Operación Marhaba: Rabat fleta dos barcos de una empresa estonia para reforzar las rutas con Francia e Italia

Estos buques se suman a los otros 8 que ya dispone Marruecos
atalayar_puerto tanger

PHOTO/AFP  -   Esta fotografía, tomada el 28 de junio de 2019, muestra una vista de las grúas de contenedores en la terminal I del puerto de Tánger Med, en la ciudad septentrional de Tánger

Marruecos ha anunciado un acuerdo entre el puerto de Tánger y la compañía de Estonia Tallink Grupp. La empresa báltica proporcionará dos barcos, Victoria I y Romantika, que participarán en la Operación Marhaba entre Francia, Italia y Marruecos. Esta operación durará hasta septiembre y tiene como objetivo facilitar el regreso de marroquíes en el extranjero durante el verano.

Los buques estonios constituirán dos rutas marítimas adicionales. El Victoria I partió de Tallin el 28 de junio, mientras que el Romantika lo hará el 5 de julio. El alquiler de estos barcos se ha acordado hasta octubre, mes en el que volverán a Estonia.

“Nos complace haber logrado llegar a otro contrato de fletamento para nuestros barcos, que no tendrán que quedarse en el puerto hasta que se aflojen las restricciones y se reanuden los viajes”, declaró Paavo Nogene, director de Tallink Grupp.

La compañía estonia también aseguró tener experiencia en la zona del Mediterráneo, donde algunos de sus barcos fueron fletados por períodos más cortos durante cuatro años. “Nuestras tripulaciones ya tienen experiencia en la navegación en esta región”, aseguró Nogene. Este acuerdo con Marruecos ayuda a paliar los efectos que la pandemia ha tenido y sigue teniendo en esta empresa naviera. “Estamos trabajando para aprovechar otras oportunidades de fletamento con el fin de proporcionar trabajo a las tripulaciones de los barcos”, agregó la compañía en un comunicado.

atalayar_operacion marhaba marruecos
AFP/MARCOS MORENO - Fotografia de archivo, la gente espera para embarcar en los transbordadores con destino a Ceuta y Tánger en el puerto de Algeciras

Estos dos buques estonios se sumarán a los otros ocho con los que ya cuenta Marruecos para realizar la Operación Marhaba. Estas naves trasladarán entre 20.000 y 27.000 viajeros cada semana, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores. Las ciudades europeas con los que operan son Génova, Sète y Marsella. El precio de estos trayectos es de 995 euros. Además, recientemente han añadido la localidad portuguesa de Portimao, después de eliminar los puertos españoles de la Operación. La duración del recorrido con Portugal será de unas siete horas y un billete de ida y vuelta costará 450 euros para cuatro personas y un vehículo.

Esta es la primera vez en 34 que Marruecos excluye a España, país donde habita una gran comunidad marroquí. La actual crisis diplomática entre Rabat y Madrid ha desencadenado esta situación que perjudicará a los ciudadanos que residan en España y quieran volver a Marruecos en verano.

Las empresas navieras españolas, especialmente Balearia y Trasmediterránea, también sufrirán los efectos de esta decisión. Según Aesba, la asociación de empresarios de servicios portuarios de Algeciras, tendrá un impacto “importante y muy negativo” en las compañías ligadas a esta operación. Asimismo, advierten de que están en peligro miles de puestos de trabajo. Reyes Maroto, ministra de Comercio y Turismo, ha asegurado que “lo que ha decidido Marruecos lo vamos a respetar”. Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reprochado al Gobierno que su comunidad no puede ser la “pagadora” de los conflictos que mantienen con Marruecos.

atalayar_puerto ceuta
AFP/JORGE GUERRERO - Vista general del puerto marítimo español de Ceuta, en la costa norte de África

No obstante, Rabat ha reabierto su espacio aéreo y España se encuentra dentro de la lista de países que presentan un buen control de los contagios de coronavirus. Las personas que deseen volar al reino alauí desde aeropuertos españoles tendrán que presentar un certificado de vacunación o una PCR negativa, sin necesidad de realizar una cuarentena de 10 días, como sí deben hacer otros ciudadanos que viajen desde países “sin estadísticas precisas” del coronavirus.