Palestina e Israel retoman la coordinación bajo la lupa de la comunidad internacional

La reanudación de las conversaciones deja a la Autoridad Nacional de Palestina en manos de Israel mientras Pompeo visita colonias judías en Cisjordania
Palestina

AFP/ MAHMUD HAMS  -   El primer ministro palestino Rami Hamdallah (3R), el ministro de asuntos civiles de las autoridades palestinas Hussein al-Sheikh (2R) y el jefe de seguridad palestino Majid Faraj (R) en el paso fronterizo de Erez en Beit Hanun, en el norte de la Franja de Gaza

El miércoles pasado los diálogos del conflicto más antiguo de Oriente Medio volvieron a retomarse tras seis meses de parálisis. Finalmente Palestina aceptó la iniciativa de retomar la cooperación bilateral con Israel en el marco de los Acuerdos de Oslo. Estas reuniones, según declaraciones de las Naciones Unidas, pueden suponer la base para la vuelta a las negociaciones de paz.

Ayer, dos altos funcionarios de Israel y la Autoridad Nacional Palestina se reunieron en Ramallah (zona ocupada en Cisjordania). El enviado de la ONU para Oriente Medio, Nickolay Mladenov, destacó la importancia de que las dos partes respeten el marco de relaciones fijado y señaló que, aunque este es insuficiente para responder a las aspiraciones de los palestinos, ofrece un “pilar básico” sin el que es imposible pensar en volver a la mesa de diálogo.

La ANP retomará la coordinación con Israel tras haberla interrumpido el pasado mayo a todos los niveles en protesta por los planes del Gobierno israelí de anexionarse parte de Cisjordania ocupada, mientras que Israel confirmó que respetará esos mecanismos. El plan de anexión israelí quedó aparcado tras la normalización de las relaciones entre Israel y Emiratos Árabes Unidos a través de los Acuerdos de Abraham este septiembre.

El ministro palestino de Asuntos Civiles, Hussein al-Sheik, tuiteó ayer acerca de las reuniones mantenidas con Israel. “Hoy sostuve una reunión con la parte israelí, durante la cual se enfatizó que los acuerdos bilaterales que se han firmado rigen esta relación", refiriéndose a las reuniones donde se firmaron múltiples acuerdos, incluidos los de Oslo en 1993.  

Según Al-Sheik, se acordó transferir todo lo que se debía financieramente a la ANP y “organizar otra reunión pronto". Según la agencia de noticias oficial palestina Wafa, Al-Sheik se reunió también con el general y jefe de la Unidad de Coordinación de las Actividades del Gobierno Israelí en los Territorios Palestinos (COGAT), Kamil Abu Rukoun. Pero desde la organización, consultada por AFP, no se han hecho comentarios acerca de estos encuentros.

Las actividades de coordinación entre la Autoridad Palestina y el Estado hebreo se reanudaron el martes después de recibir "compromisos escritos y verbales por parte de los israelíes”, ha afirmado Al-Sheik. El primer ministro de Palestina, Mohammed Shtayyeh, indicó más tarde que estaban reanudando "el contacto con los israelíes sobre cuestiones financieras, políticas y de salud".

Observador ONU Palestina Mladenov
AP/ADEL HANA - El Coordinador Especial de las Naciones Unidas para el Proceso de Paz de Oriente Medio, Nickolay Mladenov
¿En qué consistían los Acuerdos de Oslo de 1993?

Los Acuerdos de Oslo se firmaron en 1993 por Mahmoud Abbas, de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), y el ministro de Exteriores israelí, Shimon Peres. Estos acuerdos, en principio, establecían un período de cinco años para negociar un acuerdo permanente.

Durante este período sería el Gobierno israelí el que se responsabilizaría de “los asuntos exteriores, la defensa nacional y las fronteras”. En este sentido, Israel seguiría siendo responsable de la seguridad en las fronteras internacionales y los puntos de cruce con Egipto y Jordania. Además, Israel también conservaría la responsabilidad de la seguridad en Cisjordania y la Franja de Gaza.

Estas medidas no son de agrado para el pueblo palestino, por ello los Acuerdos de Oslo contemplaron un autogobierno interino palestino: la Autoridad Nacional Palestina (ANP). La idea era transferirte a éstos los poderes y responsabilidades en Cisjordania y la Franja de Gaza. Las competencias transferidas a la ANP en determinadas áreas consistían en materia educativa, cultura, salud, bienestar social, tributación directa, turismo y el establecimiento de una Policía palestina.

Acuerdos de Abraham Casa Blanca
AFP/ SAUL LOEB - Firma de los Acuerdos de Abraham, en los que los países de Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos reconocen a Israel, en la Casa Blanca en Washington, DC, el 15 de septiembre de 2020
Reanudar las conversaciones no significa una solución política temprana

Desde la última coordinación con Israel hace seis meses, la Autoridad Palestina ya no recibe transferencias de impuestos (en particular de aduanas) recaudados por Israel en nombre de esta institución. Privada de estos ingresos, la ANP ha tenido que recortar los salarios de sus funcionarios en un momento en que la economía se está desacelerando debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

El presidente palestino Mahmoud Abbas justificó en mayo el fin de las actividades de coordinación de seguridad para protestar contra el proyecto israelí de anexar partes de Cisjordania, territorio ocupado por el ejército israelí desde 1967.

La reanudación de la coordinación entre israelíes y palestinos implicará que ambas autoridades vuelvan a cooperar en ámbitos cruciales como la seguridad y también podría ayudar a resolver el enfrentamiento que hay a nivel financiero, que ha derivado en que la ANP deje de recibir los impuestos que Israel recaudaba en su nombre según los Acuerdos de Paz de Oslo.

Mladenov, enviado especial de la ONU, destacó la importancia de la vuelta de la cooperación en el actual contexto de crisis sanitaria por el coronavirus, que preocupa sobre todo en Gaza, dado que la franja está muy poco preparada para un posible gran aumento de los casos.

Asentamientos en Palestina
AFP/ MENAHEM KAHANA - Vista aérea del asentamiento israelí de Tekoa en la Ribera Occidental ocupada, al sur de Belén

“Afectados ya por severas restricciones de movimiento y acceso, ciclos de escalada violenta y años de calamidad humanitaria y socioeconómica, los dos millones de palestinos que viven en los límites de Gaza se enfrentarían a consecuencias catastróficas con un gran brote”, subrayó el enviado.

En su presentación ante el Consejo de Seguridad, Mladenov expresó también su preocupación por la licitación pública israelí para la construcción de más de un millar de viviendas en la colonia de Givat Hamatos, en Jerusalén Este, y por las recientes demoliciones de edificios palestinos en zonas de la Cisjordania ocupada.

Pompeo visita Cirsjordania
PHOTO/PATRICK SEMANSKY - El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, está acompañado por el Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Gabi Ashkenazi, cuando llegan para una reunión informativa sobre seguridad en el Monte Bental en los Altos del Golán ocupados por Israel, el 19 de noviembre de 2020
Pompeo visita Cisjordania crispando la opinión de la OLP y Hamás

La reunión del jueves se produjo cuando el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se encontraba de visita en Israel y Cisjordania, donde visitó una colonia judía, la primera visita de este tipo de un ministro de Relaciones Exteriores de Estados Unidos.

El movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto en Gaza, calificó hoy de "acoso" a los palestinos la visita Pompeo. Esta "es una extensión del constante comportamiento agresivo de Pompeo contra el pueblo palestino, y es una clara señal para avanzar el proceso de la anexión gradual de Cisjordania", declaró Hazem Qasem, portavoz del movimiento, considerado grupo terrorista por la Unión Europea, Israel y Estados Unidos, entre otros.

Los sucesos de hoy, agregó Qasem, "confirman que los acuerdos de normalización firmados por Pompeo con varios regímenes árabes son resultado de una campaña de desinformación", y el hecho de que "algunas partes argumenten que los acuerdos vienen en el contexto de parar la anexión no es más que una ilusión de marketing".

Con esto se refería en concreto a Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, ya que con el anuncio de su establecimiento de relaciones con Israel, Abu Dabi argumentó que con este paso paralizaba la intención israelí de anexionar partes de Cisjordania, tal como le permitía el plan de paz presentado por Donald Trump a principios de este año.

Israel por su parte aseguró que los planes de anexión solo se suspendían temporalmente, pero que seguían (y siguen) encima de la mesa. 

Altos Golan
AFP/AFP - Mapa que localiza los Altos del Golán ocupados por Israel y el asentamiento judío de Psagot, visitado el jueves por el Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo

Hanan Ashrawi, portavoz de la OLP y miembro de su Comité Ejecutivo, señaló en un comunicado que "Israel está explotando este período transitorio para aprobar expansiones de asentamientos grandes y estratégicas y para otros pasos destructivos" y pidió una acción internacional “inmediata" para frenarlo.

También condenó los "esfuerzos desesperados de la administración Trump para dar al régimen colono israelí más recompensas políticas". Pompeo se convirtió hoy en el primer secretario de Estado estadounidense en visitar un asentamiento israelí en Cisjordania durante un viaje oficial, rompiendo con el protocolo que impedía hacerlo al no considerar las colonias territorio soberano israelí.

Hasta ahora, los representantes gubernamentales estadounidenses solo visitaban Cisjordania en el marco de visitas a las autoridades palestinas, no israelíes. Con este viaje a la colonia de Psagot, Pompeo ha tratado de dar un impulso al reconocimiento de las colonias como territorio legítimo israelí, algo que no asume ningún país de la comunidad internacional, que considera Cisjordania territorio palestino ocupado.