PUBLICIDAD

Iberdrola

Nizar Derdabi: “Los problemas del Sahel afectan a toda la región”

Nizar Derdabi, exoficial superior de la Gendarmería Real de Marruecos, dialoga con Atalayar sobre la cooperación entre el Reino y algunos países del Sahel, sobre todo en materia de seguridad
Nizar Derdabi, exoficial superior de la Gendarmería Real de Marruecos

PHOTO/GUILLERMO LÓPEZ/ATALAYAR  -   Nizar Derdabi, exoficial superior de la Gendarmería Real de Marruecos

Nizar Derdabi, exoficial superior de la Gendarmería Real de Marruecos, ha sido uno de los muchos ponentes del II Foro de Diálogo Sahel-Europa celebrado este fin de semana en la Universidad Francisco Vitoria (UFV) de Madrid. En dicho evento se expusieron algunos de los desafíos de la región africana, así como la importancia de su estabilidad para Europa y para el resto del continente africano.

Derdabi, durante una entrevista con Atalayar, destaca la cooperación que mantiene Marruecos con algunos países del Sahel, sobre todo en materia de seguridad e intercambio de información, con el objetivo de evitar actos terroristas, uno de los principales problemas que enfrenta la región.

Se habla mucho de la importancia del Sahel y de su estabilidad para Europa. Pero, ¿cuál es la percepción de la región en el Magreb?

La región del Sahel tiene vínculos históricos con Marruecos y con el Magreb. Las fronteras de los países que vemos ahora, Marruecos, Argelia, etc., no eran las fronteras que existían hace 200 años. Por ejemplo, Marruecos, el Reino de Marruecos, se extendió a Mauritania y Mali. Hay vínculos históricos, pero también religiosos. Cabe destacar que el rey Mohammed VI es el comandante de los creyentes. Esto lo convierte no solo en una autoridad política, sino también religiosa porque es descendiente del profeta.

Por lo tanto, el rey de Marruecos es una autoridad religiosa para muchas comunidades religiosas presentes en Malí y Mauritania. En estos países también hay una mezcla de poblaciones. Por ejemplo, la etnia saharaui es una etnia que existe en el sur de Marruecos, pero también existe en Malí, Mauritania o Argelia. Todos estos vínculos históricos hacen que todos los países estén muy cerca. Aunque Marruecos no tenga frontera directa con Mali como si ocurre con Mauritania y Argelia, compartimos intereses económicos, sociales y culturales. Esto es lo que hace que la relación sea muy estrecha.

nizar derdabi
PHOTO/GUILLERMO LÓPEZ/ATALAYAR - Nizar Derdabi, exoficial superior de la Gendarmería Real de Marruecos

El Magreb es el vínculo entre Europa y el Sahel. ¿Qué dinámica está adoptando el Magreb, y Marruecos en particular, para reforzar la estabilidad en el Sahel?

Los problemas del Sahel afectan a toda la región. No obstante, actualmente, los países del Magreb -especialmente Marruecos y Argelia- no se ven afectados directamente por la inestabilidad o por la inseguridad del Sahel. Sin embargo, los vínculos que he mencionado hacen que todo lo que ocurre en el Sahel repercuta en los demás países de la región. Por ello, Marruecos desarrolla, especialmente con Mauritania y Mali, una asociación estratégica que engloba varios ámbitos. A nivel económico, se impulsa el comercio, especialmente de productos agrícolas, frutas y verduras. Marruecos suministra todos estos productos agrícolas a Mauritania y Mali.

También hay un intercambio social. Muchos estudiantes malienses y mauritanos se forman en Marruecos y en el frente de la seguridad Marruecos a través de sus escuelas militares. Yo pasé por una escuela militar y en las escuelas militares de Marruecos hay muchos aprendices de los países del Sahel, incluyendo Mali, Mauritania, Senegal. Ocurre lo mismo con las unidades especiales, por ejemplo, la unidad de fuerzas especiales de Mali fue entrenada en Marruecos. Esto permite que los países del Sahel se beneficien de la experiencia marroquí en el campo de la seguridad e inteligencia.

l II Foro de Diálogo Sahel-Europa
PHOTO/GUILLERMO LÓPEZ/ATALAYAR - Nizar Derdabi, exoficial superior de la Gendarmería Real de Marruecos

En este último punto destaca la lucha contra el terrorismo. En esta cuestión lo importante es la fase de anticipación. ¿Y cómo podemos anticiparnos basándonos en los servicios de inteligencia? A través de la inteligencia humana. Los servicios de inteligencia externos marroquíes tienen informadores en la región del Sahel, tienen elementos encubiertos y toda esta inteligencia se comparte con nuestros socios para advertirles de posibles amenazas. Un ejemplo de cooperación de Marruecos son los atentados del Bataclan en Francia en 2015. Este es sólo un ejemplo de intercambio de información. En el momento en que se produjeron los atentados en París, la inteligencia exterior marroquí tenía información sobre la célula. Compartieron la información con sus homólogos franceses, lo que les permitió detener la célula. El problema del terrorismo es global, por ejemplo, los terroristas que cometieron el acto en el Bataclan son binacionales, es decir, son ciudadanos de origen marroquí pero instalados en Francia y con nacionalidad francesa. Así que el interés de los países europeos es cooperar con Marruecos porque Marruecos tiene redes, información. El intercambio se hace en ambas direcciones, España también facilitó inteligencia a Marruecos. Esta es la mejor manera de cooperar contra la amenaza terrorista, la asociación en términos de intercambio de inteligencia.

Nizar Derdabi, exoficial superior de la Gendarmería Real de Marruecos
PHOTO/GUILLERMO LÓPEZ/ATALAYAR - Nizar Derdabi en el II Foro de Diálogo Sahel-Europa

¿Cómo describiría la cooperación entre el Magreb y Europa en relación con el Sahel y sus desafíos?

Si hablamos de la cooperación Magreb-Europa para el Sahel, Marruecos, en su estrategia de política internacional, da una importancia estratégica a esta asociación. ¿Por qué? Porque en todos los ámbitos, ya sean los intercambios económicos, los intercambios en materia de seguridad, en energía, la cooperación es esencial. Marruecos da una importancia esencial a esta cuestión, no obstante, al hablar de la asociación del Magreb-Sahel, hay un freno: la crisis que existe actualmente entre Marruecos y Argelia. Todos somos conscientes de que se trata de un problema político al que hay que encontrar una solución, pero desgraciadamente es un problema que frena la asociación. Marruecos tiene asociaciones bilaterales, Argelia también tiene asociaciones bilaterales, pero no tenemos una asociación conjunta. Por lo tanto, esto es un obstáculo, tanto desde el punto de vista económico como, sobre todo, desde el punto de vista de la seguridad.