PUBLICIDAD

Iberdrola

Países del Golfo muy cerca de poner fin a las disputas que mantienen con Qatar

El ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos, Anwar Gargash, apoya los esfuerzos diplomáticos para poner fin a la crisis del Golfo  
El ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos, Anwar Gargash, apoya los esfuerzos diplomáticos para poner fin a la crisis del Golfo

AFP/KARIM SAHIB  -    -   El ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Anwar Gargash

En 2017, Arabia Saudí y sus aliados, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto, rompieron las relaciones diplomáticas con Qatar, al que acusan de presunto "apoyo a varios grupos terroristas y sectarios que tienen como objetivo desestabilizar la región". Doha, por su parte, califico las medidas de " injustificadas y estar basadas en acusaciones y denuncias que no se apoyan en hechos". 

Entre las medidas adoptadas por estos países, figuraba el cese de todas las relaciones con las autoridades qataríes, incluida la ruptura de relaciones diplomáticas y la expulsión del personal diplomático, así como el cierre de todos sus puertos, aeropuertos y puestos fronterizos, los ciudadanos qataríes, por su parte, contaban con dos semanas para abandonar el territorio de estos países. 

Estas disputas vienen de lejos, en 2013, además, Doha se enfrentó a Abu Dabi y Riad a propósito del laberinto egipcio. Mientras saudíes y emiratíes apoyaron y financiaron el golpe de Estado que desalojó del poder a los Hermanos Musulmanes, Qatar se convirtió en un refugio de líderes islamistas, un grupo catalogado como grupo terrorista por algunos países.  

En marzo de 2014, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin retiraron a sus embajadores de Doha y Riad, sin embargo, el conocido como "acuerdo de Riad" supuso el regreso de los diplomáticos a Qatar, que alberga una importante base militar de Estados Unidos y que acogerá el Mundial de fútbol en 2022.  

En 2015 estas las luchas de poder regional que libran los países del Golfo culminaron con la expulsión de Qatar de la coalición árabe que lidera Arabia Saudí, alegando su apoyo a las milicias rebeldes hutíes en la guerra de Yemen.  

Uno de los elementos que explican estas disputas es el gigante qatarí Al-Jazeera, un medio de comunicación cuyas informaciones han suscitado continuos roces con sus países vecinos. El incidente llevó a Arabia Saudí, Emiratos, Egipto y Bahréin a bloquear el acceso por internet a varios medios de comunicación qataríes. Qatar, que niegan las acusaciones, se ha mostrado dispuesto a negociar, pero rechaza la capitulación que le exigen y que incluye, entre otras cosas, el cierre de la cadena de televisión. 

AP/JON GAMBRELL - L'émir du Qatar, Cheikh Tamim bin Hamad al-Thani
AP/JON GAMBRELL - Emir de Qatar, Cheikh Tamim bin Hamad al-Thani

Sin embargo, Emiratos Árabes Unidos afirmó el martes su "apoyo" a las negociaciones en curso, lideradas por Arabia Saudí, para poner fin al conflicto diplomático que se desarrolla desde hace tres años entre los dos países del Golfo y su vecino Qatar. 

El ministro saudí de Asuntos Exteriores, el príncipe Faisal bin Farhane, dijo el sábado que su país estaba "en plena coordinación" con sus aliados en las negociaciones destinadas a alcanzar "un acuerdo final" para resolver la crisis del Golfo

"Los Emiratos apoyan las medidas adoptadas por Arabia Saudí en nombre de los cuatro países", escribió el ministro de Relaciones Exteriores Anwar Gargash. 

El país también "acoge con beneplácito" la mediación de Kuwait y Estados Unidos en este asunto, "para reforzar la solidaridad en el golfo árabe", añadió Gargash en su cuenta de Twitter. 

Egipto también acogió con beneplácito los esfuerzos en curso y la mediación de Kuwait para resolver la crisis, según recoge la agencia AFP. 

"Esperamos que estos encomiables esfuerzos conduzcan a una solución integral que aborde todas las causas de la crisis", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto, Ahmed Hafez, en Facebook.