Mohamed bin Salman recibe en Yeda al príncipe heredero de Abu Dabi 

El líder de facto de Arabia Saudí pretende reforzar sus lazos con EAU de cara al posible acercamiento con Irán 
Fotografia de archivo, el  príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, a la izquierda, estrecha la mano del príncipe heredero de Abu Dhabi Mohammed bin Zayed Al Nahyan en Qasr Al Watan en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos PHOTO/ Rashed Al Mansoori/Ministerio de Asuntos Presidenciales vía AP

PHOTO/ Rashed Al Mansoori/Ministerio de Asuntos Presidenciales vía AP  -   El príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, a la izquierda, estrecha la mano del príncipe heredero de Abu Dhabi Mohammed bin Zayed Al Nahyan en Qasr Al Watan en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos

El príncipe heredero y gobernante de facto de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, ha mantenido una reunión este miércoles con el jeque y príncipe heredero de Abu Dabi, Mohamed bin Zayed, en la ciudad saudí de Yeda. En el encuentro, ambas partes han repasado el estado actual de sus relaciones bilaterales y han reforzado los puntos en común de cara al nuevo escenario que afronta la región en mitad de las especulaciones sobre el acercamiento entre Arabia Saudí e Irán. 

Mohamed bin Salman recibió a su homólogo emiratí en el aeropuerto internacional Rey Abdulaziz, escenario copado de banderas de ambos Estados en señal de fraternidad, acompañado por la plana mayor de su gabinete y una plétora de funcionarios saudíes. Una vez en tierra, las comitivas se desplazaron hasta el palacio real de Al-Salam, donde tuvo lugar la reunión.  

 El príncipe heredero Mohammed bin Salman (R) dando la bienvenida al gobernante de Dubái y vicepresidente de los EAU, el jeque Mohammed bin Rashid Al-Maktoum AFP PHOTO / SAUDIAL PALACE / BANDAR AL-JALOUD
 AFP PHOTO / SAUDIAL PALACE / BANDAR AL-JALOUD-El príncipe heredero Mohammed bin Salman (R) dando la bienvenida al gobernante de Dubái y vicepresidente de los EAU, el jeque Mohammed bin Rashid Al-Maktoum

La delegación emiratí estuvo conformada por el jeque Tahnoun bin Zayed al-Nahyan, asesor de Seguridad Nacional; el vicesecretario General del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, Ali Mohammed Hammad al-Shamsi y su número dos, Mohamed Mubarak al-Mazrouei. También hizo acto de presencia el embajador de los Emiratos Árabes Unidos en el Reino, el jeque Nahyan bin Saif bin Mohamed al-Nahyan. 

Entre los representantes del Reino estuvieron presentes el príncipe y ministro de Estado, Turki bin Mohamed bin Fahd al-Saud; el príncipe y viceministro de Defensa, Khalid bin Salman; el también príncipe y ministro de Asuntos Exteriores, Faisal bin Farhan; y, en última instancia, el asesor de Seguridad Nacional, Musaed Mohammed al-Aiban. 

El príncipe heredero emiratí, que ejerce además como comandante supremo de las Fuerzas Armadas de los EAU, puso en valor “los fuertes y antiguos lazos de hermandad” entre Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos. Mohamed bin Zayed subrayó, además, que estas se basan “en el amor mutuo, el parentesco y los intereses comunes” y que las dos naciones son un elemento indispensable para “promover la estabilidad, la seguridad y la prosperidad en la región”.

La nómina de halagos no terminó ahí, sino que este agregó que las relaciones entre los EAU y Arabia Saudí “están floreciendo constantemente bajo las directrices de su liderazgo y su convicción de que los desafíos actuales que acosan a la región y al mundo entero requieren la cooperación y la aceleración de los esfuerzos conjuntos para garantizar el bien superior de los pueblos de sus países y de toda la región”.

AFP PHOTO / SAUDIAL PALACE / BANDAR AL-JALOUD
AFP PHOTO / SAUDIAL PALACE / BANDAR AL-JALOUD-Fotografia de familia, antes de la sesión inaugural de la 41ª cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG)

Los líderes han tratado de escenificar el óptimo estado que atraviesan las relaciones diplomáticas entre ellos en un mensaje remitido al resto de actores en Oriente Medio. El Reino y los Emiratos son estrechos aliados en materia de política exterior, y comparten hoja de ruta en el escenario geopolítico. Las últimas demostraciones han sido la lucha conjunta contra los Hermanos Musulmanes y la estabilización de las relaciones con Qatar durante la cumbre de Al-Ula. 

Aunque no han coincidido en todas las operaciones. A diferencia de Arabia Saudí, EAU fue uno de los firmantes de los Acuerdos de Abraham para la normalización de las relaciones con Israel. En Yemen también han mantenido posturas divergentes, ya que Emiratos respaldó al movimiento separatista del sur, Al-Hirak.

El posible entendimiento entre Irán y Arabia Saudí abriría un nuevo periodo en la región, posiblemente caracterizado por la estabilidad. Sin embargo, ambas partes pretenden arrastrar consigo a sus vecinos y mantenerlos sobre su égida para imponer sus condiciones de cara al nuevo escenario. La visita del príncipe heredero emiratí, a priori uno de los socios principales del Reino, se enmarca en este juego de alianzas. 

El propio Bin Zayed se encargó de remarcarlo a través de Twitter: “Durante una reunión celebrada hoy con mi hermano, el príncipe Mohammed bin Salman, en Yeda, hemos hablado de nuestras relaciones estratégicas y de los objetivos comunes. También hemos intercambiado puntos de vista sobre varias cuestiones regionales e internacionales y hemos explorado nuestra cooperación reforzada para la estabilidad de nuestra región”.