Ons Jabeur, historia ya del tenis árabe femenino

La tunecina se convirtió en la primera tenista árabe en alcanzar unos cuartos de final de un Grand Slam tras su gran actuación en el Abierto de Australia
Ons Jabeur, de Túnez, hace un gesto durante su partido de la cuarta ronda contra Qiang Wang, de China, en el séptimo día del torneo de tenis del Abierto de Australia en el Margaret Court Arena de Melbourne, el domingo 26 de enero de 2020

AAP IMAGE/ROB PREZIOSO  -   Ons Jabeur, de Túnez, hace un gesto durante su partido de la cuarta ronda contra Qiang Wang, de China, en el séptimo día del torneo de tenis del Abierto de Australia en el Margaret Court Arena de Melbourne, el domingo 26 de enero de 2020

La tunecina Ons Jabeur cayó en cuartos de final del Abierto de Australia ante la estadounidense Sofia Kenin, pero a sus 25 años ha inscrito su nombre con letras de oro en la historia del tenis tras ser la primera tenista árabe en alcanzar esta ronda en cualquier Grand Slam de los que se disputan en el circuito profesional de la Asociación de Tenis Femenino (WTA, por sus siglas en inglés). Marcó este hito con su victoria en octavos ante la china Qiang Wang.

Kenin puso punto final al sueño que ha vivido la deportista de Túnez en el Australian Open, primero de los cuatro Grand Slams existentes (junto al Abierto de Estados Unidos, Roland Garros y Wimbledon) que se disputa en el calendario, después de un partido que se solventó en favor de la norteamericana por un ajustado 6-4, 6-4. 

Sofia Kenin partía al comienzo del torneo como 14ª jugadora del ranking mundial, por lo que era clara favorita sobre Jabeur, número 78 del mundo. A pesar de ello, la norteafricana exhibió su característica garra y su juego firme sobre la pista, pero acabó sucumbiendo en gran parte por los 36 errores no forzados que cometió en el duelo ante la estadounidense, quien también disputaba por primera vez en su carrera los cuartos de final de uno de los grandes. Jabeur logró cinco saques directos y ganó 16 de los 18 puntos en la red, pero desperdició seis de los siete puntos de rotura de servicio de los que dispuso durante el partido. 

Ons Jabeur, de Túnez, juega durante su partido de quinta ronda contra Sofia Kenin de los Estados Unidos en el noveno día del torneo de tenis del Abierto de Australia en el Rod Laver Arena de Melbourne, el martes 28 de enero de 2020
AAP IMAGE/ROB PREZIOSO - Ons Jabeur, de Túnez, juega durante su partido de quinta ronda contra Sofia Kenin de los Estados Unidos en el noveno día del torneo de tenis del Abierto de Australia en el Rod Laver Arena de Melbourne, el martes 28 de enero de 2020

La tunecina peleó de tú a tú con la representante de Estados Unidos, pero no pudo repetir su victoria anterior en octavos de final, la cual le hizo pasar de ronda y entrar directamente en la historia. En esa fase previa se deshizo de la china Qiang Wang, número 29 de la clasificación mundial, tras un 7-6 (7-4) y 6-1; después de haber dejado en el camino a Johanna Konta, Caroline García y a Caroline Wozniacki (que se acabó retirando).

Las estadísticas del partido demuestran que Jabeur dio muestras de un sólido tenis ante la asiática. La tenista árabe logró romper cuatro veces el saque de la rival, obtuvo un 58% de servicios directos, no cometió ninguna doble falta y consiguió ganar el 68% de los puntos al saque.

La tunecina Ons Jabeur después de una victoria contra la china Wang Qiang durante su partido individual femenino en el séptimo día del torneo de tenis del Abierto de Australia en Melbourne el 26 de enero de 2020
AFP/GERG WOOD - La tunecina Ons Jabeur después de una victoria contra la china Wang Qiang durante su partido individual femenino en el séptimo día del torneo de tenis del Abierto de Australia en Melbourne el 26 de enero de 2020

Ons Jabeur mostró su satisfacción por haber hecho historia al ser la primera mujer del mundo árabe en alcanzar los cuartos de final de un Grand Slam, además teniendo en cuenta que se ha formado totalmente en Túnez. Ella mismo se definió como “producto cien por cien” del tenis de su país. 

Jabeur recibió propuestas para formarse deportivamente en universidades de Estados Unidos, pero las acabó desechando porque, en sus propias palabras, prefirió “terminar la secundaria y comenzar la carrera profesional directamente”. También probó en centros deportivos de Bélgica y Francia, pero no se sentía “totalmente cómoda” y siempre acababa regresando a Túnez, donde se preparó exclusivamente desde los 3 hasta los 16 años.

La deportista africana tuvo bastantes propuestas debido a su emergente talento para el tenis; de hecho, llegó a convertirse en campeona junior de Roland Garros en 2011. Aunque siempre se ha mostrado muy arraigada a su país de origen, incluso en la importante etapa formativa junior. 

Hablamos de una Jabeur muy apegada a su país y a su entorno familiar, que le apoya totalmente. “La familia siempre me ha apoyado, aunque hayamos pasado por momentos complicados. No somos una familia de dinero”, señaló ante los medios la tunecina. Además, el preparador físico de la tenista norteafricana es su propio marido, Karim Kamoun, tirador de esgrima de élite recientemente retirado. 

La tunecina Ons Jabeur se enfrenta a la danesa Caroline Wozniacki durante su partido individual femenino en el quinto día del torneo de tenis del Abierto de Australia en Melbourne, el 24 de enero de 2020
AFP/GERG WOOD - La tunecina Ons Jabeur se enfrenta a la danesa Caroline Wozniacki durante su partido individual femenino en el quinto día del torneo de tenis del Abierto de Australia en Melbourne, el 24 de enero de 2020

De esta forma, Ons Jabeur ya supone una figura que puede inspirar a otras jóvenes deportistas árabes para seguir rompiendo esquemas y batiendo récords que hasta ahora no habían sido superados.