Reino Unido y Alemania permiten a Huawei proveer red 5G a falta del anuncio oficial de España

 -  

Alex Erquicia

Pie de foto: El Gobierno británico permitirá a Huawei contribuir a la instalación de la red 5G en el Reino Unido pese a las advertencias sobre las posibles amenazas de seguridad que podría implicar. AFP/NIKLAS HALLEN

Para los gobiernos internacionales, la cuestión geopolítica del momento es si pueden confiar en Huawei, la empresa de China líder mundial de la industria de las telecomunicaciones, con el desarrollo de las redes 5G en sus países. Estados Unidos impulsa una campaña mundial para no permitir a la empresa desplegar las nuevas redes de telecomunicaciones, como ya ha hecho en su país, alegando que trabajar con la empresa puede suponer riesgos de seguridad para los países y acusándola de que hacerlo podría ser un "caballo de Troya" para las redes de espionaje de Pekín.

Tras meses de rumores el Reino Unido permitirá a Huawei desarrollar partes de la infraestructura 5G en el país. Se suma a la decisión de Alemania de no excluir del proceso para la creación de la nueva red 5G del país germano, como aseguró el presidente de la agencia federal de redes germano, el regulador, al Financial Times. La decisión de ambos países, que adelantó Atalayar, señala lo que puede ser la posición común de la Unión Europea respecto al despliegue de las redes 5G en el bloque comunitario. Las decisiones de Reino Unido y Alemania se producen unas semanas después de que la Comisión Europea pidiera a los gobiernos que lleven a cabo evaluaciones de riesgo a nivel nacional, de aquí a junio, tras evitar pronunciarse específicamente sobre una postura comunitaria hacia Huawei. La estrategia oficial de la Comisión, el criterio único sobre la seguridad y el control en el despliegue de las redes 5G, llegará a finales de este año.

Pie de foto: EEUU asegura que Huawei podría ser un "caballo de Troya" para las redes de espionaje de Pekín. REUTERS/DADO RUVIC/ILLUSTRATION

El matiz que anuncia el gobierno británico está en que la empresa China, el primer fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, tendrá restricciones que limitarán la participación de Huawei a la infraestructura no crucial (non core) del proyecto de desarrollo 5G. Han sido las voces más críticas con el asunto las que han logrado que se prohíba a la empresa china desarrollar partes más sensibles, del núcleo duro, del despliegue de las nuevas redes de telecomunicaciones, algo que refleja las existentes preocupaciones ciberespionaje. La empresa china todavía no se ha pronunciado sobre la decisión de Reino Unido de limitar el acceso al desarrollo de 5G.

De esta manera Reino Unidos se distancia, un poco más, de EEUU y de la campaña del presidente Donald Trump en la que llama a los gobiernos a no permitir a Huawei  desarrollar la implantación de la estructura de las redes 5G. La administración Trump ya ha prohibido completamente a empresas chinas trabajar en sus infraestructuras de telecomunicaciones. Los otros países que por ahora han replicado dicha decisión son Australia, Nueva Zelanda, o Japón que ya han cerrado las puertas de futuras redes 5G a Huawei.

Pie de foto: La Primera Ministra de Gran Bretaña, Theresa May, que preside el Consejo Nacional de Seguridad del Reino Unido, que dio luz verde a que la firma china tenga un acceso limitado para poder construir parte de la infraestructura 5G. REUTERS/GONZALO FUENTES

España y Huawei

El asunto, una cuestión prioritaria para la Unión Europea, también afecta directamente a España, que todavía no ha confirmado públicamente su decisión de permitir a Huawei desarrollar la tecnología de conexión inalámbrica a internet 5G. El tema fue uno de las preocupaciones que le expresaron al ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación español, Josep Borrell, el jefe de la diplomacia norteamericana, Mike Pompeo, y el consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, durante su visita a Washington a principios de abril, según informó David Alandete.

El propio ministro Borrell, se pronunció sobre el gran debate tecnológico global y la inquietud que despierta China en la actualidad, en un coloquio en Casa América, en Madrid. "Cuando EEUU nos dice directamente 'cuidado con la empresa Huawei' y que intentemos no trabajar demasiado con ella porque plantea problemas de seguridad, de repente los europeos decimos '¿cómo no vamos a trabajar con Huawei? Si no lo hacemos con ellos, ¿con quién lo hacemos?'.

Durante su intervención, apeló a preguntarles a las grandes empresas de telecomunicaciones europeas, empezando por las españolas, al respecto y decirles que no pueden contar con Huawei para el desarrollo de las redes 5G. "Te dirán que ni hablar del peluquín, que tienen que hacerlo con ellos porque no sabrían con quién hacerlo si no", en una clara referencia de la posición relegada en la que se encuentran tanto el gobierno español como el sector privado (y comunitario) en su relación con Huawei.

"Lo que más preocupa es que de las seis grandes empresas capaces de controlar las tecnologías 5G solo una pertenece a un país de la Alianza Atlántica y esa es Nokia (además está en Finlandia, que no es parte la Alianza, pero cuenta con capital estadounidense). Las otras son coreanas o chinas", dijo el ministro Borrell durante la presentación del informe "Estados Unidos y Europa: tendencias para un futuro" elaborado por la Escuela de Asuntos Públicos y Globales del Instituto de Empresa (IE) y la Fundación Alternativas.

En Bruselas, en marzo, Borrell dijo "para las empresas españolas de telecomunicaciones, en particular para Telefónica, sus relaciones con Huawei son muy importantes. España no tiene ningún prejuicio en contra de nadie".

Pie de foto: Richard Yu, CEO de Huawei, durante la presentación del smartphone Huawei P30. AP PHOTO/THIBAULT CAMUS

Resultados exitosos

El gigante chino de las telecomunicaciones Huawei anunció que pese a las acusaciones de de espionaje e infracciones de ciberseguridad durante los últimos meses su facturación aumentó un 39 % interanual durante el primer trimestre de 2019. En un comunicado publicado en su página web, la compañía, que no cotiza en bolsa, apuntó que su margen de beneficio neto se situó en torno al 8 %, "ligeramente superior al del mismo período del año pasado". La firma explica que, a finales de marzo, había firmado ya 40 contratos comerciales de 5G con "operadoras líderes a nivel global", y que ha vendido más de 70.000 estaciones base 5G "a mercados de todo el mundo", según recoge EFE.

Huawei está en busca y captura por EEUU desde que a principios de diciembre Meng Wanzhou, la directora financiera de Huawei, fuera arrestada en Canadá, a petición de Washington por una supuesta violación de las sanciones impuestas por Washington a Irán. Aunque desde mediados de diciembre Meng disfruta de libertad bajo fianza en Canadá. El 1 de mayo se celebrará la vista para la extradición a territorio estadounidense de la ejecutiva de Huawei.

En su proceso de búsqueda de legitimación de su perfil político para poder desarrollar las redes 5G alrededor del mundo Huawei respira tras los anuncios de Reino Unido y Alemania. Queda por saber las decisiones de varios países europeos de peso, como España, y de la posición común de la Unión. Mientras tanto, la capacidad tecnológica creciente china hace que la carrera hacia las 5G avance a velocidad de fibra óptica. Se trata de la pieza central de la carrera tecnológica mundial y China está decidida a hacerla suya.