Mohamed VI anuncia un ambicioso plan de generalización de la protección social

La fase final del proyecto pretende incluir a todos los ciudadanos marroquíes en los programas de protección social
Atalayar_Mohamed VI

 -  

Marruecos ha anunciado que ampliará la cobertura médica con el objetivo de incluir a todos los ciudadanos marroquíes en los programas de protección social. Este anuncio se produjo durante una ceremonia a la que asistió el rey marroquí Mohamed VI.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas de Marruecos, Mohamed Benchaaboun, señaló que “el proyecto constituye una verdadera revolución social, ya que tendrá efectos directos y tangibles en la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos, preservando la dignidad de todos los marroquíes e inmunizando a los grupos vulnerables, especialmente en el contexto de las fluctuaciones económicas y los riesgos para la salud que el mundo ha llegado a conocer”.

En una primera fase, el proyecto incluirá a comerciantes, agricultores, artesanos y proveedores de servicios independientes, siempre que incluya otros grupos en sus etapas posteriores. Pero pretende que, durante la fase final, el proyecto llegue a incluir a todos los ciudadanos marroquíes en los programas de protección social. El ministro de Finanzas marroquí explicó que la primera fase supondrá incluir dentro del sistema sanitario a alrededor de 3 millones de comerciantes, proveedores de servicios independientes, artesanos, profesionales de la artesanía, agricultores, así como sus familias.

Atalayar_Mohamed VI

Benchaaboun explicó que “unos 3 millones de afiliados, comerciantes, prestadores de servicios independientes, artesanos, profesionales de la artesanía y agricultores, además de sus familias, se beneficiarán del seguro médico obligatorio básico, lo que supone un número total de beneficiarios de casi 9 millones de ciudadanos, que representa aproximadamente el 83% de las categorías destinatarias de profesionales, trabajadores autónomos y no asalariados que ejercen una actividad privada”.

El ministro de Economía marroquí ha señalado que en las próximas semanas se firmarán los acuerdos relativos al resto de categorías, concretamente los profesionales del transporte y los profesionales autónomos. "Así, 11 millones de ciudadanos autónomos y sus familias se beneficiarán del seguro médico obligatorio básico en 2021", afirmó el ministro.

Asimismo, Benchaaboun se comprometió a "tomar todas las medidas necesarias para que las familias pobres y vulnerables que actualmente participan en el sistema de asistencia médica (RAMED) se beneficien del seguro médico obligatorio, a partir de 2022". "Durante los años 2021 y 2022, alrededor de 22 millones de personas adicionales se beneficiarán del seguro médico obligatorio, que incluye la misma canasta de tratamientos cubiertos por el Fondo Nacional de Seguridad Social para los empleados del sector privado", explicó.

Atalayar_Mohamed VI

Otro de los anuncios importantes se trata de la generalización de los subsidios familiares durante los años 2023 y 2024, lo que permitirá a los hogares que no se benefician de estos subsidios recibir indemnizaciones que cubran los riesgos relacionados con la infancia, o subsidios a tanto alzado, dijo Benchaaboun. A lo que hay que sumar la ampliación en 2025 de la base de afiliados a los regímenes de pensiones para incluir a las personas que ejercen un empleo y no reciben ninguna pensión, mediante la aplicación del sistema de pensiones específico.

Este ambicioso proyecto que tiene como fecha límite el 2025 necesitará la asignación de un importe total anual de 51.000 millones de dirhams (4.700 millones de euros), de los cuales 23.000 millones serán financiados por el presupuesto general del Estado. Además, la puesta en marcha de este requiere la modificación de un conjunto de textos legislativos y reglamentarios existentes, la elaboración de nuevos textos y la puesta en marcha de un conjunto de reformas estructurales que conciernen la modernización del sistema de salud, la reforma del sistema de compensación, a fin de remediar los desequilibrios en la selección de las categorías elegibles para la ayuda, en paralelo con la puesta en funcionamiento del registro social unificado.

Este anuncio se enmarca en un proceso de modernización que está llevando a cabo Marruecos con el fin de garantizar la protección de la clase trabajadora y sus derechos, así como un desarrollo más equilibrado dentro del tejido social.