Mohamed Benhamou: "Es necesario superar todo lo que pueda perjudicar las relaciones entre Marruecos y Europa"

Atalayar ha mantenido una entrevista con el director Benhamou con el fin de esclarecer las nuevas políticas euro mediterráneas en una situación convulsa tras la ruptura de acuerdos comerciales con Marruecos y la amenaza yihadista
mohamed-benhabou

PHOTO  -   El director del Centro marroquí de Estudios Estratégicos, Mohamed Benhamou

La reciente anulación por parte del Tribunal General de la Unión Europea sobre los acuerdos pesqueros y agrícolas con Marruecos pueden acarrear consecuencias muy negativas tanto en el ámbito económico y político como en el diplomático. Desde Europa, las reacciones no se hicieron esperar y Josep Borrell junto con Naser Bourita anunciaron a través de una declaración conjunta que esta “asociación igualitaria” se basa “en una sólida relación bilateral, basada en la confianza y el respeto mutuo, entre el Reino de Marruecos y la Unión Europea”. Sin embargo, a pesar del “respeto mutuo”, ¿A qué consecuencias se puede estar enfrentando tanto Europa como Marruecos en la ruptura de estos acuerdos?

El director del Centro marroquí de Estudios Estratégicos, Mohamed Benhamou, ha concedido una entrevista a Atalayar con el fin de conseguir sacar las claves de lo que puede suponer el fallo del Tribunal Europeo a favor del Polisario y la consiguiente ruptura de acuerdos comerciales y pesqueros con la Unión Europea a efectos económicos y políticos para Europa. 

ministro-marruecos-bourita

Asimismo, la reciente muerte del líder del Daesh en el Sahel ha evidenciado que la lucha en materia antiterrorista se encuentra más fortalecida que nunca. Las nuevas amenazas terroristas junto con el resurgimiento del poder talibán en Afganistán pueden acarrear consecuencias que hacen peligrar la seguridad y la estabilidad no sólo de Oriente Medio, si no de Europa. En esta línea, el director ha subrayado que, a pesar de estas nuevas intimidaciones terroristas, España y Marruecos continúan liderando la cooperación antiterrorista en “perfecta sintonía”. 

¿Qué significa para Marruecos la resolución del Tribunal Europeo que dicta el cese del comercio agrícola y pesquero?

Es una decisión lamentable y es una decisión que desgraciadamente tiene más que ver con una posición política que con un juicio. Es una decisión que se ha tomado en base a consideraciones políticas que nada tienen que ver con los acuerdos y su finalidad. Y es una decisión que, desgraciadamente, demuestra que hay un desconocimiento del expediente y de las realidades jurídicas y políticas de la cuestión del Sáhara marroquí. Así que observamos muchas contradicciones y muchas incoherencias en este arbitraje al que, desde luego, creo que le faltó un poco de tino y que fue un fallo que no tuvo en cuenta muchos elementos.

España tiene más de 90 buques en aguas del Sahara Occidental, ¿cree que la retirada de los buques debe producirse de forma inminente?

El Tribunal decidió mantener los efectos de los acuerdos, por lo que hay una continuidad de estos que no se pone en cuestión, por lo que no hay perturbación del comercio ni afectación de la estabilidad de las relaciones comerciales. Lo que se desprende es que el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas no impugna la legalidad de los acuerdos, sino que considera que el procedimiento seguido no ha sido correcto.

Dicho esto, no especifica ni dicta ninguna forma que deba seguirse, por lo que creo que no habrá retirada, el Consejo de Europa está en desacuerdo con el Tribunal, lo que por supuesto implica hoy una revisión de la arquitectura institucional europea que necesita ser equilibrada. También hay que precisar que el Consejo de Europa hoy está haciendo todo lo posible para ir hacia el Tribunal de Apelación. Marruecos, así como la Unión Europea, están unidos contra esta decisión que seguramente será rectificada.

 pesca-marruecos-españa

¿Cree que Europa podría verse perjudicada por la resolución?

Sí. Se trata de un juego peligroso que puede afectar a los intereses de Europa y de los Estados europeos y del contribuyente europeo que financia el tribunal. Creo que ya es hora de que se aclare la relación entre las instituciones, en cuanto a sus poderes y competencias, para garantizar la estabilidad de las relaciones estratégicas entre los socios y también para garantizar la confianza en la relación comercial. Es una decisión que tiene mucha más repercusión mediática que otra cosa, porque no va a cambiar la realidad sobre el terreno y la Unión y el Consejo de Europa harán las correcciones necesarias para superarla, pero está claro que esta situación no debe repetirse más. 

Está claro que Marruecos y la Unión Europea siguen adelante con el acuerdo porque, por un lado, el tribunal ha decidido mantener los efectos de los acuerdos. También decidió que los acuerdos debían continuar y especificó que la continuidad de estos no se pone en duda, por lo que no hay interrupción del comercio, ni impacto en la estabilidad de las relaciones comerciales. Una vez más, el tribunal no impugna la legalidad de los acuerdos, sino que considera que no se respetó debidamente el procedimiento seguido. Creo que ya tenemos una fase en la que el Consejo de Europa va a pedir al Tribunal de Apelación que se pronuncie sobre lo que va a aportar como elemento y como correctivo a esta decisión. 

¿Qué significa para Marruecos que el Tribunal Europeo haya fallado a favor del Frente Polisario?

Es una decisión desafortunada porque se basa en elementos políticos mientras que se trata de un órgano judicial, pero lo que hay que precisar es que, contrariamente a lo que el Polisario intenta transmitir como mensaje, el Tribunal no aporta ningún reconocimiento al Polisario.

El Polisario no tiene personalidad jurídica y esto es lo que ha defendido Europa ante el tribunal y no cumple los criterios para reclamar el reconocimiento de su capacidad para ser parte en una injusticia, por lo que el Polisario carece de personalidad jurídica, no puede tener calidad ni representatividad para acudir al tribunal. Además, el Polisario se ha apoyado en una ONG británica para presentar esta solicitud, ya que no existe ningún reconocimiento de esta entidad, aunque haya habido una amalgama por parte del Tribunal, por lo que creo que se trata de un malentendido y una mala interpretación de la realidad.

Se trata también de una grave injerencia del Tribunal en un expediente que está en manos del Consejo de Seguridad de la ONU y lo que aporta esta decisión es sólo la posibilidad de que el Polisario, que está en agonía, reclame la victoria por un corto período de tiempo, aunque en realidad no haya ninguna victoria del Polisario en Argelia.

 barco-pesquero-sahara

A pesar de la decisión del Tribunal Europeo, Marruecos y Europa han acordado prorrogar el acuerdo.  ¿Cuánto tiempo puede continuar vigente?

Marruecos, por supuesto, seguirá defendiendo sus intereses, defendiendo su causa y defendiendo su posición. Se mantiene en todos sus compromisos, con mucha responsabilidad hacia sus socios europeos, es un pecado y no una sentencia lo que ha hecho el Tribunal, pero es un déjà vu porque Marruecos, al igual que la Unión Europea, ya han tenido esta experiencia en 2015. Todo el mundo sabe que se rectificó y que se barrió tal decisión. Marruecos tiene mucha confianza en sus derechos, en primer lugar, y en sus posiciones, y también confía en sus socios y en el futuro común que debemos preservar. 

En el ámbito terrorista, a la vista de las últimas detenciones de yihadistas en Marruecos, está claro que el papel de Marruecos en la lucha contra el terrorismo es crucial.

¿Qué papel juega Marruecos en materia antiterrorista?

La actividad terrorista sigue siendo bastante dinámica en este momento. Asistimos cada vez más a un retorno de la fuerza de los grupos terroristas, especialmente en la zona del Sahel. Lo vemos con el número de atentados y con el número de grupos terroristas y yihadistas activos en esta zona y con sus ramificaciones en el norte de África y en Oriente Medio e incluso hasta Afganistán.

Así que Marruecos, a través del desmantelamiento de esta última célula y la detención de los yihadistas, se da cuenta de que su papel en la lucha contra el terrorismo es primordial, por lo que es un baluarte contra el aumento del terrorismo. Así pues, estamos en una fase en la que Marruecos sigue asumiendo su papel con responsabilidad y compromiso con sus socios y en una lucha sin coartada contra el terrorismo.

sahel-grupos-terroristas

En este sentido, Marruecos actúa como un escudo para Europa, ¿Cómo se puede reforzar esta cooperación de la Unión Europea?

Ante el auge y la persistencia del terrorismo, y dada la naturaleza de estas organizaciones terroristas, que hoy en día actúan en una lógica extraterritorial y transnacional, que por supuesto busca resquicios para golpear donde pueda, nos enfrentamos a un enemigo global.

La respuesta debe ser global y el enemigo al que nos enfrentamos es un enemigo común, por lo que la respuesta debe ser también una respuesta común. Reforzar la cooperación entre todos los países es importante, es un paso necesario para neutralizar la movilización y la movilidad de los terroristas, es también un medio para evitar dejar refugios en los que los terroristas puedan moverse. Junto a esto, la cooperación es importante a todos los niveles en términos de inteligencia y de intercambio de información. 

En Europa, Marruecos siempre ha jugado un papel importante, ya sea a nivel bilateral o multilateral. Siempre ha colaborado con compromiso y responsabilidad. Lo vemos con España, con la que ha desarrollado una cooperación ejemplar, y con otros países europeos como Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Gran Bretaña, y otros países cuya cooperación internacional con Marruecos es considerada uno de los pilares de su estrategia.

Por ello, hoy es necesario reforzar esta cooperación con la Unión Europea y superar ciertas divisiones o situaciones que, desgraciadamente, envenenan las relaciones entre Marruecos y ciertos países y repercuten negativamente en la cooperación, lo que, por supuesto, deja oportunidades y posibilidades de ataque a los grupos terroristas y a los yihadistas. Por lo tanto, hoy es necesario consolidar la confianza entre los Estados, reforzar el trabajo y la cooperación y, por supuesto, superar todo lo que pueda perjudicar las relaciones entre Marruecos y Europa. 

¿Cómo valora la cooperación hispano-marroquí en la lucha contra el terrorismo?

La cooperación hispano-marroquí en la lucha contra el terrorismo es ejemplar. Nunca dos países habían alcanzado el nivel de cooperación que Marruecos y España han sido capaces de lograr. Es una cooperación que hoy se erige como modelo para otros países de Europa y de otros lugares en la lucha contra el terrorismo, pero también en la lucha contra la delincuencia transnacional, Y así, la lucha contra todas las formas de amenazas emergentes.
Esta cooperación, por supuesto, sigue dando sus frutos, ya sea en España o en Marruecos o en cualquier otro lugar, y por lo tanto es necesaria para hacer frente a una ola de amenazas que sigue amenazando a Marruecos, España, el Mediterráneo y Europa. Creo que entre los servicios de seguridad marroquíes y españoles hay una perfecta sintonía, salvo, claro está, cuando hay nubarrones políticos que aterrizan en el terreno.

terrorismo-sahel

¿Cree que el conflicto afgano ha provocado el despertar de las células durmientes?

Creo que Afganistán seguirá siendo un refugio para los terroristas y los yihadistas y que Afganistán será una zona en la que estos extremistas se desarrollarán aún más, y creo que con la llegada de los talibanes y el contexto perturbador que vive Afganistán el terrorismo se acentuará. 
Además del Daesh, Al-Qaeda u otros grupos, hoy hay células dormidas que van a despertar y tratar de reorganizarse y reestructurarse para poder golpear. Por tanto, necesitamos más vigilancia, más cooperación y más confianza entre los Estados para hacer frente a este terrorismo y a estos grupos terroristas, que se encuentran en lo que está ocurriendo en Afganistán. Una estrategia para decir que son capaces de derrotar y por lo tanto mantener su proyecto terrorista y mantener vivo su proyecto de odio y destrucción. 

¿Cree que Europa se enfrenta a una nueva amenaza terrorista como consecuencia de este conflicto?

Sí, Europa, pero no sólo Europa, creo que hoy existe una amenaza terrorista debido al conflicto afgano, pero también por lo que está ocurriendo en la zona del Sahel. Esta amenaza terrorista pesa sobre Europa como pesa sobre el norte de África y otros países.
Estamos en una fase en la que los grupos terroristas se apoyan mucho más en células latentes, en células que no son fácilmente detectables y también en activistas que pueden cometer actos terroristas en cualquier momento. Por lo tanto, asistimos a una evolución que hace que, por un lado, sobre todo en Afganistán o en Asia Central, o en el Sáhara y en otras zonas de África, haya grupos terroristas que se reestructuran, se organizan y buscan reclutar aún más combatientes, aunque hoy podamos ver que tienen dificultades para reclutar.

En el Sahel algunos yihadistas durante el día tienen una actividad civil y de vez en cuando hacen algunas cosas con grupos yihadistas. Hoy ya no tenemos un perfil de yihadistas, ya no tenemos una estructura o una organización bien establecida. Ya no tenemos la posibilidad de detectar los vínculos entre todos estos motivos, pero lo que sí es cierto es que la amenaza terrorista persiste y que Europa, al igual que el norte de África y otras zonas del mundo, debe estar aún más atenta y, sobre todo, cooperar más.