Mueren 30 personas en un ataque a un convoy del Gobierno en el noreste de Nigeria

El grupo Estado Islámico de África Occidental (ISWAP) podría estar detrás del atentado
En esta foto de archivo del jueves 8 de agosto de 2013, soldados nigerianos viajan en un vehículo blindado de transporte de personal en Maiduguri

PHOTO/AP  -   En esta foto de archivo del jueves 8 de agosto de 2013, soldados nigerianos viajan en un vehículo blindado de transporte de personal en Maiduguri

Hombres armados mataron a 30 personas en una emboscada contra un convoy del Gobierno en el estado de Borno, en el noreste de Nigeria, informaron este sábado fuentes de seguridad.

El ataque, en el que también fueron heridas decenas de personas, tuvo lugar el viernes a mediodía en la carretera entre Monguno y Baga, cuando el convoy se dirigía a la ciudad de Baga, indicó esta jornada el medio local Daily Trust.

"Se ha confirmado la muerte de un total de 12 policías, cinco soldados perdieron igualmente la vida", así como "13 civiles", dijo una fuente de seguridad al mismo medio al indicar que los atacantes se apoderaron de un coche blindado de la Policía, de un camión con armas pertenecientes a los militares y seis vehículos utilitarios pertenecientes al Gobierno del estado.

Según dicha fuente, los atacantes podrían pertenecer al Estado Islámico en la provincia de África Occidental (ISWAP, por sus siglas en inglés), una de las facciones en las que se encuentra dividido grupo yihadista Boko Haram.

Por el momento, no ha habido reacciones oficiales sobre el ataque, que fue repelido por los militares de las fuerzas terrestres y aéreas.

Boko Haram fue creado en 2002 en la localidad de Maiduguri por el líder espiritual Mohammed Yusuf para denunciar el abandono del norte del país por las autoridades.

En aquel momento efectuaba ataques contra la Policía nigeriana, al representar al Estado, pero desde que Yusuf fue abatido por agentes en 2009 el grupo se radicalizó más.

Con el paso del tiempo, en Boko Haram han surgido varias facciones, entre las que se encuentra el ISWAP, tras la afiliación de una parte del grupo en 2015 a esta organización con el objetivo de crear una provincia de Daesh en África occidental.

Durante su sangrienta campaña, Boko Haram ha asesinado a unas 27.000 personas y ha causado más de tres millones de desplazados, según datos gubernamentales y de la ONU.