PUBLICIDAD

Iberdrola

Omán logra su mayor superávit en una década

Los importantes ingresos que el Sultanato ha obtenido gracias a la subida de precios del petróleo y el gas han tenido gran parte de culpa en estos resultados
banco de Omán en mascate

PHOTO/ARCHIVO  -  

El presupuesto del Sultanato de Omán ha logrado su mayor superávit fiscal en nueve años. Tras las subidas del petróleo y el gas en los mercados internacionales, el país ubicado en el Golfo ha obtenido importantes ingresos que le han permitido los equilibrios económicos necesarios para lograr este presupuesto.

El país logró obtener un superávit financiero de más de 2.000 millones de dólares (784 millones de riales) durante la primera mitad de este año, cifras que en el mismo periodo del 2021 se situaban en número rojos, alcanzando casi los 3 millones de dólares (1,1 millones de riales) de déficit.

Esto se debe en gran parte a la subida del precio promedio del barril de petróleo, que de enero a marzo de este mismo año aumentó 87 dólares. En cambio el año pasado, este crecimiento solo alcanzó los 53 dólares.

Sumado a este aumento del precio del barril, hay que tener en cuenta que la producción promedio se duplicó respecto a la de 2021, superando los dos millones de barriles diarios.

Todo esto se tradujo, según un informe emitido por el Ministerio de Finanzas de Omán, en que los ingresos petroleros del Estado aumentaran a más de 8.000 millones de dólares (3.180 millones de riales) al finalizar la primera mitad del año 2022.

Mercado en Mascate, capital de Omán
PHOTO/ARCHIVO - Mercado en Mascate, capital de Omán

El Gobierno de Omán se benefició de estos ingresos, que se multiplicaron durante este año, ya que aceleraron y estimularon el ritmo del crecimiento financiero que el país está viviendo. Esto también se debe a la reinversión de parte de estos fondos por el Estado, que aprobó un presupuesto general en el que el gasto público llegaría hasta los 3.000 millones de dólares.

La deuda pública también ha disminuido, y es que tras la recompra de un porcentaje de la misma, esta ha disminuido unos 5.730 millones de dólares (2.200 millones de riales), en comparación con el año 2021 en la que se situaba por encima de los 45.000 millones de dólares (18.600 millones de riales).

Desde la crisis del petróleo en 2014, los superávits financieros de Omán se habían visto amenazados por las fuertes caídas que el precio del barril había ido sufriendo, algo que había tambaleado la economía del país, especialmente ante la lentitud en llevar a cabo las reformas necesarias en ese momento.

Pero este año, clave en el futuro de las economías del Golfo, está permitiendo a Omán crecer y dejar atrás los déficits presupuestarios que en años anteriores llegó a tener, y es que desde que Haitham bin Tareq al-Said se convirtió en el nuevo gobernante del Sultanato a principios de 2020, su Gobierno se ha embarcado en un importante programa para reducir los subsidios y lograr el equilibrio financiero.