Reino Unido prohíbe la entrada a pasajeros provenientes de algunos países de América Latina, Portugal, Panamá y Cabo Verde

Esta medida se ha tomado tras el descubrimiento de la nueva variante brasileña del coronavirus
Atalayar_Aeropuerto Londres Reino Unido

REUTERS/TOBY MELVILLE  -   Personas sentadas en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, Gran Bretaña

El Gobierno de Reino Unido ha decidido urgentemente prohibir los viajes desde varios destinos de América del Sur, Portugal, Panamá y Cabo Verde. Con esta medida se pretende evitar la propagación de una nueva variante del coronavirus a Reino Unido, en este caso de la versión brasileña. 

A partir de este viernes 15 de enero ya no tendrán acceso los pasajeros que en los últimos 10 días hayan estado o hayan transitado por Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Cabo Verde, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Paraguay, Panamá, Portugal (incluidas Madeira y las Azores), Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Asimismo, se excluye a los ciudadanos británicos e irlandeses y también a los nacionales de terceros países con permisos de residencia en el país. Podrán entrar a Reino Unido, pero deberán guardar una cuarentena de 10 días desde su llegada junto con los convivientes si se diera el caso.

Desde finales del año pasado han aparecido una variante británica y otra sudafricana que son más contagiosas y además están abundando. Pero también se ha anunciado una tercera mutación originada en la Amazonía brasileña cuyo descubrimiento se dio en Japón. Esto ha conducido a que el Gobierno británico tome estas medidas. 

Atalayar_Aeropuerto Manchester Reino Unido
AFP/OLI SCARFF - Un miembro del personal se encuentra con un dispositivo de control de la temperatura corporal en la entrada del control de pasaportes en la Terminal 1 del aeropuerto de Manchester, Inglaterra

Científicos de diez instituciones, entre ellas el Imperial College de Londres y la Universidad de Oxford, ambas en Inglaterra, y el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, publicaron este miércoles un artículo en el que describían que esta variante, denominada P.1., podría ser más contagiosa

Además la prohibición de la entrada de pasajeros provenientes de otros países se ha dado por ser considerados países con fuertes vínculos de viaje con Brasil, como por ejemplo Portugal

A partir del lunes 18, todos los pasajeros de todos los destinos deberán presentar un resultado negativo de la prueba de COVID-19 para poder entrar a Inglaterra. Se pretende así protegerse contra las nuevas variantes que circulan internacionalmente e identificar a aquellos que pueden ser infecciosos.

Mientras tanto, siguen en pie las restricciones nacionales en Inglaterra que se introdujeron el 6 de enero. Los ciudadanos ingleses deben quedarse en casa a menos que deban ir a trabajar, comprar u otras funciones esenciales. Las personas no pueden viajar ni nacional ni internacionalmente a menos que sea por trabajo o razones legalmente permitidas. Las sanciones por infracción van desde 200 libras británicas a 6.400.