PUBLICIDAD

Iberdrola

Organización de Cultura y Comunicación Islámica (ICCO)

Esta organización es clave para establecer actividades terroristas y reclutar elementos fundamentalistas y extremistas
PHOTO/OFICINA IRANÍ vía AP - El ayatolá Alí Jamenei, a la derecha, pasa revista a las Fuerzas Armadas junto al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas

PHOTO/OFICINA IRANÍ vía AP  -   El ayatolá Alí Jamenei, a la derecha, pasa revista a las Fuerzas Armadas junto al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas

Con el objetivo de consolidar todas las actividades de exportación del extremismo a diferentes países del mundo, especialmente a los países musulmanes, y de promover y propagar la velayat-e faqih (Supremacía de los clérigos), la Organización de Cultura y Comunicación Islámica (ICCO) se creó oficialmente en 1995. Esta organización es clave para establecer actividades terroristas y reclutar elementos fundamentalistas y extremistas.

Aunque se considera que esta organización forma parte del Ministerio de Cultura y Orientación Islámica, en la práctica es una pieza clave de la oficina de Jamenei. Los estatutos de esta organización han sido redactados con la aprobación de Jamenei y de todos los miembros de su Consejo Supremo. Los directores de esta organización, así como su jefe, son nombrados por Jamenei. El Consejo Supremo de la ICCO incluye a dos ministros y al adjunto de relaciones internacionales de las oficinas de Jamenei, lo que confirma su importante papel y posición en el régimen.

Aunque se asignan grandes sumas a esta organización con cargo al presupuesto aprobado por el país, se le proporcionan enormes sumas a través de fondos no oficiales, incluidas grandes sumas bajo el control de la oficina de Jamenei.

El clérigo Mehdi Imanipour es el actual jefe de la ICCO.

Historia de la organización

Hasta 1993, había unas 12 organizaciones y órganos ministeriales diferentes, como la oficina internacional del Ministerio de Cultura y Orientación Islámica, la oficina de asuntos internacionales de la Propaganda Islámica de Qom, la oficina internacional de la Organización de Propaganda Islámica, la Asamblea Mundial de Ahl ul-Beyt, la Amistad entre Religiones (Taqrib) de Al-Islamiya, el Departamento de Comunicaciones de la Oficina de Jamenei, el Departamento Internacional de la Oficina de Jamenei, la Universidad Internacional Jomeini vinculada al Ministerio de Cultura y Educación Superior, el Centro Internacional de Ciencias Islámicas, las organizaciones culturales vinculadas al Gobierno, el Astan-e Qods Razavi, la Fundación Mostazafan, la Media Luna Roja, Jahad Sazandegi, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) y el Ministerio de Inteligencia, entre otros.

El plan de centralización de los núcleos de propaganda fuera de Irán fue aprobado en septiembre de 1993 por Jamenei. A principios de 1996, la Organización de Cultura y Comunicación Islámica comenzó su labor oficial como una de las organizaciones afiliadas al líder supremo. Los estatutos de la ICCO establecen, entre otras cosas, que "todas las organizaciones e instituciones no gubernamentales están obligadas a realizar sus actividades culturales de promoción en el extranjero con la coordinación de la organización". Los órganos fundamentalistas de la Asamblea de Ahl-ul Beyt, el Taqrib y el Consejo para la Expansión de la Lengua y la Literatura Farsi conservaron sus mandatos al ser transferidos a la Organización de Cultura y Comunicación Islámica.

Irán

Las principales unidades de la ICCO

El Consejo Político Supremo es el órgano superior que establece la política y las directrices de la Organización de Cultura y Comunicación Islámica. El Consejo Supremo está compuesto por 11 miembros, entre los que se encuentran ministros y otras personas nombradas para el órgano por el líder supremo.

Composición del Consejo Supremo:

  1. Tres personalidades científicas y culturales, elegidas por Jamenei.
  2. El ministro de Cultura y Orientación Islámica (presidente del Consejo).
  3. El ministro de Asuntos Exteriores.
  4. El jefe de la Organización de Radiodifusión de la República Islámica de Irán (IRIB).
  5. El director de la Organización Islámica para el Desarrollo.
  6. El secretario general de la Asamblea de Al-Taqrib.
  7. El secretario general de la Asamblea Global de Ahl al-Bayt.
  8. El adjunto de relaciones internacionales de las oficinas de Jamenei.
  9. El jefe de la organización.

El Consejo de Elaboración de Políticas Internacionales se reúne en el despacho de Jamenei cada dos semanas para definir las políticas de ICCO.

Asuntos internacionales: este departamento es la oficina principal de la Organización de Cultura y Comunicación Islámica y se encarga de guiar y coordinar las actividades de la organización fuera del país. Esta división dirige los mandatos ordenados por el Consejo Político Supremo. Cuenta con tres subdivisiones que operan en el marco de las oficinas de representación y enlace de la República Islámica de Irán fuera del país. Actualmente están presentes en 67 países y cuentan con 85 oficinas de enlace cultural o casas de cultura que promueven los objetivos del régimen.

Irán

Objetivos de la ICCO:

El artículo 2 de los estatutos define los objetivos de la organización de la siguiente manera

  1. Revivir y expandir el pensamiento y el conocimiento islámico en el mundo para despertar a los musulmanes y transmitir el mensaje del verdadero islam al mundo.
  2. Dar a conocer al mundo los fundamentos, objetivos y posiciones de la Revolución Islámica y explicar su posición a los pueblos del mundo.
  3. Ampliar las relaciones culturales con las diferentes naciones y tribus, especialmente con los musulmanes y los oprimidos del mundo.
  4. Proporcionar la base para la unidad entre los musulmanes y formar un frente unido basado en los principios musulmanes fundamentales.
  5. Enfrentarse intelectualmente a la cultura antirreligiosa, antiislámica y antirrevolucionaria e informar a los musulmanes sobre las conspiraciones divisorias de los enemigos y defender los derechos de los musulmanes.
Presupuestos y financiación

El artículo 8 de los estatutos especifica los recursos financieros de la organización de la siguiente manera

  1. Ayudas del Gobierno con cargo a las cuentas de los fondos públicos, que forman parte del presupuesto anual del país.
  2. Ingresos procedentes de las actividades culturales y de promoción de la organización en el extranjero.
  3. Donaciones de personas físicas y jurídicas.
  4. Aportaciones recibidas de fondos de la sharía.
  5. Otros ingresos aprobados por el consejo supremo de la organización.

El presupuesto de la organización para este año natural no se ha hecho público. Pero el presupuesto oficial para el año pasado (de marzo de 2020 a marzo de 2021) fue de 4.150 billones de riales, aproximadamente 100 millones de dólares al cambio oficial en 2021.