Mueren 20 miembros de las fuerzas de seguridad afganas en el norte del país

Continúa la espiral de violencia en Afganistán a pesar del acuerdo firmado entre Estados Unidos y los talibanes
Fuerzas de seguridad afganas en un vehículo Humvee, en Kunduz

PHOTO/AFP  -   Fuerzas de seguridad afganas en un vehículo Humvee, en Kunduz

Al menos 20 miembros de las fuerzas de seguridad de Afganistán murieron el jueves en dos ataques ejecutados presuntamente por talibanes en las provincias norteñas de Kunduz y Faryab, según han confirmado este viernes las autoridades.

Fuentes de seguridad han apuntado que 16 de los agentes habrían fallecido en un ataque perpetrado contra un puesto de control ubicado en el distrito de Jan Abad, en Kunduz y escenario de un repunte de los ataques por parte de los talibanes.

Rabani Rabani, miembro del consejo provincial de Kunduz, señaló que el ataque tuvo lugar en el área de Tap e Ajtar y confirmó en declaraciones a la cadena de televisión afgana Tolo TV, que además de los fallecidos y heridos, dos miembros de las fuerzas de seguridad habrían sido secuestrados.

Por otro lado, cinco miembros de las fuerzas de seguridad, incluido el comandante de un batallón del Ejército afgano, murieron en el ataque perpetrado en el distrito de Juaja Sabz Posh, en Fayab, según ha confirmado el gobernador provincial, Naqibulá Fayiq.

Fotografía de archivo,  fuerzas de seguridad afganas montan guardia tras un ataque de militantes talibanes cerca de un puesto de avanzada del Ejército Nacional Afgano (ANA), en la provincia de Kunduz, el 4 de marzo de 2020
PHOTO/AFP - Fotografía de archivo,  fuerzas de seguridad afganas montan guardia tras un ataque de militantes talibanes cerca de un puesto de avanzada del Ejército Nacional Afgano (ANA), en la provincia de Kunduz, el 4 de marzo de 2020

Fayiq también manifestó que el ataque se ha saldado con un número todavía por determinar de secuestrados, un hecho confirmado por los talibanes, que publicaron un vídeo en el que aparecen varios militares raptados y en el que aseguran haber causado “grandes pérdidas” a las fuerzas gubernamentales. 

El gobernador también dijo que en los combates habían sido abatidos 15 talibanes y que el presidente del país, Ashraf Ghani, le había trasladado en una llamada telefónica la orden a las fuerzas armadas de mantenerse firmes en las operaciones contra la insurgencia talibán.

La Comisión Independiente de Derechos Humanos de Afganistán (AIHRC) indicó el 27 de enero que el número de víctimas civiles a causa del conflicto en Afganistán descendió cerca de un 21% en 2020 respecto al año anterior, si bien apuntó a un repunte de los asesinatos selectivos en el mismo periodo. 

Estados Unidos revisará el acuerdo firmado con los talibanes

El viernes 22 Washington anunció que revisaría el acuerdo que alcanzó el año pasado la Administración Trump con los talibanes, para garantizar que el grupo insurgente cumpla sus compromisos en cuanto a reducción de la violencia. 

Decisión comunicada por Jake Sullivan, nuevo asesor de seguridad nacional, durante una llamada con su homólogo afgano, Kabul Hamdullah Mohib.

"Sullivan dejó clara la intención de Estados Unidos de revisar el acuerdo de febrero de 2020 entre Estados Unidos y los talibanes", dijo en un comunicado la portavoz del asesor, Emily Horne.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan
REUTERS/TOM BRENNER - El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan

El objetivo de la revisión será determinar “si los talibanes están cumpliendo sus compromisos de cortar lazos con grupos terroristas, reducir la violencia e implicarse en las negociaciones con el Gobierno afgano y otros actores”, añadió Horne.

"Sullivan subrayó que Estados Unidos apoyará el proceso de paz afgano con un esfuerzo diplomático robusto y regional, que buscará ayudar a los dos lados a conseguir una solución política justa y duradera y un alto el fuego permanente", continuó la portavoz.

En duda la completa retirada de las tropas estadounidenses

El acuerdo al que llegó la anterior Administración recogía la retirada gradual de todas las tropas para mayo de este año; sin embargo, Sullivan no aclaró si Estados Unidos planea cumplir este compromiso antes de mayo. Lo que sí confirmó es que Biden aboga por mantener un número pequeño de soldados para protegerse ante un posible resurgimiento de Al-Qaeda o Daesh.

Mapa de Afganistán que muestra Kunduz, donde al menos 10 milicianos progubernamentales murieron después de que su puesto de control fuera atacado por combatientes talibanes, dijeron las autoridades el 5 de febrero
AFP/AFP - Mapa de Afganistán que muestra Kunduz, donde al menos 10 milicianos progubernamentales murieron después de que su puesto de control fuera atacado por combatientes talibanes, dijeron las autoridades el 5 de febrero

Revisar el acuerdo permite al nuevo Gobierno estadounidense presionar a los talibanes en un momento en el que los ataques selectivos contra periodistas, activistas, políticos e intelectuales no dejan de sucederse. En las últimas semanas la mayoría de las víctimas han sido mujeres funcionarias del Estado.

Sullivan recalcó en su llamada con Mohib la necesidad de "proteger, como parte del proceso de paz, los extraordinarios avances que han hecho las mujeres, niñas y grupos minoritarios en Afganistán".

El asesor presidencial se comprometió a seguir en contacto con las autoridades afganas, la OTAN y sus aliados regionales para diseñar una “estrategia colectiva que apoye un futuro estable, soberano y seguro para Afganistán”.