Netanyahu acusa a Irán del ataque a un carguero israelí

La embarcación sufrió una explosión que le obligó a detenerse en el puerto de Dubái cuando atravesaba el golfo de Omán
Esta foto tomada el 28 de febrero de 2021 muestra una vista del carguero MV Helios Ray, de propiedad israelí y con bandera de Bahamas, atracado en la terminal de cruceros Mina Rashid (Puerto Rashid) de Dubái

AFP/GIUSEPPE CACACE  -   Esta foto tomada el 28 de febrero de 2021 muestra una vista del carguero MV Helios Ray, de propiedad israelí y con bandera de Bahamas, atracado en la terminal de cruceros Mina Rashid (Puerto Rashid) de Dubái

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha acusado a Teherán de estar detrás del ataque a un buque de carga israelí mientras la embarcación abandonaba el puerto saudí de Dammam durante la madrugada del pasado jueves. Una explosión en la línea de flotación del carguero le obligó a desembarcar en el puerto de Dubái para ser inspeccionado. 

El portavehículos de la compañía MV Helios Ray, de propiedad israelí y con bandera de Bahamas, navegaba a través del golfo de Omán dirección Singapur cuando fue atacado. La explosión ocasionó dos agujeros en el costado de babor y dos en el costado de estribor justo por encima de la línea de flotación, según funcionarios de defensa estadounidenses. Sin embargo, no hubo heridos. 

El barco se encuentra cerca del hotel flotante de Dubái, el Queen Elizabeth 2, donde llegó el domingo para ser sometido a una batería de reparaciones por parte de funcionarios israelíes desplazados a la zona. La Guardia Costera emiratí y la Policía de Dubái escoltan y protegen la embarcación, según indican fuentes locales.

El Canal 13 de noticias israelí informó el sábado que el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán habría disparado dos misiles contra el carguero. Sin embargo, el ministro del gabinete de seguridad de Netanyahu y antiguo almirante de la marina, Yoav Galant, aseguró que las imágenes del barco mostraban que cada uno de los agujeros era el resultado de “una mina colocada en el exterior, aparentemente en una operación nocturna de comandos de la Marina”. Los autores habrían reconocido la propiedad israelí del barco por fuentes de código abierto, según la versión del propio Galant.

El MV Helios Ray, un buque de transporte de vehículos, viajaba desde el puerto saudí de Dammam a Singapur cuando se produjo una explosión el 25 de febrero, según el grupo de seguridad marítima Dryad Global, con sede en Londres
AP/KATSUMI YAMAMOTO - El MV Helios Ray, un buque de transporte de vehículos, viajaba desde el puerto saudí de Dammam a Singapur cuando se produjo una explosión el 25 de febrero, según el grupo de seguridad marítima Dryad Global, con sede en Londres

“Es una acción de Irán, está claro” ha señalado Netanyahu en una entrevista concedida a la cadena de televisión pública Kan, antes de resaltar que el régimen de Teherán es el mayor enemigo de Israel y agregar que su país “está golpeando a Irán en toda la región”. En la misma entrevista, Netanyahu ha señalado que “los iraníes no tendrán armas nucleares, con o sin acuerdo” en un mensaje que ya ha transmitido al propio presidente Biden. 

Las palabras de ‘Bibi’ llegan después de que el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, apuntase a Irán como posible responsable de lo sucedido. “Estimamos que fueron los iraníes, pero todavía hay que examinarlo”. Gantz reiteró, además, que Irán tenía como objetivo tanto infraestructuras como ciudadanos israelíes en forma de represalia tras el asesinato a tiros de Mohsen Fajrizadeh el pasado mes de noviembre. 

El incidente ha renovado la preocupación por la seguridad marítima en la región y ha supuesto una escalada en las tensiones. Esta área ha sido testigo de numerosos desencuentros, especialmente en el estrecho de Ormuz, una de las rutas marítimas más importantes del mundo por su importancia geográfica y económica. A través de esta vía, que comprende el golfo de Omán, viaja una quinta parte de las exportaciones de petróleo mundial.  

Netanyahu acusó al archienemigo Irán el 1 de marzo de un reciente ataque a un barco de propiedad israelí, señalando que su país estaba "devolviendo el golpe" a la mañana siguiente de una incursión en Siria
AFP/ALEX KOLOMIENSKY - Netanyahu acusó al archienemigo Irán el 1 de marzo de un reciente ataque a un barco de propiedad israelí, señalando que su país estaba "devolviendo el golpe" a la mañana siguiente de una incursión en Siria
Negativa tajante desde Teherán

El diario Khayan, abonado a la línea dura del régimen de Teherán, ha publicado que el propietario del carguero israelí y uno de los empresarios más acaudalados de Israel, Abraham Ungar, mantiene una estrecha relación con el jefe del Mossad, Yossi Cohen. El libelo ha insinuado que la embarcación estaba inmersa en una misión de espionaje. 

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Saeed Khatibzadeh, negó que el régimen estuviera detrás del ataque. Khatibzadeh declaró que el primer ministro israelí sufre “una obsesión con Irán” y calificó sus acusaciones de “alarmismo”. 

Khatibzadeh también acusó a Israel de tomar “acciones sospechosas en la región contra Irán” en los últimos meses para socavar el acuerdo nuclear de 2015, sin dar más detalles, y prometió que Irán respondería. “El golfo Pérsico y el mar de Omán son las zonas de seguridad de Irán, y el país no permite que Israel amenace allí”, manifestó el portavoz. 

Medios de comunicación estatales sirios informaron durante la madrugada del domingo de una serie de supuestos ataques aéreos israelíes cerca de Damasco. En principio, los sistemas de defensa aérea habrían interceptado la mayoría de los misiles, sin embargo, medios israelíes afirmaron que la supuesta ofensiva iba dirigida contra objetivos iraníes en respuesta al ataque a la embarcación.

Israel ha arremetido contra cientos de objetivos iraníes en Siria en los últimos años, y Netanyahu ha declarado en reiteradas ocasiones que Israel no aceptará una presencia militar iraní permanente en el país vecino. Tanto Irán como la organización libanesa Hizbulá han proporcionado apoyo militar al presidente sirio Bachar al-Asad durante la guerra civil siria, uno de los motivos de un desencuentro que sigue candente.