Moody's ratifica la calificación Aa3 de CAF y su perspectiva estable

La calificadora de riesgo reconoce los altos niveles de liquidez, la buena gestión de activos y capitalización de la institución financiera y destaca su fortaleza para administrar con éxito los riesgos de crédito
CAF

 -  

La agencia Moody's reconoció la alta calidad crediticia de CAF -banco de desarrollo de América Latina- al ratificar su calificación Aa3 con perspectiva estable. El informe de Moody's destaca la solidez financiera de la institución, el buen desempeño de sus activos, el compromiso demostrado de los accionistas a través de aumentos constantes de capital y la incorporación de Costa Rica y México como miembros plenos de la institución.

“La sólida fortaleza financiera intrínseca de CAF sigue reflejando un sólido desempeño de los activos y altos niveles de capital pagado que sustentan una sólida suficiencia de capital. La sólida cobertura de liquidez y el amplio acceso a los mercados de capital respaldan la evaluación de Moody's del sólido desempeño de liquidez y financiamiento de CAF”, señala la agencia calificadora de riesgo en un comunicado.CAF

El presidente ejecutivo interino de CAF, Renny López, destacó: "La ratificación de Moody´s refleja la solidez financiera de CAF, gracias al apoyo continuo de los países accionistas y la estrategia de ampliar la base de accionistas. La pandemia nos ha puesto a prueba y hemos estado a la altura de las necesidades de los países para apoyar a los latinoamericanos con recursos rápidos y oportunos manteniendo la fortaleza crediticia. Seguiremos apoyando los planes de atención y reactivación como socios incondicionales del bienestar y el desarrollo de la región”.

CAF cerró el 2020 con un récord de más de 14.000 millones de dólares en aprobaciones de préstamos, la mayoría destinados a atender los efectos de la pandemia en la economía y en los sistemas de salud, así como a mejorar las infraestructuras digitales, terrestres y energéticas. Al cierre de su 50 aniversario, el organismo multilateral acumuló un total de más 200.000 millones de dólares aprobados desde 1970, para promover el desarrollo sostenible y la integración regional.