Miles de afganos se desplazan a las fronteras del país huyendo del régimen talibán

Mientras ciudadanos afganos esperan en Torkham poder pasar a Pakistán, otros optan por cruzar la frontera iraní con el objetivo de llegar a Turquía o Europa, donde ya se están levantando muros contra la migración
atalayar_frontera afganistan-pakistan

AP/MUHAMMAD SAJJAD  -   Un soldado paramilitar paquistaní, a la derecha, y combatientes talibanes hacen guardia en sus respectivos lados en un puesto fronterizo entre Pakistán y Afganistán, en Torkham, en el distrito de Khyber, Pakistán

Tras la retirada completa de las tropas estadounidenses del aeropuerto de Kabul, miles de afganos se han desplazado a la frontera con Pakistán en un intento por abandonar el país huyendo del régimen talibán. Como consecuencia, Torkham, uno de los pasos fronterizos más relevante entre ambos países, alberga cientos de afganos que esperan poder salir del país. Combatientes talibanes controlan el cruce, donde la bandera afgana tricolor ya ha sido sustituida por el blanca del Emirato. Al otro lado, autoridades paquistaníes deciden quién puede pasar la frontera y quién debe permanecer en territorio afgano.

“Solo estamos permitiendo la entrada de afganos con visas médicas o de aquellos que trabajan para organizaciones internacionales y que son evacuados”, declaró una fuente de seguridad a EFE en Torkham. Islamabad mantiene la frontera cerrada a los afganos que huyen de los talibanes. “Ni una sola persona ha recibido el estatus de refugiado hasta ahora”, señaló Sheikh Rashid Ahmad, ministro del Interior paquistaní. Rashid Ahmad ha asegurado que el país “no tiene la capacidad de aceptar más refugiados”. En Pakistán ya hay 1,4 millones de afganos registrados, mientras que se estima que hay otro millón de manera ilegal. En las últimas horas unos 1000 han conseguido entrar a territorio paquistaní con visas permitidas por las autoridades del país.

atalayar_torkham
AP/MUHAMMAD SAJJAD - Un combatiente talibán monta guardia en el lado afgano mientras la gente espera para cruzar en un puesto fronterizo entre Pakistán y Afganistán, en Torkham, en el distrito de Khyber, Pakistán

La postura del Gobierno paquistaní va en contra de los planes de la Unión Europea, que espera que los refugiados afganos se queden en los países fronterizos. Bruselas ha asegurado “reforzar su apoyo a terceros países, en particular a los fronterizos y de tránsito, que acogen a un gran número de migrantes y refugiados”. La UE se ha comprometido a ayudar a estas naciones para “dar protección, condiciones de recepción dignas y seguras y modos de vida sostenibles para los refugiados y sus comunidades de acogida”.

Pakistán teme un incremento de inestabilidad en su frontera

Además del problema de los refugiados, Islamabad debe hacer frente a la creciente inestabilidad y a las amenazas de su seguridad. “Los próximos dos o tres meses son críticos”, subrayó un alto funcionario paquistaní a la agencia Reuters. Entre los temores del Gobierno se encuentra el aumento de ataques en la frontera provocados por grupos terroristas como Tehrik-e-Taliban Pakistán, una organización vinculada al movimiento talibán. Dos soldados paquistaníes murieron el domingo en un ataque de este grupo en Bajaur, una de las regiones fronterizas. 

El Ejército paquistaní condenó el “uso de suelo afgano por terroristas para actividades contra Pakistán y espera que la instalación actual y futura en Afganistan no permita tales actividades contra Pakistán”. Zabihullah Muhaid, portavoz talibán, aseguró en la conferencia de prensa inaugural que no permitirían que ningún grupo usara suelo afgano contra nadie.

atalayar_torkham
AP/MUHAMMAD SAJJAD - Puesto fronterizo entre Pakistán y Afganistán, en Torkham, en el distrito de Khyber, Pakistán

Otra organización que preocupa a Pakistán, al igual que al resto de la comunidad internacional, es el Estado Islámico de Khorasan (IS-K). Sus últimos ataques en el aeropuerto de Kabul, que dejaron decenas de civiles afganos y varios militares estadounidenses muertos, fueron condenados por los talibanes, considerándolos un “claro ataque contra territorio afgano”

Con el objetivo de asegurar su territorio nacional y controlar el flujo de refugiados, Pakistán podría comenzar a cooperar con el régimen talibán de Kabul. “Reconozcamos o no al gobierno talibán, la estabilidad en Afganistán es muy importante”, declaró el funcionario. 

Los afganos también se dirigen hacia Irán 

Irán, al igual que Pakistán, acoge una alta cifra de ciudadanos afganos. Se estima que hay 780.000 refugiados en territorio iraní. Este número, sumado a los 1,4 millones registrados en Pakistán, representa el 84% de los 2,6 millones de refugiados afganos en todo el mundo. Desde que el conflicto en Afganistán se acentuó a principios de agosto, miles de afganos comenzaron a traspasar la frontera con Irán. Ante la posible crisis humanitaria, ACNUR instó a las autoridades iraníes a mantener abierto el paso fronterizo de Milak.

atalayar_iran-afganistan
PHOTO/ Majid Asgaripour/WANA (West Asia News Agency) - La bandera del Emirato Islámico de Afganistán (Talibán) ondea en el paso fronterizo de Dowqarun entre Irán y Afganistán, provincia de Razavi Khorasan, Irán

Los hazaras, una minoría chií perseguida en Afganistán, fueron los primeros en cruzar la frontera hacia Irán. Con el paso del tiempo, otros ciudadanos afganos comenzaron a abandonar el país. Ante esta situación, Teherán ha decidido establecer campamentos temporales para los afganos que lleguen. No obstante, una vez que mejoren las condiciones, estos ciudadanos serán repatriados

El destino anhelado por muchos de estos ciudadanos es Turquía y Europa, donde ya se están desarrollando medidas para controlar el éxodo de refugiados. El país eurasiático, que alberga a más de 3,6 millones de refugiados sirios, está fortaleciendo su frontera con Irán. Para final de año, Ankara espera aumentar unos 64 kilómetros a un muro fronterizo construido en 2017. “Nuestra mayor esperanza es que no haya una ola de migrantes de Afganistán”, admitió Mehmet Emin Bilmez, gobernador de la provincia de Van a Reuters. “Queremos mostrar al mundo entero que nuestras fronteras son intransitables”, agregó.

atalayar_muro turquia
AP/EMRAH GUREL - Un muro de seguridad que se está levantando a lo largo de la frontera entre Turquía e Irán, en la provincia de Van, al este de Turquía. Ante una posible nueva oleada de migrantes procedentes de Afganistán, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan pidió a las naciones europeas que asuman la responsabilidad de los afganos que huyen de una embestida talibán y advirtió que su país no se convertirá en el "almacén de refugiados" de Europa

Grecia ha seguido los pasos de su vecino, completando un muro de 40 kilómetros en su frontera con Turquía. “Nuestro país no será una puerta de entrada a Europa para los inmigrantes afganos ilegales”, declaró Notis Mitarachi, ministro de migración. Por otra parte, Michalis Chrisochoidis, ministro de protección ciudadana, aseguró que sus fronteras “permanecerán seguras e inviolables”

Otros vecinos de Afganistán, como Uzbekistán, Tayikistán y Turkemenistán acogen a un pequeño número de refugiados comparado con Irán o Pakistán. Los países exsoviéticos, por el contrario, han incrementado su seguridad trasladando militares a sus fronteras.