Navantia, Indra y Airbus encabezan la lista de logros del sector español de defensa y aeroespacial en verano

Con los hitos alcanzados en pasadas semanas, los directivos del tejido industrial vinculado con la defensa y seguridad se encomiendan a 2022
Navantiaindra

PHOTO/Navantia  -   El cuarto buque de guerra que construye Navantia para la Armada Saudí ya es una realidad. Momento de la botadura de la corbeta “Jazan” por el comandante de la Marina Real Saudí, vicealmirante Fahad Bin Abdullah al-Ghofaily, junto al director del astillero de Cádiz, José Antonio Rodríguez Poch

Los últimos 90 días han sido uno de los periodos veraniegos más fructíferos para la industria española de defensa, aeronáutica y espacial. Encabezan los hitos alcanzados tres grandes compañías, como son el astillero público Navantia, la multinacional tecnológica Indra y la rama española de Airbus, seguidas por buena parte del tejido empresarial del sector, que también han hecho su agosto. 

En el plano naval, Navantia acaba de iniciar las pruebas de mar de la corbeta Al-Jubail, el primero de los cinco buques de guerra que el astillero construye para las Reales Fuerzas Navales de Arabia Saudí. Con un desplazamiento del orden de las 2.500 toneladas, una eslora de 104 metros y una velocidad máxima de 27 nudos, los ensayos se prolongarán por espacio de dos meses en la bahía de Cádiz para comprobar el correcto funcionamiento del buque y de sus avanzados sistemas a bordo con objeto de acreditar que el barco cumple los requisitos del contrato suscrito en 2018. 

NavantiaIndra
PHOTO/Navantia - Con un desplazamiento del orden de las 2.500 toneladas y una eslora de 104 metros, las pruebas de mar de la corbeta Al-Jubail, botada en julio de 2020 y primera de la serie, han dado comienzo a primeros de septiembre

Botada en julio de 2020, se trata de un hito previo a su entrega oficial a la Armada saudí, prevista para enero de 2022. En las evaluaciones participan alrededor de 140 personas, de las que 60 son ingenieros y técnicos de Navantia y compañías proveedoras de los sistemas principales, así como también oficiales y suboficiales de las Armadas saudí y española.

Alrededor de medio millar de marinos saudíes han recibido cursos avanzados de especialización en procedimientos tácticos, operaciones, comunicaciones y propulsión, muchos de ellos impartidos en el Centro de Evaluación y Certificación para el Combate y en el simulador táctico de la Flota existentes en la base naval de Rota (Cádiz).

Los ensayos de la primera corbeta de la clase Alsarawat o Avante 2200 se producen poco después de la botadura de la cuarta unidad, la corbeta “Jazan”, que tuvo lugar el 24 de julio, lo que supone la puesta a flote de cuatro unidades en tan solo 12 meses. El principal protagonista de la ceremonia en el astillero gaditano de Navantia fue el comandante de la Marina Real Saudí, vicealmirante Fahad Bin Abdullah al-Ghofaily, que cortó la cinta que hizo impactar una botella con agua de La Meca sobre el casco del barco. En el acto estuvo presente el jefe de Estado Mayor de la Armada española, almirante Antonio Martorell, y el vicepresidente de la corporación de Industrias Militares de Arabia Saudí (SAMI), Wael Alsarhan. 

NavantiaIndraAirbus
PHOTO/MDE  - Las ministras de Defensa de Alemania, Annegret Kramp-Karrenbauer (izquierda), de Francia, Florence Parly (centro), y la secretaria de Estado de Defensa de España, Esperanza Casteleiro, se han comprometido a desarrollar el NGWS/FCAS. Al fondo, los jefes de las Fuerzas Aéreas de los tres países
Dos expectativos de importantes contratos en Europa

El presidente de Navantia, Ricardo Domínguez, calificó de “estratégica” la aportación del astillero español al programa Avante 2200 de la Marina de Guerra saudí, que está alineado con la Visión 2030 del Reino. Todas las nuevas corbetas tienen nombres de ciudades del país árabe: “Al-Jubail” (botada el 22 de julio de 2020), “Al-Diriyah” (14 de noviembre de 2020), “Hail” (28 de marzo de 2021), la reciente “Jazan” (24 de julio) y la futura “Unayzah” quinta y última unidad contratada, cuyo baño inaugural en aguas del Atlántico está previsto para principios del próximo mes de diciembre.

El proyecto de colaboración con la Armada saudí se viene a sumar a las fragatas F-110 y submarinos S-80 para la Armada española y al resultado de dos competiciones internacionales todavía en proceso, cuya evolución se ha conocido a primeros de septiembre. Uno es el concurso Miecznik convocado por el Ministerio de Defensa de Polonia. El astillero español ha pasado a la fase final de un proyecto de construcción de tres fragatas multipropósito que, en caso de ganar, le permitiría formalizar un contrato de transferencia de tecnología con el astillero polaco PGZ. 

NavantiaIndra
PHOTO/GMV - Uno de los campos de actividad de la compañía española GMV es la robótica, tanto en su esfera terrestre, como naval, aérea y espacial. Forma parte del consorcio Satnus, que pretende dar cohesión y fortaleza a la aportación española al pilar de drones del programa NGWS/FCAS

El otro es el programa Fleet Solid Support de la Marina Real del Reino Unido para dotarse de tres buques de aprovisionamiento. Navantia forma parte de un consorcio en el que participa el astillero británico Harland & Wolff y la ingeniería BMT, que ha pasado a la Fase de Compra Competitiva. A partir de ahora debe proceder al diseño de su propuesta, que será sometida a evaluación junto con las de sus competidores, tres asociaciones industriales lideradas por astilleros de Alemania, Gran Bretaña y Países Bajos.

Otro umbral franqueado hace muy escasas semanas es el relativo a la luz verde para el desarrollo del futuro avión de combate europeo, un proyecto conocido de manera  oficial como Sistema de Armas de Siguiente Generación o NGWS/FCAS. Las ministras de Defensa de Alemania, Annegret Kramp-Karrenbauer, de Francia, Florence Parly, y la secretaria de Estado de Defensa de España, Esperanza Casteleiro, firmaron el 30 de agosto en París un acuerdo que compromete a los tres países en el desarrollo de un nuevo avión de caza para hacer frente a las amenazas que puedan surgir hasta el año 2080 o más allá.

La gran novedad del que está considerado como el mayor proyecto de defensa europeo de todos los tiempos, tanto por su implicación tecnológica como por sus decenas de miles de millones de euros es que el nuevo avión militar debe actuar envuelto en una invisible nube de combate. A través de ella debe mantener un diálogo y gestionar las acciones de ataque o interceptación de diferentes drones puestos bajo su control, un reto tecnológico de enorme magnitud. 

NavantiaIndra
PHOTO/SIAE - El acuerdo alcanzado en París el 30 de agosto entre los Ministerios de Defensa de Alemania, España y Francia sobre el NGWS/FCAS faculta a los tres países a revisar en 2023 la madurez de los hitos tecnológicos que ahora se ponen en marcha
Buenas noticias para Indra, Airbus y el conjunto del sector

Se trata de un mega proyecto industrial en el que tres grandes empresas asumen las máximas responsabilidades. Son Dassault Aviation por parte de Francia y Airbus GmbH del lado de Alemania. Al tratarse de una iniciativa de un marcado carácter tecnológico, la contribución española está coordinada por Indra, cuyo componente de defensa queda bajo la dirección de Ignacio Mataix.

La compañía está implicada de manera directa en casi la mitad de los siete pilares tecnológicos en los que se han compartimentado los grandes contratos industriales, como son la simulación, los sensores a bordo y la ya citada nube de combate, campos en los que la corporación goza de amplia experiencia y reconocimiento internacional. Por añadidura, acaba de suscribir un contrato con el Ministerio de Defensa español para completar y potenciar la red de vigilancia aérea del Ejército del Aire con una nueva versión del radar Lanza 3D, que capacita para detectar misiles balísticos tácticos e incluso cazas de quinta generación. 

NavantiaIndra
PHOTO/Indra - La contribución española al sistema capitaneado por el caza del futuro está coordinada por Indra. En el marco terrestre, Indra se ha asociado con Thales para ultimar el desarrollo de la nueva versión del Sistema de Gestión del Campo de Batalla para el Ejército de Tierra español

En el NGWS/FCAS también ha salido beneficiada Airbus España, responsable en la esfera nacional de la parte relativa a la concepción y desarrollo del caza y de las tecnologías para lograr su baja detectabilidad por parte de radares y otros sistemas de detección de nueva generación. Conviene recordar que el Ministerio de Defensa de India confirmó hace muy escasos días la compra de 56 aviones de transporte C-295, de los que 16 unidades se fabricarán y montarán en Sevilla.
 
Otra iniciativa que ha tomado cuerpo en la segunda quincena de junio ha sido la constitución de Satnus Technologies, un consorcio formada por GMV, Sener Aeroespacial y Tecnobit-Grupo Oesía para dar cohesión y fortaleza a la aportación española al pilar de drones u Operadores Remotos, que es como se denominan en el marco del programa NGWS/FCAS. Fusionar las capacidades de SENER en sistemas de guiado, navegación, control y apuntamiento, con las de Tecnobit en optrónica, electrónica, comunicaciones seguras. Y con las de GMV, especializada en automatización, ciberdefensa, al igual que inteligencia, vigilancia y reconocimiento. Viene a reforzar y complementar el acuerdo suscrito unas semanas antes entre Escribano M&E, GMV y Sener en el campo de los misiles y municiones guiadas. 

NavantiaIndra
PHOTO/SENER - Bajo la dirección de Rafael Orbe, el componente defensa de Sener Aeroespacial ha ampliado sus capacidades con acuerdos con GMV, Indra y Escribano M&E en el campo de los drones, misiles y municiones guiadas 

En la vertiente espacial, Elecnor Deimos puso en órbita el 30 de junio su satélite demostrador CubeSat 3U de vigilancia marítima de nombre Neptuno. Lanzado desde Cabo Cañaveral (estado de Florida) mediante un lanzador Falcón 9 de la compañía norteamericana SpaceX, ha sido fabricado en Puertollano (Ciudad Real) con termoplásticos impresos en 3D. Posicionado en torno a los 500 kilómetros de altura y a punto de concluir las verificaciones previas a su entrada en servicio, su finalidad es detectar embarcaciones con patrones de comportamiento potencialmente delictivos y asignar un perfil de peligrosidad a cada una de ellas.