Mohammed VI ordena investigar disfunciones del Consejo de la Competencia

Debido a la controversia creada por un un informe sobre prácticas contra la libre competencia en el ámbito de los hidrocarburos
El rey de Marruecos, Mohammed VI

AFP PHOTO/HO/MOROCCAN ROYAL PALACE  -   El rey de Marruecos, Mohammed VI

El rey Mohammed VI de Marruecos ordenó una comisión investigadora sobre las "disfunciones" del Consejo de la Competencia tras la confusión generada por la presentación de un informe suyo sobre prácticas contra la libre competencia en el ámbito de los hidrocarburos.

Una fuente gubernamental aclaró a Efe que el monarca alauí no ha tomado partido sobre el fondo -las trabas a la competencia por algunas grandes distribuidoras-, sino "sobre las disfunciones internas, pues el monarca es solo un árbitro".

Las grandes distribuidoras, entre ellas la sociedad Afriqia, propiedad del poderoso ministro de Agricultura y Pesca, Aziz Ajanuch, muy cercano al Rey, estaban en el punto de mira del Consejo de la Competencia por supuestas prácticas ilegales de ententes sobre los precios finales, que según el Consejo merecieron una cuantiosa multa.

Un comunicado del Gabinete Real explicó que el presidente del Consejo de la Competencia, Driss Guerraoui -él mismo nombrado por Mohammed VI-, sometió al rey alauí dos informes al respecto, con cinco días de diferencia y con contradicciones entre ambos; y, en paralelo, fue acusado por miembros de su mismo consejo de prácticas irregulares.

Ello llevó al monarca marroquí a nombrar una comisión de investigación no ya sobre las prácticas de las petroleras, sino sobre el funcionamiento del Consejo, y es tal la importancia que concede a esa comisión que se sentarán en ella los presidentes de las cámaras parlamentarias, el del Tribunal Constitucional, el del Tribunal de Cuentas y el gobernador del Banco Central.

La fuente insistió en que el monarca de Marruecos, "como garante del buen funcionamiento de las instituciones", y para garantizar que "las instituciones constitucionales trabajen en la serenidad y sin presiones políticas", ordenó esta comisión investigadora, cuyos trabajos no tienen fecha precisa.

Entre tanto, el presidente del Consejo de Competencia y sus miembros, incluso los enfrentados a él, continúan en sus puestos mientras no se presenten los resultados de la investigación.