo el continente. Durante sus años en el poder ha vivido acontecimientos que han tenido un impacto profundo en la sociedad europea y que ya forman parte de la historia del viejo continente. Sucesos como la gran crisis económica, el éxodo de refugiados, el auge de partidos de extrema derecha y populistas, la crisis climática o la actual pandemia de coronavirus.

Mientras que en otros países estos desafíos han sido enfrentados por diferentes líderes, Merkel ha sido la cara visible de Alemania durante todas estas dificultades. Además, en la mayoría de las ocasiones salió victoriosa de las dificultades ganando un gran prestigio internacional.

Durante su última intervención ante el Parlamento alemán el pasado mes de junio hizo un llamamiento a la unidad y la coordinación de la Unión Europea ante amenazas y retos exteriores, como las relaciones con China, Rusia o Turquía. En el caso de Pekín, pidió a Bruselas una postura basada en los “valores comunes europeos” y presentar a la comunidad internacional una oferta “mejor” a la del gigante asiático.

atalayar_angela merkel lideres mundiales

Con Moscú, abogó por un rol independiente al de Estados Unidos para afrontar las “provocaciones”. Por otra parte, expresó su deseo de continuar las conversaciones con Ankara en asuntos migratorios, aunque también señaló las “graves diferencias”, sobre todo en materia de protección de derechos humanos.

Las políticas de asilo, una de las medidas más características de Merkel, estuvieron también presentes en su última declaración en el Bundestag. La canciller alemana reiteró la necesidad de cooperar con los países de origen y con los de tránsito.

atalayar_merkel y erdogan

“Si Europa fracasa en la cuestión de los refugiados, no será la Europa que deseamos”

A partir de 2015 comenzó en Europa una crisis de refugiados procedentes de países en conflicto como Siria, Irak, Afganistán u otros Estados africanos. Este éxodo supuso la peor crisis de refugiados desde el final de la Segunda Guerra Mundial y causó grandes divisiones entre los Estados europeos. Mientras algunos países cerraron sus puertas a los miles de personas que huían de la guerra, Alemania, liderada por Merkel, abrió sus fronteras al mayor desplazamiento de personas desde 1945 por “motivos humanitarios”. Entre 2015 y 2016 llegaron al país más de un millón de solicitantes de asilo. “Si Europa fracasa en la cuestión de los refugiados, no será la Europa que deseamos”, declaró Merkel mientras instaba al resto de socios europeos a desarrollar políticas de asilo común.

Pero esta medida no solo le costó críticas en Europa, especialmente de países como Hungría o Polonia, si no que también tuvo que enfrentar una fracción en su propio partido político, el democristiano CDU. Algunos de sus votantes se unieron a las filas de Alternativa para Alemania (AfD), un partido de extrema derecha y euroescéptico que ganó adeptos aprovechándose de la crisis de refugiados.

atalayar_crisis refugiados alemania

Por desgracia, la ola populista recorrió varios países de Europa dando poder a aquellos políticos que tradicionalmente se han mostrado en contra de las políticas sociales establecidas por Bruselas. “Hay graves problemas en Hungría y Polonia, y hay que seguir tratándolos”, declaró Merkel en la última cumbre de la Unión Europea dedicada la economía pospandemia. La líder alemana se refería al retroceso en derechos de las personas LGBT+ en esos países a través de medidas desarrolladas por los Gobiernos.

En asuntos sociales, la Alemania de Merkel ha dado un gran paso hacia el progreso. En 2017 aprobó el matrimonio homosexual y también ha respaldado el principio de paridad de género en los órganos de Gobierno.

atalayar_ue-francia-alemania

En la cuestión climática también ha desarrollado medidas importantes. En una de sus últimas apariciones expresó su deseo de que el futuro Gobierno alemán siga alejándose de la energía nuclear. “La energía nuclear no es sostenible a largo plazo”, argumentó Merkel.

Washington, su último viaje como canciller

Angela Merkel ha viajado a Estados Unidos para llegar a un acuerdo con el presidente estadounidense Joe Biden sobre el gasoducto ruso Nord Stream 2. Biden ha permitido que se complete la infraestructura a cambio de apoyar a Ucrania. Ambos países han acordado también la posibilidad de imponer sanciones a Rusia si usa la energía como un arma política para presionar a Europa.

Este encuentro ha sido también el último viaje oficial de Merkel como canciller de Alemania. Después de los años de Donald Trump, con el que Merkel mantuvo una relación tensa y difícil, el Gobierno de Biden se había convertido en un gran aliado de Berlín. “Sé que la asociación entre Alemania y Estados Unidos continuará fortaleciéndose sobre la base que usted ayudó a construir. En una nota personal debo decirle que extrañaré verla en las futuras cumbres”, declaró Biden.

atalayar_biden merkel

Después de 16 años dirigiendo una nación y siendo una de las líderes clave en Europa, Merkel se retirará del poder después de las elecciones del 26 de septiembre. A sus 67 años pone fin a su extensa carrera política, dejando tras de sí medidas que han fortalecido a Europa, convirtiéndola en un continente más unido, solidario y libre