Repsol y Zallaf Libia analizan la cooperación petrolífera y gasista conjunta

La compañía española y la libia pretenden colaborar en materia de exploración, desarrollo y producción de petróleo y gas en los campos de Murzuq y Ghadames
Logotipo de la empresa petrolera española Repsol

REUTERS/Sergio Pérez  -   Logotipo de la empresa petrolera española Repsol

Las empresas petrolíferas Repsol y Zallaf ha mantenido contactos encaminados a profundizar en la cooperación conjunta de cara a desarrollar su negocio petrolífero y gasista. En la sede principal de Zallaf en Libia se celebró una reunión entre representantes de la compañía española y de la libia.

El diálogo se centró en revisar las actividades de Zallaf y analizar formas de cooperación conjunta entre esta y Repsol en el campo de la exploración, desarrollo y producción de petróleo y gas en los campos de la propia Zallaf en las cuencas de Murzuq y Ghadames. Además, se habló sobre la opción de oleoducto para transportar petróleo crudo a la refinería de Zawia en el país norteafricano. 

En el encuentro también se discutió cómo beneficiarse de la experiencia de la empresa Repsol en la implementación de proyectos de desarrollo sostenible y responsabilidad social en las áreas de producción y operaciones aledañas, como informó la propia empresa Zallaf.

Estos contactos llegan después de la reactivación del sector petrolero en Libia, país sumido en una guerra civil protagonizada por el Gobierno de Acuerdo Nacional del primer ministro Fayez Sarraj, radicado en Trípoli y sustentado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), Turquía, Qatar e Italia; y el Ejército Nacional libio del mariscal Jalifa Haftar, asociado al otro Ejecutivo oriental de Tobruk y apoyado por Rusia, Francia, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Egipto. 

En las últimas fechas se llevaron a cabo importantes diálogos para pacificar el país entre ambos bandos, llevados a cabo en enclaves como Bouznika (Marruecos), Hurgada (Egipto) y la propia Ghadames. De estos contactos salieron importantes avances de cara a alcanzar una paz y estabilidad nacional, incluso con el anuncio por parte de la ONU de la celebración de unas elecciones para el próximo 24 de diciembre de 2021. 

Precisamente, el sector energético volvió a ponerse en marcha tras estas últimas negociaciones, incluido el campo del petróleo y el gas. Algo que parece que pueden empezar a aprovechar empresas tan importantes en el ámbito internacional como la española Repsol.