PUBLICIDAD

Iberdrola

Mo Katir logra el bronce en los 1.500 y devuelve a España a la gloria de otros tiempos

Los mundiales de atletismo de Eugene han servido para coronar a este marroquí de nacimiento
MO KATIR

 -  

Un australiano, Jake Wightman y un noruego, Jakob Ingebrigtsen han sido los primeros clasificados en la gran final del 1.500 en el Mundial de Atletismo que se celebra en Eugene (Oregon, EE.UU).

Este pódium es un cambio de rumbo en este deporte y más aún cuando en el tercer peldaño del cajón aparece el español Mohamed Katir El Haouzi para devolverle a este deporte el lugar que le corresponde en la historia del deporte español.

Con el bronce de Katir, España se consolida como el país de Europa con más medallas en esta disciplina. El metal de Mo Katir sigue a la plata de José Luis González, en 1987 y la de Fermín Cacho en 1993 y 1997 y al bronce de Reyes Estévez en 1997 y 1999.

Katir nació en Alcazarquivir (Marruecos) en 1988 y a los cinco años emigró a España junto a su padre que llevaba más de 30 años en el país al que vino en patera para trabajar. De Huesca pasó a Mula (Murcia) y su periplo en el fútbol acabó pronto para dedicarse al atletismo. Con una medida de 1,82 y una complexión delgada tenía todas las posibilidades de progresar en este deporte.

Hasta 2019 no consiguió la nacionalidad española, aunque la había solicitado en 2015. Mientras, hizo méritos proclamándose campeón de España juvenil de cross y batió otros récords regionales para ganarse las miradas de la RFEA.mo katir

“Soy español y muleño” decía Katir en la prensa en 2019, ese año acabaría consiguiendo la nacionalidad, pero en marzo los medios ya se fijaban en él porque su pasaporte no llegaba. Intentó que fuera por carta de naturaleza, pero eso es casi imposible a no ser que destaques mucho en un deporte con mucho ruido mediático. Entonces lo pidió por residencia en España y porque sus padres sí que tenían el pasaporte español.

Al final, con la ayuda del club de Atletismo UCAM Cartagena y el presidente de la RFEA, Raúl Chapado, se consiguió el trámite y Katir empezó a competir bajo la bandera española. Nunca quiso hacerlo por Marruecos como declaró en más de una ocasión.

Aunque se quedó sin acudir a los europeos en pista de Glasgow de 2019 por no tener la nacionalidad, sí que podría haberlo hecho por marca al ser primero en los 3.000 metros.

Ese fue el final del túnel para Mo Katir que en 2021 participó en el Campeonato de Europa de pista cubierta de Torún (Polonia) donde acabó 4º en los 3.000 metros y los Juegos Olímpicos de Tokio donde fue 8º en los 5.000 metros.

Sus marcas personales ya presagiaban este bronce del mundial de Eugene y, posiblemente, haya más perseas por llegar para darle brillo al atletismo español.

Otro de sus logros fue ganar la San Silvestre Vallecana de 2021, un mérito que le convirtió en el primer español en hacerlo desde 2003 y que animó todavía más a la gran comunidad de runners que hay en España a practicar un deporte al que la moda convirtió en un fijo de muchos deportistas.