Ramos-Kroos-Benzema superan a Ansu Fati-Messi y Jordi Alba

Los jugadores blancos dieron un cambio radical en su juego y nada tuvieron que ver con los que hicieron el ridículo frente al Cádiz y Shakhtar Donetsk
Leo Messi

PHOTO/AFP  -   Leo Messi

El equipo blanco vence 1-3 a un Barcelona inferior en un Camp Nou vacío por el Covid 19.

Ansu Fati Messi y Jordi Alba no fueron suficientes para doblegar a un buen Real Madrid. La mayoría de los jugadores blancos sufrieron un cambio radical en su actitud y su juego.

Nacho mejoró muchísimo, Lucas Vázquez parecía Cafú, Valverde un pulmón en el centro del campo que se incorporaba al ataque y se replegaba para ayudar a Casemiro y Kroos. Fruto de ello fue el primer gol del Madrid. Vinícius, sin ser lo explosivo del pasado año, encaraba y se lo ponía difícil a la defensa del Barsa.

El Real Madrid mejoró en defensa con Mendy, muy sobrio, aunque realmente en ataque no aporta mucho. Pero da más seguridad.

Varane con algunas lagunas. Pero con Sergio Ramos al lado se muestra más sólido. Un soberbio Sergio Ramos que ordenó la defensa y además provocó el segundo gol por el penalti de Lenglet.

Polémica jugada en la que el VAR pitó el penalti. El defensa francés del F C Barcelona en cada córner se la jugaba. No puedes defender a los atacantes en un córner tirando de la camiseta. Es muy escandaloso. Los jugadores que tienen más veteranía y más experiencia rodean con los brazos a los atacantes para detener su movilidad sin que se vea una falta flagrante. En el momento que tú agarras de la camiseta estás jugando con fuego porque en las imágenes no va a haber duda. Cuando la camiseta sobresale 20 o 30 cm cuando el delantero quiere zafarse, es muy fácil de pitar falta.

También es cierto que depende el equipo que sea, te lo pidan o no. El Betis esta semana reclamaba una jugada similar que no mereció falta máxima a criterio del árbitro. Fue igual a esta de Lenglet.

Tiene que haber unanimidad en los árbitros, los que están en el campo y los que están en el VAR. Siguen siendo protagonistas, a mi entender innecesariamente porque la norma está muy clara y hay que evitarlo. Cuando pites todos los agarrones los jugadores dejarán de hacerlo.

Kroos se hizo dueño del centro del campo ante un Busquets que está muy lejos del jugador que todos recordamos. Casemiro, contundente, aunque excesivamente lento en algunas acciones con pérdidas que pudieron costar caro al Real Madrid.

Asensio se despistó en el tanto azulgrana, no siguió a Jordi Alba y el jugador azulgrana puso un balón medido a Ansu Fati al que Ramos no llegó. El de Camas había tirado un fuera de juego que rompió Varane, un tanto despistado el francés. Asensio a partir de ese momento solo se dedicó a controlar las subidas de Alba y poco se le vio en el partido ya que no tenía pulmones para aguantar ese ritmo, cosa que si tuvo Valverde hasta que acabó exhausto y fue sustituido por Rodrigo.

Apareció el mejor Benzema. Un maestro a la hora de ofrecerse, aguantar el balón, abrir espacios y dar oxígeno a sus compañeros. Le faltó el gol, pero es que si Karim estuviera más acertado de cara al gol podríamos pensar en un firme candidato al balón de oro.

Por el contrario, el Barcelona, salvo la frescura y la anticipación de Ansu Fati, el desequilibrio de Messi y las incorporaciones de Jordi Alba no aportó nada más al partido. El meta madridista salvo un mano a mano con el crack argentino y nada más inquietó el conjunto blaugrana.

En cambio, Neto tuvo varias intervenciones muy acertadas a remates de Kroos, Benzema y Ramos que pudieron haber terminado en un marcador amplio.

El nuevo lateral Dest parece que puede aportar destellos al juego azulgrana. Todavía es pronto, pero puede ser un buen elemento para el Barcelona.

Lenglet no cubre el hueco dejado por Puyol, ni siquiera el de Umtití, cuando el francés estaba en forma y fue campeón del mundo. Se carga enseguida de tarjetas y hace muchos penaltis.

Como dijimos antes Busquets no está bien, De Jong lo intenta, pero no acaba de desequilibrar y Coutinho no fue el de principio de temporada.

Griezmann salió en el minuto 82 por Fati y tampoco tuvo oportunidad, lo mismo que Dembelé, coincidió con la mejor fase del Madrid.

De momento la mano de Koeman solo se está viendo con los equipos en teoría inferiores. El Sevilla le superó y el Madrid le ha superado hoy. 

El miércoles le espera la Juventus de Turín. Cristiano y compañía….. ya pueden apretar. 

El Madrid el martes con el Borussia de M” Gladbach y el Sevilla el miércoles con el Stade Rennais.