Repsol afianza su presencia en el proyecto gasístico argelino de Reggane Nord

 -  

Redacción Atalayar
Foto: Antoni Brufau, presidente de Repsol
La multinacional española del sector energético Repsol ha afianzado su presencia en el proyecto de desarrollo gasístico Reggane Nord, en el suroeste de Argelia, porque lo considera clave para el crecimiento de la compañía. Así lo contempla Repsol desde 2012, cuando decidió invertir en este negocio. La multinacional apostó estratégicamente por Reggane Nord de 2012 hasta 2016. Dos años después, la buena marcha del proyecto confirma que la apuesta de la empresa española fue acertada. En este proyecto, Sonatrach, la empresa estatal argelina que se ocupa de la producción, el transporte, la transformación y la comercialización de los hidrocarburos, tiene en sus manos el 40% del capital, y Repsol, con el 29,25%, es la firma extranjera con mayor nivel de participación. Las otras dos empresas del consorcio son las multinacionales alemana e italiana RWE-DEA y Edison, que tienen una participación del 19,50% y del 11,25%, respectivamente. Repsol está presente en Argelia desde 1973 y a partir de  2008 reforzó sus vínculos con las autoridades locales y su socio Sonatrach. Además de Reggane Nord, Repsol participa también  en la explotación de unos proyectos productivos en  Isauane y en  Tin-Fuye Tabankort y en una misión exploratorio en  Illizi. En abril de 2013, la compañía que dirige Antoni Brufau  realizó  un gran descubrimiento de gas en Argelia, en el denominado  bloque Sud-Est Illizi, cercano a la frontera con Libia y a la  zona de las instalaciones de grandes multinacionales como BP y Statoil que fueron objeto de un ataque terrorista en enero del mismo año  con decenas de muertos.

El pozo perforado, Tin Essameid Est-1 (TDE-1), alcanzó una profundidad total de 1.512 metros. Las primeras pruebas realizadas, en una columna de 56 metros,  produjeron un volumen de gas de 235.000 metros cúbicos al día. El primer descubrimiento se produjo en noviembre de 2012 a una profundidad de 1.073 metros y las primeras pruebas estimaron un volumen de gas de 105.000 metros cúbicos por día en el pozo Tihalatine South-1 (TIHS-1). En el caso de Reggane Nord, los responsables del proyecto, según informó esta semana la prensa argelina,  adjudicaron a la empresa británica del sector de la energía Petrofac la realización de una serie de infraestructuras necesarias para la buena marcha del negocio por un importe de 976,05 millones de dólares. Petrofac se hará cargo de la construcción de la base industrial del complejo. Las obras durarán 36 meses, según anunció el presidente de Sonatrach, Abdelhamid Zerguine, tras la firma del acuerdo con la compañía británica. Las previsiones de los técnicos apuntan a que la explotación del complejo gasístico durará 30 años, como lo estipula un plan de desarrollo aprobado en 2011