PUBLICIDAD

Iberdrola

Pedro Sánchez reconoce el plan marroquí para el Sáhara como la “base más seria, realista y creíble”

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos anuncia la visita del ministro Albares a Rabat antes del comienzo del Ramadán, así como la de Sánchez próximamente
PHOTO/PALACIO REAL DE MARRUECOS - Fotografía de archivo, Pedro Sánchez, es recibido por el Rey de Marruecos Mohammed VI antes de su almuerzo en el Palacio Real de Rabat, Marruecos, el lunes 19 de noviembre de 2018

PHOTO/PALACIO REAL DE MARRUECOS  -   Fotografía de archivo, Pedro Sánchez, es recibido por el Rey de Marruecos Mohammed VI antes de su almuerzo en el Palacio Real de Rabat, Marruecos, el lunes 19 de noviembre de 2018

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha dado un paso fundamental respecto a la cuestión del Sáhara Occidental. En una carta dirigida al rey Mohammed VI, el mandatario español ha considerado la iniciativa marroquí de autonomía “como la base más seria, realista y creíble para la resolución” del conflicto en la región.

En la misiva, Sánchez también reconoce “la importancia de la cuestión del Sáhara para Marruecos”, un aspecto que, desde Rabat, han recalcado en varias ocasiones. Asimismo, el líder español elogió “los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos en el marco de las Naciones Unidas para encontrar una solución mutuamente aceptable”.

Por otro lado, Sánchez aludió a las relaciones bilaterales entre ambos países, destacando que las dos naciones “están indisolublemente unidos por afectos, una historia, una geografía, intereses y una amistad compartida”. Por esta conexión a tantos niveles, el presidente recuerda que “la prosperidad de Marruecos está ligada a la de España, y viceversa”.pedro sanchez-mohammed vi

Esta fuerte unión también impulsa la asociación entre Rabat y Madrid, por lo que el mandatario español subrayó su “determinación para afrontar juntos los desafíos comunes, especialmente la cooperación de la gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo y el Atlántico, con un espíritu de total cooperación”. “Todas estas acciones se llevarán a cabo con el objetivo de garantizar la estabilidad y la integridad territorial de los dos países”, añadió Sánchez. 

“Nuestro objetivo es el de construir una nueva relación, basada en la transparencia y la comunicación permanente, el respeto mutuo, y el respeto a los acuerdos firmados por ambas partes, la abstención de toda acción unilateral para estar la altura de la importancia de todo lo que compartimos”, admite Sánchez, expresando así el deseo de Madrid de mejorar las relaciones diplomáticas, deterioradas desde el pasado mes de abril

En este sentido, y con el objetivo de continuar este acercamiento, España “actuará con la absoluta transparencia” con Marruecos, al que considera “un gran amigo y aliado”. “Le aseguro que España siempre cumplirá sus compromisos y su palabra”, agrega Sánchez en su mensaje. 

De esta manera, España se posiciona en la cuestión del Sáhara, algo que Marruecos llevaba tiempo solicitando. Igualmente, se une a otros países como Estados Unidos o Alemania que también respaldan la autonomía marroquí para la región. Esta decisión cambiará el rumbo de las relaciones hispano-marroquíes, muy condicionadas por la política y, en concreto, por este asunto.

La entrada en España de Brahim Ghali, líder del Frente Polisario, distanció a los dos Reinos, aunque desde Madrid se han dado ciertos pasos para recuperar este vínculo. El rey, Felipe VI, ha sido una figura clave en este aspecto enviando mensajes de cordialidad a su homólogo. También, la sustitución de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, por José Manuel Albares, fue un gesto que comenzó a sentar las bases para ese anhelado acercamiento. 

Marruecos celebra la decisión de España

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos, Rabat "aprecia mucho las posiciones positivas y los compromisos productivos de España sobre la cuestión del Sáhara marroquí". El Ministerio de Nasser Bourita también señala una "asociación bilateral en el marco de las nuevas bases y parámetros, subrayados en el Discurso Real del pasado 20 de agosto".

En dicho discurso, el monarca Mohammed VI instó a "inaugurar una nueva etapa en las relaciones entre nuestros dos países, basada en la confianza, la transparencia, la consideración mutua y el respeto de los compromisos". 

Marruecos también ha aludido una visita a Rabat programada a finales de este mes de marzo del ministro Albares. Asimismo, el comunicado revela que "más adelante se programará también una visita del presidente del Gobierno español al Reino de Marruecos"