Nuevos contactos entre Erdogan y Herzog para ampliar los lazos entre Turquía e Israel

Retoman los contactos tras expulsar a los embajadores en 2018
erdogan-presidente-turquía-israel

AFP/ADEM ALTAN  -   El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan

En el año 2018, Israel y Turquía decidieron expulsar a los embajadores de sus respectivos países, rompiendo una de las bases principales de sus lazos diplomáticos. Desde entonces, la relación entre ambos países se ha tensado enormemente y ahora, tres años más tarde, buscan salvar sus diferencias para remar en una misma dirección. Sin embargo, como es bien sabido, mantener buenas relaciones con el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan no es tarea fácil. Más aún cuando está de por medio el conflicto histórico entre israelíes y palestinos al que desde Ankara se han referido como “ocupación israelí”.

El pasado lunes 12 de julio, el presidente turco llamó por teléfono a Isaac Herzog para felicitarle por su nuevo puesto al frente de la presidencia del país israelí. Fue el propio portavoz Omer Celik tras una reunión del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, por sus siglas en Turquía) el que comunicó la llamada de Erdogan: “Tras esta llamada surgió un marco en el que se debe avanzar en varios temas en los que se pueden hacer mejoras y en los que se deben dar pasos para resolver áreas problemáticas”. Una llamada que no se esperaban en Jerusalén debido a las importantes diferencias que aún les separan pero que esperan pueda ser la primera piedra de unas buenas relaciones futuras.

omer-celik-portavoz-turquia
REUTERS/WILL RUSSELL - Ömer Çelik, portavoz del partido gobernante turco AKP

Por su parte, el recién elegido presidente de Israel también habló a través de su cuenta de Twitter sobre la conversación que mantuvo con Erdogan: “Hablé hace unas horas con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien me llamó para felicitarme por asumir mi cargo como presidente del Estado de Israel. Ambos enfatizamos que las relaciones entre Israel y Turquía son de gran importancia para la seguridad y la estabilidad en Oriente Medio. Acordamos la continuación del diálogo para mejorar las relaciones entre nuestros países”.

Uno de los asuntos que más preocupan a ambas partes y que Celik ha destacado que se deben tratar en una futura mesa de diálogo, debe ser el que rodea a la región de Cisjordania. Mientras que desde Ankara hablan de ocupación, los israelíes piden a Turquía que dejen de apoyar al grupo terrorista Hamás contra el que Israel lleva tiempo haciendo frente en la Franja de Gaza. A pesar de ello, las relaciones comerciales bilaterales entre turcos e israelíes se han mantenido fuertes.

isaac-herzog-israel
PHOTO - Presidente de Israel, Isaac Herzog

Uno de los objetivos de los que también ha hablado el portavoz Omer Celik es promover las industrias del turismo y el comercio, que creen pueden ser “beneficiosas” para los dos países. Durante la llamada, que se produjo un día después de que Mahmoud Abbas, presidente de Palestina, visitara la capital turca, Erdogan dijo a Herzog que valoraba el mantenimiento del diálogo y afirmó que las relaciones turco-israelíes eran una de las piezas clave para asegurar la estabilidad regional. La llamada de este pasado lunes se produjo un mes después de que Naftali Bennet se convirtiera en primer ministro israelí, sustituyendo a Benjamin Netanyahu, tras muchos años de bloqueo político.

benet-primer-ministro-israel
AFP/RONEN ZVULUN - El primer ministro israelí, Naftali Bennett

No hay que olvidar que hace tan sólo dos meses, en mayo, el presidente de Turquía calificó a Israel de “Estado terrorista”. Lo hizo después de que la policía israelí disparara balas de goma y granadas de aturdimiento contra palestinos en la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén. Este acercamiento turco forma parte de una estrategia de conciliación en la que llevan meses trabajando. El acercamiento hacia Egipto, con quien ha retomado los contactos ocho años después de romper todos sus vínculos, o la reanudación de las conversaciones con Arabia Saudí son muestra de lo que se está orquestando desde Ankara y que tiene como objetivo reparar la situación de inestabilidad que tantos años lleva promoviendo Turquía.