No dejaremos que el español desaparezca en Dajla

El director de la Academia Unamuno de Dajla, Brahim Hameyada, reclama más ayuda desde España y más apoyo de las autoridades marroquíes
No dejaremos que el español desaparezca en Dajla

Guillermo López  -   Brahim Hameyada, director de la Academia Unamuno, con unos alumnos

España estuvo en Dajla durante casi un siglo, de 1884 a 1975, pero son pocas las huellas que quedan de un legado español que siempre se trató de minimizar, tanto por parte marroquí que ambicionaba la anexión del territorio con la salida de los españoles tras la Marcha Verde, como por los españoles que reconocían que los acuerdos firmados deberían haberse hecho de otra manera, hasta el punto de evitar la guerra que mantuvo el Frente Polisario contra Marruecos hasta el alto el fuego de 1991.

Pero más allá de las circunstancias políticas e históricas, cuando te encuentras en Dajla espera encontrar algún patrimonio cultural, social o militar. La realidad se reduce al faro, a un viejo cuartel militar, a una plaza, a una biblioteca y a una academia de idiomas, la Academia Unamuno, dirigida por un intelectual, Brahim Hameyada, que comenta la determinación de un grupo de saharauis que no están dispuestos a que el español desaparezca. En la academia, dan clase de español dos grupo de 15 y 17 alumnos cada uno. Han conseguido el reconocimiento del Instituto Cervantes y sus diplomas son homologables.


¿Cuándo surgió la idea de fundar la Academia Unamuno y por qué? 
La idea surgió con varios amigos, cuarentones y cincuentones, que son de una generación de saharauis que fueron españoles. Antes de nada, antes de esta academia, fundamos una asociación denominada Asociación Cultural Río de Oro. Entonces empezamos a tratar de crear un grupo de gente para tratar de recuperar el idioma español y parte de la cultura española que estaba desapareciendo.

Academia Unamuno
Brahim Hamayeda dando clase


¿Qué tipo de actividades desarrolla la asociación?
Una serie de actividades para difundir el español como un idioma que se estaba perdiendo y que históricamente pertenecía a la región. Hicimos actividades como clases de español a gente interesada, organizábamos conferencias sobre la importancia del español. Dentro de todas estas actividades y en el marco de la estrategia que hemos llevado a cabo, hemos llegado a la conclusión de que aparte de la Asociación teníamos que crear una academia.


¿Por qué el nombre de Unamuno?
Yo personalmente le puse el nombre de Unamuno por admiración a este filósofo, un gran escritor que me marcó durante mi etapa de estudios cuando era joven. Era de los autores que más me llamó la atención.

Academia Unamuno
Una foto de Miguel de Unamuno en la Academia


¿Consiguió para la academia el reconocimiento del Instituto Cervantes?
A partir de ahí se fundó la academia idiomas, principalmente de español. Conseguí que dos años después de su fundación obtuviera el reconocimiento como centro acreditado del Instituto Cervantes, donde se pueden hacer exámenes de español de todos los niveles.


¿Sus diplomas están homologados?
Son diplomas que la gente los necesita para muchas cosas, como por ejemplo para obtener la nacionalidad española porque uno de los requisitos, es tener al menos un A2. Por lo tanto, aquí tenemos un centro que ya es un foro de la promoción del español. 


¿En la academia hacen más actividades, además de las clases?
No solo nos hemos limitado a la lengua sino también hacemos actividades culturales sobre lecturas, hacemos un acto de entrega de diplomas y otra serie de actividades. Lo hacemos con los escasos medios que tenemos, pero a pesar de todo disfrutamos mucho haciendo este trabajo y creo que al final llegaremos a la meta, que es tratar de recuperar el español, un idioma que ya existía, que forma parte de esta región y no lo dejaremos perder.


¿Cuántos alumnos están aprendiendo español?
Durante estos cinco años han pasado cerca de 5.000. Los primeros diplomas de los exámenes DELE fueron entregados en 2016.

Brahim Hameyada
Brahim Hameyada

 
¿Y ahí es cuando les dieron la licencia?
La recibimos unos cuatro o cinco meses antes, pero los primeros diplomas los entregamos en 2016.


¿Tenéis algún tipo de apoyo del Gobierno español o del Gobierno marroquí?            

A parte de nuestro esfuerzo si hay algunas ayudas mínimas por parte del Consejo Regional. Pocas, pero son ayudas, al fin y al cabo. Lo demás son ayudas a través de la Asociación misma, de la matrícula de los alumnos y algunos medios de algunos empresarios que están animados a ayudar en este tipo de actividades culturales pero bueno nosotros siempre confiamos más en nuestras fuerzas propias que en la ayuda ajena. 


¿No pierden la ilusión?
Seguiremos adelante con esta academia y con la Asociación para que el español no se pierda.

 
¿Qué le gustaría pedir al Ministerio de Educación español?
Tanto el Ministerio como el Gobierno español ya conocen la situación del español aquí y, a través de la academia, yo personalmente me entrevisté con varios medios de comunicación, como la agencia EFE, cuando entregamos los primeros diplomas en 2016. 

Academia Unamuno
Portal de la Academia Unamuno en Dajla


¿Se conoce su situación?
A través de los medios de comunicación hay muchas partes tanto gubernamentales como no gubernamentales que están al tanto de que aquí hay voces, digamos de SOS, para que no se pierda el español. 


¿Han tenido respuesta a su SOS?
Desafortunadamente de momento no hemos tenido respuesta, pero eso no impide que sigamos adelante.


¿Qué idiomas se estudian aquí?
Aquí estudiamos ante todo el español, aunque también el francés y el inglés. Nosotros aquí damos los idiomas que están muy solicitados. El francés porque en Marruecos es una segunda lengua, el inglés porque es una lengua mundial y el español porque lo consideramos una lengua materna y también porque es la segunda lengua más hablada en el mundo por habitantes después del inglés. 


¿Los alumnos son conscientes de la trascendencia de aprender el español?
Eso es lo que estamos explicando a muchos alumnos que desconocen estos datos. 


¿Quiere lanzar algún mensaje a la opinión pública en España?
Hago un llamamiento al Gobierno español y a las organizaciones que puedan contribuir para que el idioma español se mantenga en los lugares donde se está perdiendo y se difunda en otros lugares del mundo. Sobre todo, aquí si es posible, les pedimos que nos echen una mano.