PUBLICIDAD

Iberdrola

Pakistán viola sistemáticamente los derechos de la comunidad musulmana ahmadi

47º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU: la persecución de los musulmanes ahmadíes en el mundo
Pakistán viola sistemáticamente los derechos de la comunidad musulmana ahmadi

 -  

El Código Penal paquistaní discrimina explícitamente a las minorías religiosas y tiene como objetivo a los ahmadíes, prohibiéndoles que "se hagan pasar directa o indirectamente por musulmanes". Los ahmadi tienen prohibido declarar o propagar su fe públicamente, construir mezquitas o hacer el llamado musulmán a la oración. 

El pasado 24 de diciembre de 2020, la Autoridad de Telecomunicaciones paquistaníes (PTA) envió un aviso legal a los administradores de trueislam.com, indicando que el sitio web violaba la Constitución de Pakistán y advirtiendo que podrían ser acusados de blasfemia, un cargo que podría conllevar la pena de muerte, por referirse a ellos mismos como musulmanes. Los administradores del sitio también han sido amenazados con una multa de 500 millones de PKR (3,1 millones de dólares) si no eliminan el sitio web.Pakistán viola sistemáticamente los derechos de la comunidad musulmana ahmadi

Los musulmanes ahmadíes siguen las mismas escrituras y enseñanzas que los demás musulmanes. La diferencia fundamental es que los musulmanes ahmadíes creen que el mesías ha llegado y estableció la Comunidad Musulmana Ahmadiyya en 1889, en la India. Desde entonces se han extendido por todo el mundo, pero en muchos países, entre ellos Pakistán, son discriminados e incluso asesinados por su religión. En los últimos años ha habido un aumento de los ataques violentos contra miembros de la comunidad religiosa, ataques que han sido denunciados por Human Rights Watch, Amnistía Internacional y la Comisión Internacional de Juristas entre otros órganos. 

Con el fin de dar visibilidad a este problema con el fin de abordarlo, la ONG CAP Freedom of Conscience llevó a cabo un evento online durante la 47ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU titulado “La persecución de los musulmanes ahmadi en el mundo”. Los oradores en la reunión fueron Sir Edward Davey, líder de los demócratas liberales (presidente de la sesión); el Dr. Ahmed Shaheed, relator especial de la ONU sobre la libertad de religión o de creencias; el Dr. Fernand de Varennes, relator especial de las Naciones Unidas para las Minorías; y la Sra. Irene Khan, relatora especial de la ONU sobre la promoción y protección de la libertad de opinión y de expresión.Pakistán viola sistemáticamente los derechos de la comunidad musulmana ahmadi

El primer orador fue el Dr Ahmed Shaheed, que en primer lugar quiso reconocer la situación extrema a la que se enfrentan los musulmanes ahmadíes, a quienes se obliga a negar su religión y cultura para poder integrarse en la sociedad civil. Ésta es una cuestión de derechos humanos, de libertad de religión y de comunidad. Durante su intervención, puso el énfasis en no dejar a esta minoría atrás, ya que muchas veces los abusos a sus derechos pasan desapercibidos y tienen poco eco en los medios. Finalizó con que las organizaciones internacionales que prometen proteger a este colectivo de la discriminación y el odio racial cumplan sus promesas, puso como ejemplo los objetivos de desarrollo sostenible la ONU. 

El discurso del Dr Fernand de Varennes se basó en dos pilares fundamentales. El primero es que se reconozca que los musulmanes áhmadi como una minoría, ya que cumplen los criterios para serlo independientemente de que el Gobierno los reconozca como tal o no. El Ejecutivo de Pakistán no reconoce a la comunidad ahmadi como una minoría, ya que el Ministerio de Asuntos Religiosos y Armonía Interreligiosa adoptó la siguiente declaración: los ahmadíes quedarían excluidos de la pertenencia y protección de la comisión (de asuntos religiosos de Pakistán) porque "no entran en la definición de minorías". Al no ser reconocidos por parte del Gobierno como minoría, la protección y derechos correspondientes a las minorías, según la ONU, no se les aplica. Pakistán viola sistemáticamente los derechos de la comunidad musulmana ahmadi

En segundo lugar, expuso que es importante que los ahmadíes reclamen su derecho a ser considerados una minoría, una comunidad en sí mismos. Este problema va más allá de los derechos individuales de cada uno. Desde el punto de vista de las relaciones y el derecho internacionales, si se considera que una minoría está siendo discriminada, se están violando no sólo sus derechos como individuos sino como comunidad. El artículo 27 sobre el derecho de las minorías de los Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos de la ONU, establece que los derechos de las minorías constituyen derechos separados a los derechos individuales, y tienen derecho a tener su propia vida cultural, a profesar y practicar su propia religión y a emplear su propio idioma entre otras disposiciones.

Irene Khan comenzó su intervención resaltando que la mujer musulmana ahmadi es doblemente perseguida y es sujeto de discriminación de género y de discriminación de religión. Denunció que el Gobierno paquistaní quiere censurar posts y artículos online y en redes sociales que ponen el foco en el sufrimiento y discriminación que afronta esta comunidad. Es importante que los gigantes tecnológicos como Facebook, Twitter y Google se conciencien al respecto y eviten que se viole su libertad de expresión, que no permitan que los gobiernos censuren estos mensajes. Por ello, pone el foco en la importancia del Estado, que es quien debe proteger a sus propios ciudadanos. Pakistán viola sistemáticamente los derechos de la comunidad musulmana ahmadi

En línea con el discurso de Kahn, el professor Amjad Khan expresó que la persecución paquistaní de los ahmadi ha dado un giro tecnológico, ahora también son perseguidos y censurados en las plataformas digitales. Según la sección 37 de la PTA sobre contenidos ilícitos en línea, el Gobierno tiene poderes ilimitados para bloquear el acceso o eliminar la expresión no sólo en internet, sino transmitida a través de cualquier dispositivo, a nivel nacional y en el extranjero. 

Posteriormente, se emitieron varios testimonios que manifestaban sus vivencias personales y cómo habían sufrido discriminación laboral, despidos, agresiones y discriminación escolar por su orientación religiosa ahmadi. Algunas de las víctimas decidían no enseñar su cara en el video por miedo. Algunos contaron que incluso tuvieron que inmigrar para escapar de amenazas de odio. Pakistán viola sistemáticamente los derechos de la comunidad musulmana ahmadi

A Umaad Farooq, paquistaní de origen, le dispararon en la cabeza. Fue asaltado en la calle junto con fu familia. Su padre, que recibió seis tiros, sobrevivió, pero su hermano recién casado falleció. Sufre estrés postraumático. Relata que este tipo de violencia arruina la vida de personas y familias, ocurre todos los días. Finalizó su testimonio con la siguiente frase: “Vives con miedo de que si sales de casa puede que no vuelvas”. 

Finalmente intervinieron otros oradores, entre ellos la Dra. Katrina Lantos, Rabina Mehmood y Lisa Pattison del Departamento de Estado de los EEUU. La Dr. Katrina Lantos denunció que Pakistán es la definición de lo que es la discriminación estatal sistémica, donde la opresión es intencionada e ineludible y que otros estados deben hacer que Pakistán rinda cuentas por sus violaciones a los derechos humanos. 

Rabia Mehmood puso en relieve que sectas religiosas extremistas están promoviendo mensajes de odio en redes sociales de forma sistemática y organizada. Conversaciones muy peligrosas, que hablan de asesinato. Las plataformas de redes sociales tienen una responsabilidad en este respecto, estos mensajes violan sus propias normas y deben ser censurados y eliminados.