Nuevo capítulo del conflicto diplomático entre Argelia y Marruecos

En una entrevista con el diario L’Opinion, el presidente de Argelia ha abordado la cuestión del Sahara y ha criticado la construcción de bases militares en la frontera que separa ambos países
Banderas de Marruecos y Argelia en Saïdia, en la frontera entre ambos países

AFP/FADEL SENNA  -   Banderas de Marruecos y Argelia en Saïdia, en la frontera entre ambos países

El desarrollo de la industria de defensa marroquí ha envenenado las relaciones diplomáticas entre el reino alauita y Argelia. La tensión ha aumentado durante las últimas semanas tras el anuncio de Argel de construir una nueva base militar cerca de la frontera que separa ambas naciones. Esta decisión es para muchos analistas una respuesta a la gran instalación que el Reino pretende levantar en la provincia de Jerada, a tan solo 38 kilómetros de territorio argelino.   En este complejo escenario, el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, ha instado a Marruecos durante una entrevista con el diario L’Opinion a “detener la construcción de una base militar cerca de la frontera con su país”, alegando que era “una forma de escalada”. 

“La construcción de bases militares en nuestras fronteras es una forma de escalada que debe detenerse”, ha aseverado el mandatario argelino durante esta entrevista, en la que además ha destacado la ausencia de tensiones entre ambas naciones. “En lo que a nosotros respecta, no tenemos ningún problema con Marruecos y estamos enfocados en el desarrollo de nuestro país”, ha dicho antes de criticar que “el Reino no tenga este mismo espíritu”. 

El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune
AFP/ RYAD KRAMDI - El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune

En esta entrevista, el presidente de Argelia también ha abordado la cuestión del Sahara. “Depende de Marruecos iniciar un diálogo con el Polisario. Si los saharauis aceptan sus propuestas, aplaudiremos”, ha señalado Abdelmadjid Tebboune, quien ha dicho que el apoyo de Argelia a los movimientos independientes “es casi dogmático”, según han recogido varios medios locales.  El conflicto en el Sáhara Occidental ha sido el escollo de las relaciones entre Argelia y Marruecos desde 1975. “Las relaciones con su competidor natural en la región, Marruecos, son algo más que tensas […] por el opuesto punto de vista que ambos tienen sobre el problema del Sáhara Occidental, territorio que Marruecos reclama como suyo y que de hecho administra, al tiempo que Argelia da cobijo y apoyo al Frente Polisario en lo que no deja de ser una maniobra para debilitar y desestabilizar a su oponente”, explicaba a principios del mes de junio el analista Lucas Martín en Atalayar.  

Esta foto de archivo tomada el 25 de febrero de 2016 muestra una vista general del campo de refugiados de Smara en la provincia argelina de Tinduf
AFP/FAROUK BATICHE - Esta foto de archivo tomada el 25 de febrero de 2016 muestra una vista general del campo de refugiados de Smara en la provincia argelina de Tinduf

El pasado 4 de julio, el presidente de Argelia afirmó durante otra entrevista con France24 que “cualquier iniciativa positiva por parte del Reino sería bienvenida” para aliviar las tensiones entre estos dos países.  Un día después y con motivo del 58º aniversario de la independencia de Argelia, el rey Mohamed VI envió un mensaje a Abdelmadjid Tebboune, reafirmando “la solidez de los lazos de hermandad que unen a los pueblos argelino y marroquí” según informó la agencia de noticias MAP. Esa misma semana, Marruecos designó un nuevo embajador en Argelia.  Según un comunicado oficial de la Casa Real marroquí, el soberano alauí nombró al diplomático Mohamed Aït Ouali para el cargo de embajador de Marruecos en su país vecino, en sustitución de M. Lahcen Abdelkhalek.

El portal web de las Fuerzas Armadas del Reino de Marruecos ha publicado imágenes tomadas por satélite de lo que podrían ser “bases militares “argelinas erigidas en la frontera entre ambos países, según ha señalado el digital Observ Algerie. De acuerdo con esta información, las fotografías fueron tomadas por los satélites de Mohammed VI-A y Mohammed VI-B, producidos en colaboración con Francia.   “Estas imágenes muestran tres cuarteles de infantería con sistemas de defensa aérea S-300, construidos a solo ocho kilómetros de la frontera con Marruecos, y otros dos cuarteles logísticos a diez y seis kilómetros de la frontera”, denuncia Observ Algerie.

Asimismo, estos periódicos acusan a Argelia de haber transformado la ciudad de Tinduf, en el suroeste del país, “en una enorme base militar” que alberga “radares, aviones, tanques y artillería”. La aparición de estas imágenes ha tenido lugar después de que Marruecos anunciase su intención de crear una instalación similar en la provincia de Jerada. 

El rey marroquí Mohammed VI
AFP/FADEL SENNA - El rey marroquí Mohammed VI

En el último Consejo de Ministros de Marruecos – presidido por el rey Mohamed VI -- se aprobaron tres proyectos de ley y un proyecto de decreto relacionados con el sector de la Defensa. Así, estas leyes afectarían principalmente a la seguridad de la información, a la legalización de las actividades de fabricación y comercio de armas y, en último lugar, el proyecto de ley se refiere a una enmienda de la norma que habla sobre el Ejército de reserva de las Fuerzas Armadas alauís. 

“El primer proyecto concierne a la ciberseguridad y tiene por objeto establecer un marco jurídico para reforzar la seguridad de los sistemas de información de las administraciones del Estado, las colectividades locales, los establecimientos y empresas públicas y cualquier otra entidad jurídica de derecho público, así como los operadores de telecomunicaciones. El proyecto también prevé normas especiales de seguridad aplicables a las infraestructuras de importancia vital”, ha recogido la agencia de noticias MAP. 

En segundo lugar, el segundo proyecto trata sobre los materiales y equipos de defensa y seguridad, armas y municiones. El principal fin de esta medida es “regular las actividades de fabricación, comercio, importación, exportación, transporte y tránsito de esos materiales y equipos a través del establecimiento de un sistema de autorización para la práctica de esas actividades y un dispositivo de trazabilidad y de control de los documentos”, de acuerdo con esta información. 

Mujeres saharauis en el campamento de refugiados de Smara, en la provincia argelina de Tinduf
AFP/ AFP/FAROUK BATICHE - Mujeres saharauis en el campamento de refugiados de Smara, en la provincia argelina de Tinduf

Asimismo, el tercer proyecto que modifica la ley relativa al Ejército de reserva pretende integrar entre los oficiales de reserva a los ejecutivos de los Establecimientos y Empresas que hayan recibido formación previa en lugares dependientes de las FAR. Por último, el proyecto de decreto establece la reorganización de la escuela real del Aire cuyo objetivo es “permitir a las empresas nacionales de transporte aéreo beneficiarse de la experiencia de las Fuerzas Armadas Reales en materia de formación aeronáutica”.  Las ambiciones de Marruecos en materia de Defensa y la lucha por el liderazgo en lo que respecta al Sahara han tensado las relaciones diplomáticas entre las dos naciones norteafricanas poniendo en peligro la estabilidad de la región.