París confirma el hallazgo de los restos del avión estrellado en Malí

 -  

Redacción Atalayar
Foto: El avión siniestrado despegó de Uagadugú, la capital de Burkina Faso, con destino al aeropuerto de Argel. 
 
Las  autoridades francesas  confirmaron  que los restos del avión MD83 de la compañía española  Swiftair fletado por Air Algérie que desapareció tras despegar de Uagadugú   con destino a Argel, fueron  localizados en la región maliense de Gossi, ubicada cerca de la frontera con Burkina Faso. “El aparato ha sido claramente identificado a pesar de que se encuentra totalmente desintegrado. Un destacamento militar francés ha sido enviado al lugar para asegurar la zona y reunir información preliminar”, informaron desde la Presidencia de la República francesa. Poco antes del trágico hallazgo, el presidente francés, François Hollande,  había dicho que iban a ser  movilizados  todos los medios militares que su país tiene en Malí para localizar el avión, y que “la búsqueda durará el tiempo que haga falta”. El aparato, que volaba con 116 personas a bordo, fue encontrado a unos 80 kilómetros al sudeste de Gossi, confirmó el jefe del Estado Mayor de la Presidencia de Burkina Faso, general Gilbert Diendere en Uagadugú, citando como fuentes a habitantes de esa zona que vieron estrellarse la aeronave. “Creemos que es una fuente fiable, porque se corresponde con las últimas imágenes del avión en los radares antes de perderse el contacto con el control aéreo”, apuntó el general. Por su parte, el presidente de Malí, Ibrahim Bubacar Keita, confirmó que los restos del avión de Swiftair que se estrelló este jueves en el desierto del norte del país habían sido avistados entre las ciudades de Aguelhoc y Kidal, un área donde los grupos yihadistas que aún quedan en el tercio norte del país  -la región del Azawad- suelen ser muy activos,  lo que podría dificultar las labores de rescate. Por su parte, el ministro argelino de Transportes, Amar Ghul, informó de que el Gobierno de su país  había recibido informaciones de Malí de que habían aparecido “restos del avión” que fletó  Air Algérie. En una rueda de prensa en el aeropuerto de Argel, donde el Gobierno argelino instaló un gabinete de crisis, Ghul dijo que esos restos aparecieron en la región de Gao, donde “las investigaciones continúan”. Ghul especificó que esas informaciones “necesitan ser confirmadas”. El ministro añadió que su Gobierno envió a esa región de Malí a soldados argelinos para colaborar en las investigaciones. Ghul no dio más detalles sobre esos posibles restos, pero sus palabras van en el mismo sentido que la información aportada poco antes por la Policía maliense, que aseguró haber encontrado restos del avión cerca de la localidad de Gossi.
 
Malas condiciones meteorológicas
Los investigadores franceses y de otros países no descartan ninguna pista sobre el origen del siniestro, y el atentado terrorista es una de ellas, aunque no parece la más probable. Sobre la posibilidad de que se haya producido un siniestro debido a  las malas condiciones meteorológicas, el ministro francés de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, confirmó  que el piloto había solicitado un cambio de ruta para evitar el mal tiempo, y “desde ese momento, no hay noticias”. “No se puede excluir ninguna hipótesis”, pero “la única certidumbre que tenemos es la alerta meteorológica”, recalcó Fabius. Los medios argelinos también apuntaron en la misma dirección. El avión no estaba lejos de la frontera argelina cuando se pidió a la tripulación que cambiara de rumbo debido a una mala visibilidad y por riesgo de colisión con otro avión que efectuaba la ruta Argel-Bamako. Y en efecto parece que el vuelo atravesó una zona con numerosas tormentas con ráfagas de fuertes vientos y una importante actividad eléctrica. Fabius dijo también que su Gobierno había  contactado con las familias de los 51 franceses que iban a bordo del avión siniestrado para reunirlas  a todas este sábado, en París, para darles las informaciones disponibles. El ministro de Transportes de Burkina Faso, Jean Bertin Ouedrago, informó de que el avión solicitó cambiar de ruta a la 1.38 hora GMT (3.38 hora peninsular española) porque había una tormenta en su rumbo. La compañía argelina ya había informado de que los servicios de navegación aérea contactaron por última vez con el vuelo AH5017 cincuenta minutos después de despegar de la capital de Burkina Faso. Según la información aportada por la Unión Sindical de Controladores Aéreos, la zona en que cayó el avión es considerada una nueva ruta de la droga.
 
Numerosas nacionalidades
El avión de la compañía española Swiftair operado por Air Algérie que se estrelló en el norte de Malí, volaba de Uagadugú, la capital de Burkina Faso, a Argel,  y en su interior viajaban 51 franceses, 24 burkineses, 8 libaneses, 6 argelinos, 5 canadienses y 4 alemanes,  un ciudadano suizo, un belga, un camerunés, un ucraniano, un egipcio, un nigeriano y un maliense, además de una tripulación compuesta por seis españoles, dos pilotos y cuatro miembros  de cabina de pasajeros. Los españoles eran de origen madrileño, vasco y mallorquín. La compañía aseguró que “coordinará esfuerzos con Air Algérie y prestará toda la asistencia necesaria a las autoridades en sus esfuerzos por esclarecer las causas de este incidente. Tan pronto podamos comprobar cualquier información adicional, emitiremos nuevos comunicados. Entretanto, acompañamos a todos los afectados en su sentimiento ante tal tragedia”. En cuanto a la aeronave, Swiftair  afirmó que es un MD83 con matrícula EC-LTV, fabricado en 1996 y dotado de dos motores Pratt and Whitney JT8D-219 PW, con una configuración para 165 pasajeros. Además, la compañía española explicó que el aparato dispone de las “aprobaciones operacionales categoría III BRNAV, FMS/GPS, TCAS II y RVSM”.