Ocho países europeos respaldan la misión naval liderada por Francia en el estrecho de Ormuz

Los gobiernos europeos han creado su propia iniciativa al margen de la coalición de EEUU tras varios meses de incidentes con Irán en este punto estratégico
El presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo iraní, Hasán Rohaní, se dan la mano tras una reunión en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York

AFP/ LUDOVIC MARIN  -   El presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo iraní, Hasán Rohaní, se dan la mano tras una reunión en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York

Ocho países de la Unión Europea han mostrado este lunes en una declaración común su apoyo político a la misión europea de vigilancia marítima y seguridad que Francia confía liderar en el estrecho de Ormuz. Alemania, Bélgica, Dinamarca, Grecia, Italia, Países Bajos y Portugal han afirmado su “nuevo compromiso en los próximos días” para secundar la iniciativa francesa, que bajo el nombre de Misión Europea de Vigilancia Marítima en el Estrecho de Ormuz (EMASOH, por sus siglas en inglés), busca “garantizar un ambiente de navegación seguro y calmar las tensiones regionales actuales” en esta zona de Oriente Medio. El anuncio se ha producido después del recrudecimiento en los últimos meses de las tensiones entre EEUU e Irán en torno a este paso de navegación estratégico a nivel mundial, especialmente para el comercio de petróleo. 

Los nueve gobiernos europeos han respaldado esta medida ante “un aumento de la inseguridad y la inestabilidad en el Golfo” que “se ha traducido en un gran número de incidentes marítimos y no marítimos”, según recoge un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia, y que han afectado durante meses a la “libertad de navegación de tanto las embarcaciones como de la tripulación europea” y al suministro energético a nivel mundial. Del mismo modo, el Ministerio galo ha mostrado su preocupación por los recientes acontecimientos en Oriente Medio y un posible conflicto de gran envergadura que podría tener consecuencias en toda la región. 

Portaaviones USS Abraham Lincoln y otros navíos estadounidenses por el estrecho de Ormuz
AFP PHOTO / US NAVY / Mass Communication Specialist 3rd Class Zachary Pearson - Portaaviones USS Abraham Lincoln y otros navíos estadounidenses por el estrecho de Ormuz  

La EMASOH implicará el despliegue de “medios de vigilancia marítima adicionales” que operarán en el Golfo y en el mar Arábigo “en pleno respeto del derecho internacional” y en particular con la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. La misión europea busca preservar la libertad de navegación, la facilitación de la cooperación y el intercambio de información entre “todos los socios activos”. Los nueve Estados europeos se han felicitado por las contribuciones operativas que ya han anunciado Dinamarca, Francia, Grecia y Países Bajos a la espera de nuevos compromisos por parte de otros países. Por su parte, el Gobierno de Francia ha agradecido a Emiratos Árabes Unidos (EAU) por su propuesta de albergar en su suelo el cuartel general de la misión

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ya había anunciado hace unos días mediante su cuenta de Twitter que Francia ha desplegado “en un tiempo récord la operación Jaguar Task Force en la península Arábiga y el golfo Arabo-Pérsico”. El presidente francés ha subrayado la labor de Francia en el fortalecimiento de la seguridad marítima en la región que “junto con sus socios europeos”. Estas palabras han causado cierta crispación del Gobierno iraní debido a que el presidente francés ha añadido el término “árabe” a la tradicional denominación de “Pérsico” para este golfo; esto ha llevado al portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores a responder al presidente galo diciendo que “el golfo ubicado al sur de Irán solo tiene un nombre: el Golfo pérsico”, y ha remarcado que “la presencia militar (europea) en esta área es tan errónea como la denominación que ha usado al respecto”. 

El portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, habla en una conferencia de prensa en Teherán, Irán
AP/Vahid Salemi - El portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, habla en una conferencia de prensa en Teherán

Con esta acción, los Estados europeos han creado su propia iniciativa al margen de la coalición de EEUU en el estrecho de Ormuz. Del mismo modo, los países de la Unión Europea están buscando una nueva dimensión respecto de la posición de Bruselas en el conflicto entre EEUU e Irán que se desencadenó con la salida del país norteamericano del pacto nuclear (JCPOA, por sus siglas en inglés) y que ha desembocado en una creciente escalada de tensiones entre las diferentes potencias implicadas también en este estratégico punto geográfico. 

El pasado 14 de enero, la parte europea del JCPOA (Reino Unido, Francia y Alemania) acordó activar el mecanismo de disputa del acuerdo en un intento por salvar el texto y que Irán respete los límites de enriquecimiento de uranio que el pacto establece y que Teherán ha ido sobrepasando en los últimos meses. Frente a esta incertidumbre sobre la durabilidad del pacto nuclear entre Europa e Irán, EEUU ha llamado a las partes a firmar un nuevo acuerdo que permita establecer nuevos compromisos de no proliferación nuclear por parte del régimen de los ayatolás. 

El estrecho de Ormuz se ha convertido en el epicentro de todas las tensiones entre cada vez más actores internacionales en los últimos meses. EEUU ya acusó en julio a Irán de estar detrás de varios ataques a varios petroleros que navegaban por el estrecho y creó su propia coalición con el objetivo de crear las condiciones de seguridad para que el flujo de crudo continuara su curso, a estas operaciones estadounidenses se han sumado países como Australia, Arabia Saudí, EAU, Bahréin y Reino Unido.

Petroleros pasan por el estrecho de Ormuz
PHOTO/REUTERS - Petroleros pasan por el estrecho de Ormuz

Por su parte, Japón anunció en el pasado mes de diciembre su intención de mandar fuerzas navales a Oriente Medio con el mismo objetivo de proteger buques mercantes, pero de forma independiente de la coalición liderada por EEUU. Misiones militares a las que ahora se les suma la EMASOH europea liderada por París.

Los movimientos navales de los países tradicionalmente afines a Washington no han sido los únicos que han bordeado el Golfo: China, Irán y Rusia también comenzaron a finales del mes de diciembre de 2019 ejercicios navales conjuntos en torno al golfo de Omán, lo que ha supuesto las primeras maniobras trilaterales de este tipo entre los tres países y un aumento de la cooperación militar con Pekín y Moscú frente al bloque estadounidense.