PUBLICIDAD

Iberdrola

“Nos vamos a un país que no es el nuestro a defender unas libertades que no existen”

‘Tango’ es una de las diversas personas de diferentes nacionalidades que decidieron viajar a Ucrania para combatir junto al Ejército ucraniano frente a las tropas rusas
Guerra en Ucrania

 -  

Desde que comenzó la invasión de las tropas rusas a Ucrania, varias personas de distintos países decidieron apoyar decididamente al Ejército ucraniano e ir como voluntarios a combatir contra Rusia. Tango (nombre ficticio) es uno de los españoles que tomaron este camino el día 27 de febrero y ahora se encuentra combatiendo a las tropas rusas en la ciudad de Mariúpol.

Señor Tango, ¿qué tal? ¿cómo está?

Dentro de lo que cabe estamos bien.

¿Cómo está la situación ahora mismo en Ucrania?

Ahora mismo estamos en Mariúpol, sitiados en la casa de unos ciudadanos ucranianos que nos dan cobijo y comida.

Tango, le quería preguntar sobre cómo es la vida en el campo de batalla y cómo está siendo la vida allí en Mariúpol.

La pregunta es bastante complicada porque la situación va variando a medida que pasan los días. Hay días que son más tranquilos que otros, en los que nos organizamos y salimos hacia los diferentes “check points”, sin embargo, hay días en los que nos enfrentamos de tú a tú con el enemigo en zona abierta o zona cerrada “CBQ”, se trata de zonas de combate en población.

Sí, desconocíamos esa explicación, pero se entiende perfectamente. Le quería preguntar, mencionando estos combates casi diarios, sobre cómo es el trato de las tropas rusas, si usted y el resto de los voluntarios han tenido contacto, si alguno ha caído prisionero…

Obviamente hemos tenido contacto directo con las tropas rusas. También ha habido captura de prisioneros, donde se ha apresado a soldados rusos para interrogarlos como es debido, la mayoría son soldados jóvenes y tropa de infantería ligera. En Mariúpol está por así decirlo la parte del Ejército más profesional y con mayor experiencia mientras que a la zona de Kiev Rusia está enviando a soldados sin experiencia en combate para “entretener” a las fuerzas de combate ucranianas. Rusia está tratando de conquistar la zona sur, suroeste y sureste de Ucrania, que ahora mismo son las ciudades clave del país.

Le quería preguntar también precisamente sobre eso, sobre las ciudades clave e incluso sobre los horrores del Ejército ruso en la población ucraniana. ¿Cree que se corresponde esa realidad a lo que llega desde los medios de comunicación a España u otros países?

Lo que se está difundiendo a través de la prensa española solamente es el 2% de la realidad que se está viviendo aquí. Con toda la cantidad de vídeos que andan circulando nosotros nos preguntamos por qué no se publican. No sabemos si es porque hablamos de unas imágenes de una dureza extrema, pero creemos que es necesario contar la realidad de lo que se está viviendo en Ucrania, hay que darle visibilidad a este conflicto. Lo que se cuenta en muchos medios de comunicación no se corresponde con la realidad que aquí estamos viviendo cada día. 

Guerra de UcraniaSí es cierto que nos llegan parte de esos vídeos y que solemos publicar en redes sociales y demás, desde luego grandes horrores, pero no se imagina o no se quiere imaginar todo lo que ustedes podrán ver con sus propios y el horror, al fin, de una guerra. Y es precisamente esto por lo que le quería preguntar, quizá una cuestión más personal, pero ¿qué es lo que le lleva a usted y a sus compañeros a irse a Ucrania a combatir?

Nosotros somos exmilitares con experiencia en el campo de batalla, y no voy a decirle que hemos venido a Ucrania por vocación, pero al final, los valores que se inculcan en esta profesión son los que te hacen ir a otro país a luchar por las libertades de las personas, por mucho que estén fuera de la Unión Europea o de la OTAN. Es complicado explicarle esto a alguien que no lo haya vivido, no sé si estoy consiguiendo emplear las palabras adecuadas para describir por qué nos vamos a un país que no es el nuestro a defender unas libertades que no existen. 

¿Cuántos de ustedes viajaron a Kiev?

El 27 de febrero vinimos en dos coches cruzando por la frontera de Polonia, trajimos nuestro propio material y el equipamiento que consideramos necesario, también han venido más españoles por cuenta propia. En nuestro caso, hablamos con los administradores encargados de organización de los grupos de voluntarios interesados en unirse a combatir en defensa del pueblo ucraniano y desde allí asignan la posición que se debe ocupar. Unos van a defensa territorial, otros a una milicia privada, depende un poco del punto de vista y del pensamiento que tiene cada persona, hay grupos que no se definen por eje político, otros sí. Ahora mismo se está aceptando a cualquier persona, pese a que no tenga experiencia militar, se están demandando en estos momentos muchos ingenieros, pilotos de drones, gente para telecomunicaciones e informáticos. 

Al igual que va usted, supongo que van otros muchos voluntarios de otras nacionalidades, ¿verdad?

Obviamente, nosotros por ejemplo fuimos seis los que vinimos en esta expedición, a lo largo de las semanas han ido viniendo más españoles. Aquí hay muchas clases de personas desde los soldados, mercenarios, legionarios extranjeros hasta médicos o paramédicos e ingenieros. Ahora mismo, militares españoles como tal, con la experiencia necesaria de combate hay muy pocos, para entrar en combate se requiere una preparación adecuada, no vas a entrar a combatir tirando disparos a la nada, para poder hacerlo se necesita de una instrucción previa. Como para todo en la vida hace falta formación, y ciertas aptitudes, después dependiendo de cómo te vean los mandos encargados te destinan a una ubicación o a otra, no te van a mandar a Mariúpol si no tienes ningún tipo de experiencia, ni estás preparado física y psicológicamente, ni tienes la formación necesaria. 

Nos llegan noticias sobre que Kiev no ve con buenos ojos a todos estos voluntarios que van sin experiencia previa y que pueden obstaculizar más que otra cosa. Le quería preguntar sobre cómo se ve esto y, sobre todo, quién decide a qué frente va cada voluntario.

Los voluntarios españoles que están viniendo a Kiev o a las diferentes partes de Ucrania, muchos de ellos no tienen una idea clara del peligro que se corre y el riesgo que supone entrar en combate y poner en peligro a compañero o a civiles. Hay milicias que ya no están aceptando a nadie que no tenga formación y experiencia militar porque esto es muy duro y hay que estar preparado para vivir las experiencias tan fuertes que aquí se viven. Pero personalmente no puedo hablar mucho sobre el tema porque es algo que no he vivido, yo no he estado en la legión extranjera no puedo aportar datos exactos de cómo se está realizando la selección de personal. 

Tango, ¿tienen, usted y sus compañeros, intención de volver a España?

Por el momento, mientras aquí las cosas no se calmen, no tenemos intención de volver porque esto va para largo, no es una guerra que vaya a durar uno o dos meses. Nuestras previsiones son que al menos hasta mayo o junio, conforme está la situación ahora mismo, no va a estar la situación más calmada.

Y bueno, una vez pasado este tiempo esperemos que sea breve y se calme un poco la situación, ¿temen a ciertas consecuencias que les puedan ocurrir cuando vuelvan a España, como la situación jurídica?

En nuestro caso sí que estamos manteniendo el anonimato en todo momento, no publicamos nada en redes sociales, no nos hacemos fotografías y no hablamos con nuestros amigos sobre esto. Únicamente sacamos pequeños fragmentos en nuestras redes oficiales para que la gente pueda ver un poco lo que hacemos y el tipo de armamento que empleamos y las situaciones que vivimos. Cabe recordar que hacer alarde de excesiva información es un gran error para nuestra seguridad, con una simple foto en la que se distinga una escena o un paisaje puede localizarse a través de la inteligencia del bando contrario y que puedan tener el punto exacto de nuestra ubicación. 

En relación con ello, con todos estos peligros o problemas que pueden surgir, nos preguntamos cómo es la situación con la población ucraniana, ¿tienen cierto contacto, tacto? ¿Cómo les perciben?

Con la ciudadanía por seguridad no tenemos mucho trato. Por ejemplo, imagínese que hablamos con una persona, no tenemos forma alguna de saber si ese ciudadano es prorruso o no, la forma de evitar esto es limitando el contacto con la población civil. Es lo mismo que nos pasa con los traductores, aquí no tenemos mucho trato con ellos porque suponen un riesgo para nosotros, no podemos fiarnos al 100% de una persona porque no sabes sus intenciones, ni la información que podrá dar a otras personas. Dar datos acerca del número de personas que compone nuestra división, el idioma que hablamos o rasgos identificativos que tenemos suponen un riego para nuestra integridad.

Guerra de UcraniaDesde luego, el ataque puede venir desde cualquier lado, como nos cuenta, hay que andar con pies de plomo. Y en relación con esto, con enfrentarse continuamente a la muerte, cabe preguntarse, ¿tienen miedo?

Siempre hay que andar con pies de plomo, cuidando la información sobre todo en estos tiempos donde la información es un tesoro. El miedo existe en el combate y en las vivencias que cada día ocurren, gracias a él mantenemos ese sexto sentido de pensar en las consecuencias que un fallo puede llegar a suponer. No puedes envalentonarte y decir que no tienes miedo a morir, porque un exceso de motivación da una falsa seguridad que puede conllevar a errores y eso en el campo de batalla se paga muy caro. Por ejemplo, estás posicionado junto con tu compañero estás en un momento de exceso de confianza y cometes un error, eso puede poner en peligro a tu equipo, a la población civil y a tu propia integridad física. 

Como última pregunta, ¿cree que va a durar mucho la situación? ¿Cree que se van a extender mucho los combates incluso después de todo lo ocurrido en Mariúpol estos días?

No le puedo decir, cada día es una cosa diferente. Creemos que para finales de mayo o principios de junio aquí pueden estar las cosas un poco más controladas, cuando haya una toma de posiciones por parte de Rusia será cuando se calmen las cosas.

Esperemos al menos que así sea, que cesen paulatinamente los combates y que Ucrania pueda levantarse. Tango, muchísimas gracias por estas palabras. 

Agradecerte a ti por realizar esta entrevista y el que gracias a ella se le pueda dar mayor visibilidad a la parte real de este conflicto armado.