Operación en Turquía para detener a 229 miembros del Ejército por golpismo

Acusados de colaborar con el clérigo Fethullah Gülen, rival opositor del Gobierno liderado por Recep Tayyip Erdogan
El presidente Recep Tayyip Erdogan se dirige a los legisladores de su partido gobernante en el Parlamento en Ankara, Turquía

AP/BURHAN OZBILICI  -   El presidente Recep Tayyip Erdogan se dirige a los legisladores de su partido gobernante en el Parlamento en Ankara, Turquía

La Policía y la Gendarmería turcas han iniciado este lunes varias operaciones para detener a 229 miembros del Ejército en activo y cesados, acusados de pertenecer a la red de seguidores del clérigo islamista Fethullah Gülen, a la que Ankara achaca el fallido golpe militar de 2016.

Según informa la agencia semiestatal Anadolu, 125 personas habían sido arrestadas en las primeras horas del día, después de que las operaciones, ordenadas por el fiscal jefe de la provincia occidental de Esmirna, fueran lanzadas pasada la medianoche simultáneamente en 47 de las 81 provincias del país.

De los sospechosos, entre los que figuran dos coroneles, 86 pertenecen a la Marina, las Fuerzas Terrestres, el Comando de la Fuerza Aérea, el Comando General de la Gendarmería o el Comando de la Guardia Costera, mientras que 143 eran estudiantes de la academia militar que fueron despedidos tras la fallida asonada.

El clérigo turco exiliado en Estados Unidos Fethullah Gülen
PHOTO/REUTERS - El clérigo turco exiliado en Estados Unidos Fethullah Gülen

Los llamados "gülenistas", antiguos aliados del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del presidente, Recep Tayyip Erdogan, fueron declarados "organización terrorista" después del intento de golpe de Estado que tuvo lugar hace cinco años, en la noche del 15 al 16 de julio de 2016.

Desde ese momento, el Gobierno turco ha llevado a cabo varias oleadas de purgas en la administración pública y el sector educativo, con más de 100.000 detenciones y el despido de más de 130.000 funcionarios. Unas 50.000 personas, la inmensa mayoría civiles, han pasado a prisión preventiva.