PUBLICIDAD

Marruecos

Nadie resiste tus ganas de vencer

El Real Madrid se proclamó campeón de Europa por decimocuarta vez tras ganar al Liverpool 0-1 en París
Courtois-real-madrid

REUTERS/Molly Darlington  -   Courtois besando la decimocuarta

El Real Madrid ganó su 14° Copa de Europa tras vencer al Liverpool 0-1 en el Estadio de Francia de París en Saint Denis en un partido complicado para los madridistas que volvieron a sacar su gen competitivo para proclamarse nuevamente campeón de la Champions League gracias a un gol de Vinicius y a la actuación absolutamente espectacular del guardameta Thibaut Courtois.

En la letra del himno del Real Madrid que se compuso con motivo de la consecución de la Décima Copa de Europa hay una frase que dice: "Porque nadie resiste tus ganas de vencer", y precisamente ese es el mejor resumen de la final del sábado en la capital gala y de la trayectoria del equipo blanco en esta edición de la Champions League. 

real-madrid-final
Reuters/Lee Smith - El Real Madrid levantando la decimocuarta 

El partido disputado en Saint Denis fue complicado para el Real Madrid. Muchos analistas daban favorito al Liverpool por su ritmo de juego y por ser el equipo más puntero junto con el Manchester City en la Premier League inglesa, la considerada por muchos mejor competición liguera del mundo en la actualidad.

La primera parte de la final en París fue un reflejo de esto. El equipo inglés presionó mucho arriba con las líneas muy adelantadas y ahogó a un Real Madrid que no tenía salida alguna salvo los balones en largo a Vinicius. Ni Luka Modric, ni Toni Kroos lograban tener el balón y no podían darle tranquilidad al equipo con la posesión de la pelota ni el control del juego. 

Benzema-real-madrid
Reuters/Kai Pfaffenbach- Nacho Fernández celebrando la victoria 

El conjunto de Carlo Ancelotti no salía de su campo y sufría las embestidas del equipo dirigido por Jurgen Klopp. Incluso hubo dos ocasiones claras para el Liverpool, una con un remate algo forzado en área pequeña prácticamente de Mohamed Salah que paró bien abajo Thibaut Courtois y otra más peligrosa aún en un disparo duro de Sadio Maneh que desvió el portero belga y que acabó estrellándose en el poste de la portería blanca. Con esas dos acciones, Courtois empezó a erigirse como el jugador decisivo de la noche.

El equipo madridista aguantaba las ofensivas del conjunto red como podía y sufría más de lo debido, pero gracias a ese carácter competitivo y a la casta logró marcar casi llegando al descanso del partido mediante una acción de Karim Benzema en el área. El delantero francés logró tocar forzado atrás para Federico Valverde, quien llegó forzado al remate y dejó un balón suelto que el internacional galo aprovechó para batir al meta brasileño Alisson Becker. Aunque el gol fue anulado por un dudoso fuera de juego que se decretó como tal al considerar el equipo arbitral que el último toque de Fabinho que podría haber habilitado a Benzema fue involuntario. 

courtois-real-madrid
Reuters/Molly Darlington- El portero del Real Madrid, Thibaut Courtois 

Así se llegó al descanso y ya en la segunda parte el Real Madrid sí logró equilibrar más la balanza del juego. Empezó a aparecer más Modric y Casemiro y Valverde empezaron a tener mayor presencia y a recuperar y sacar más balones. Ante un Liverpool que veía cómo había dominado, con mucha participación arriba de sus delanteros Salah, Mané y Luis Díaz, pero que no había transformado su dominio en goles, y que había sufrido incluso un importante susto con el gol anulado de Benzema.

De esta manera se llegó a la jugada que desequilibró el partido. Valverde se internó con potencia por la derecha y puso un centro tenso y fuerte que llegó al segundo palo, donde Vinicius pudo rematar a placer tras ganarle la espalda a Trent Alexander-Arnold. Era el minuto 58 y el Real Madrid se adelantaba en el marcador ante el éxtasis de los aficionados madridistas y la incredulidad inglesa. 

liverpool
Reuters/Lee Smith -  El delantero del Liverpool, Mohamed Salá 

El Liverpool volvió a asediar la portería de Courtois, pero este ya dio un paso adelante y se ganó el premio al mejor jugador del partido gracias a unas paradas antológicas que salvaron al conjunto blanco del empate. Sobre todo, dos intervenciones ante Salah que fueron clave, una en un disparo colocado al palo largo y otra en un remate a bocajarro que efectuó el egipcio tras haber superado a Ferland Mendy en el área. El portero belga logró sacar un balón duro y desde cerca que ya le coronó como héroe de la noche. Prueba de ello es que tanto Eder Militao, como David Alaba, como Dani Carvajal se lanzaron a abrazar al gigante belga por la parada salvadora.

La escuadra de Carlo Ancelotti tuvo un par de contraataques peligrosos para haber sentenciado el partido porque los de Jurgen Klopp estaban volcados al ataque, pero Benzema y Dani Ceballos no lograron acertar en el área a pesar de la situación ventajosa de la que gozaron. 

florentino-cargo
Reuters/Molly Darlington - El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, abrazando al presidente Del Real Madrid, Florentino Pérez 

Y ya prácticamente se llegó de esta forma al término de una final en París que coronó al Real Madrid nuevamente como rey de Europa. La final en la capital gala fue el reflejo de la temporada madridista en la Champions League: eliminatorias como las del Manchester City, Chelsea y París Saint Germain en las que el conjunto madridista fue inferior en muchos tramos, pero en las que demostró casta, coraje y calidad para dar vuelta a la situación y lograr imponerse agrandando todavía más el mito madridista en Europa. Justo como este sábado en la final Saint Denis, con mucho dominio del Liverpool, pero con una competitividad del Madrid que le permitió proclamarse nuevamente campeón de Europa, por decimocuarta vez. La leyenda blanca continúa y se agranda en Europa.

El Real Madrid apeló nuevamente a la famosa épica, al compromiso y calidad de los jugadores y a la historia victoriosa del club y el argumento volvió a funcionar. Y es que es cierto aquello de que "nadie resiste tus ganas de vencer".