Nuevas elecciones presidenciales en Siria, mismo resultado

La sociedad siria se dará cita ante las urnas el próximo 26 de mayo según ha anunciado el presidente de la Asamblea del Pueblo, Hamoudah Sabbag
Atalayar_Eleccions presidenciales Siria

AFP/ LOUAI BESHARA  -   Siria celebrará elecciones presidenciales el 26 de mayo, según ha anunciado hoy el presidente del Parlamento, las segundas que se celebran en el país a la sombra de la guerra civil

Siria llevará a cabo sus segundas elecciones presidenciales en medio de una cruenta guerra civil, sin visos de solución a corto plazo. La situación en el país árabe se complica cada vez más, mientras que el conflicto parece haberse estancado. La sociedad siria se dará cita ante las urnas el próximo 26 de mayo según ha anunciado el presidente de la Asamblea del Pueblo, Hamoudah Sabbag.

El país árabe se enfrenta a una grave crisis económica y sanitaria. El valor de la libra siria se ha desplomado en el mercado negro, acelerado por la crisis financiera del vecino Líbano y las sanciones occidentales. Asimismo, los cortes intermitentes de electricidad han obligado a los negocios locales a cerrar, lo que ha aumentado el nivel de desempleo en los últimos meses.

El régimen aún no contrala la totalidad del territorio por lo que las elecciones sólo se llevaran a cabo en las zonas que se encuentren bajo control del Gobierno. Los comicios estaban programados entre el 16 de abril y el 16 de mayo de 2021, pero finalmente tendrán lugar el 26 del próximo mes, unos días después de finalizar el mes sagrado musulmán del Ramadán.

Atalayar_Elecciones Siria Bachar al Asad
AFP/ LOUAI BESHARA - Miembros del parlamento sirio se reúnen para discutir las próximas elecciones presidenciales, en la capital Damasco

Una cita de marcada importancia ya que se tratan de los primeros comicios presidenciales convocados por el Gobierno desde 2014. Hamoudah Sabbag, anunció que el plazo para presentar las candidaturas está abierto y que podrán registrarse ante el Tribunal Constitucional Supremo durante un periodo de diez días. Por su parte, los sirios en el extranjero podrán "votar en las embajadas" el 20 de mayo, dijo Hammouda.

En la última cita electoral, y en medio de una cruenta represión contra las manifestaciones pacíficas que tuvieron lugar por todo el país a raíz de las Primaveras Árabes, el presidente Bachar al-Asad obtuvo el 88,7% de los votos. Lo más probable es que en estos nuevos comicios se repitan estos resultados, otorgándole un nuevo mandato de 7 años al actual presidente.

La familia de Asad y su partido Baath han gobernado Siria durante cinco décadas, Bachar al-Asad asumió el poder en el año 2000 tras la muerte de su padre Hafez, y lejos de diezmar su poder al frente del país, la guerra civil que dura ya 10 años no ha hecho más que reforzar su papel al frente del Gobierno.

Atalayar_presidente sirio Bashar Al-Assad
AFP PHOTO / Syrian Presidency Facebook page - El presidente sirio Bashar Al-Assad reunido con miembros de su gabinete en Damasco tras anunciar su recuperación de Covid-19

Estas nuevas elecciones están marcadas por la casi total inexistencia de una oposición, y es que para poder presentarse como candidato es necesario haber vivido de manera continuada en Siria durante al menos 10 años, lo que significa que las figuras de la oposición en el exilio que luchaban para poner fin a 51 años de Gobierno de la familia Asad quedan excluidas. Además, los candidatos también deben contar con el respaldo de al menos 35 miembros del Parlamento, dominado por el partido Baath de Asad.

Las potencias occidentales han exigido en numerosas ocasiones la dimisión del presidente sirio al que acusan de crímenes contra la humanidad. La enviada de Estados Unidos, Linda Thomas-Greenfield ya advirtió, ante el Consejo de Seguridad de la ONU que "estas elecciones no serán ni libres ni justas. No legitimarán el régimen de Asad".

Atalayar_Elecciones Siria Bachar al Asad
AP/DUSAN VRANIC - En esta foto de archivo del 3 de junio de 2014, una mujer vota por el presidente Bashar Assad marcando la papeleta con la sangre de su dedo pinchado, en Damasco, Siria

La oposición en el extranjero también ha manifestado su desacuerdo con la convocatoria de estos nuevos comicios y ha advertido que no reconocerá el resultado de estas. Mustafa Sejari, una destacada figura de la oposición ha señalado que "consideramos que el parlamento de Asad no tiene legitimidad. Esto es una farsa teatral y un esfuerzo desesperado por reinventar este régimen criminal".

Tras 10 años de guerra, el Gobierno sirio controla la mayoría de los grandes centros de población del país. Asimismo, existe un frágil alto el fuego entre el Gobierno y los rebeldes en la última provincia bajo control de estos últimos, Idlib, en el noroeste.

En este contexto, los sirios han sido llamados a votar el futuro de un país que se asoma al abismo. Sin ninguna opción que represente una oposición real a Bachar al-Asad, el desenlace más probable será la reelección del actual presidente por un cuarto mandato consecutivo, mientras el país se desangra y vive la peor crisis económica de los últimos años.