Para los 10.000 empleos ofertados para la recogida de la fresa en Huelva, el servicio de empleo andaluz solo recibe 500 solicitudes

La recogida de la fresa y cítricos proporciona alrededor de 90.000 puestos de trabajo, más de la mitad ocupados por extranjeros
Recogida de fresas

Pixabay  -   Recogida de fresas

Hace varios meses el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) ofertó alrededor de 10.000 puestos de trabajo de cara a cubrir con anticipación diversos puestos para la recogida de la fresa y cítricos en Huelva. Una convocatoria para la que, dado el paro en la región dentro del sector agrario (unas 9.000 personas dadas de alta aproximadamente), se esperaba una enorme afluencia de solicitudes. La realidad, según los datos recogidos a finales de noviembre, es que se recibieron apenas 500 solicitudes en la web del SAE

Tal y como se ratificó en el encuentro entre los empresarios, sindicatos y la Dirección General de Migraciones; se contratará a 25.000 jornaleras comunitarias (de Bulgaria y Rumanía principalmente), 12.000 trabajadoras no comunitarias sin contrato en su país de origen y más de 14.000 no comunitarios pero que vendrán contratadas desde Marruecos. De hecho, en este grueso se contará con las que ya han trabajado en la recogida anteriormente y además vendrán otras 6.000 personas a trabajar por primera con contrato en origen también desde Marruecos. 

En esta reunión mantenida en Madrid, además de cuantificar la mano de obra necesaria, también se modificó el Código de Buenas Prácticas para la Campaña Agrícola de Temporada para garantizar unas condiciones de trabajo adecuadas. Se acordó que los temporeros puedan acceder a viviendas gratuitas, que tengan unas condiciones dignas para vivir en ellas además de proporcionar la formación necesaria para el desempeño del trabajo a los capataces. 

¿Faltan trabajadores nacionales? 

Ante el dato del recibo de tan solo 500 solicitudes para los 10.000 puestos de trabajo ofertados, el presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Huelva (ASAJA Huelva), José Luis García Palacios recriminó que “no es de recibo” el tener que traer mano de obra de otras regiones dado el alto desempleo que se registra en la provincia onubense y otras partes de Andalucía

Ante la polémica generada por este asunto, Manuel Piedra, secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores de Huelva, negó que exista “desinterés” en trabajar por parte de los onubenses, y achaca este fenómeno a “los trabajadores fidelizados”. Según recogen medios locales, Piedra señala que las pocas solicitudes enviadas se deben a varios factores. Por un lado lo achaca a que se trata de trabajos que comienzan en Marzo, por lo que muchos y muchas se apuntan más tarde. Por otro lado, destaca que existe una alta “fidelización” de los empleados de años anteriores que “esperan” a que los propios empresarios los llamen “como cada año”. También ha subrayado que muchos desconocen la plataforma en la que tienen que apuntarse y “hablan directamente con el capataz”.

Anticipación de las contrataciones en origen y llegadas escalonadas

Este año, para intentar evitar imprevistos de última hora con las contrataciones de personal extranjero, se ha adelantado varios meses la burocracia y se ha designado que la llegada de las trabajadoras extranjeras sea de forma escalonada. 
Así pues, desde la Subdelegación del Gobierno se ha informado que entre las llegadas se repartirán entre diciembre, enero, febrero y ya en marzo el grueso de la mano de obra necesaria. Solo de Marruecos, han pronosticado la contratación de unas 19.000 personas de las cuales se espera que lleguen en diciembre 1.400; 1.900 en el mes de enero y alrededor de 3.900 en febrero. Ya en el mes de marzo, cuando comienza de lleno la campaña, llegarán otras 12.000 temporeras. 

Pero a pesar del número de nuevas contrataciones (algo más de 6.000), Manuel Piedra ha declarado que la mano de obra “no está cubierta” y ha recordado que en ocasiones pasadas, como la campaña del 2019, de las más de 19.000 trabajadoras que se habían contratado desde sus países de origen; finalmente solo acudieron 14.000. Estos desequilibrios hacen –según destaca- que los empresarios no tengan tiempo de reaccionar y tengan que ajustar e intercambiar a las cuadrillas de la recogida de arándanos y frambuesas para la fresa. Pese a ello, el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores onubenses garantiza que habrá una gran producción gracias “al clima” y a la “calidad” del producto.